Agentes de inteligencia venezolanos detuvieron este jueves a la madrugada a Roberto Marrero, jefe del despacho de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

Los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) le revolvieron sus pertenencias, le dejaron todo tirado y se lo llevaron detenido.

"Secuestraron a @ROBERTOMARRERO, jefe de mi despacho. Él denunció a viva voz que le sembraron (pusieron intencionalmente en su casa) dos fusiles y una granada", señaló Guaidó en Twitter, al tiempo que exigió que el político sea "liberado de inmediato".

Marrero fue arrestado en la madrugada por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) tras allanamientos a su residencia y a la del diputado opositor Sergio Vergara, quien vive cerca, en el sector capitalino de Las Mercedes.

Según Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, el procedimiento comenzó a las 02:00 locales (06:00 GMT) y se desconoce el paradero de su colaborador.

Cuando se lo llevaban preso "me gritó que le habían metido dos fusiles y una granada. Ellos (los funcionarios del Sebin) lo mandaron a callar y le dije que tuviera mucha fuerza", declaró Vergara a periodistas.

El parlamentario contó que durante el registro unos 15 agentes lo pusieron boca abajo y "violentaron" su vivienda, al tiempo que le preguntaban por la ubicación de Marrero, un abogado que ha trabajado en la Asamblea Nacional (Parlamento).

Durante el operativo que duró unas dos horas estuvieron presentes dos fiscales, añadió.

"Empezaron a golpear la vivienda de Roberto Marrero, que está a unos cuantos metros de la puerta mía, hasta que lograron ingresar", relató. Un chofer que trabaja para el Legislativo también fue apresado.

"La dictadura sigue secuestrando a los ciudadanos", afirmó Vergara.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: