Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, desea incrementar la utilidad de la red social para mantener a los miles de millones de usuarios de Facebook enganchados, dijeron personas involucradas en el esfuerzo. (Jim Wilson/The New York Times)
Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, desea incrementar la utilidad de la red social para mantener a los miles de millones de usuarios de Facebook enganchados, dijeron personas involucradas en el esfuerzo. (Jim Wilson/The New York Times)

SAN FRANCISCO — Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, planea integrar los servicios de mensajería propiedad de Facebook —WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger— para afirmar el control que tiene en las extensas divisiones de la empresa en una época en que su negocio se ha visto afectado por escándalos.

Los servicios seguirán operando como aplicaciones independientes, pero su infraestructura técnica subyacente se unificará, dijeron cuatro personas involucradas en la iniciativa. Eso unirá a tres de las redes de mensajería más grandes del mundo, que suman más de 2600 millones de usuarios, lo que le permitirá a la gente comunicarse a través de las plataformas por primera vez.

La decisión requiere que miles de empleados de Facebook reconfiguren la manera en que WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger funcionan en sus niveles más básicos. Facebook aún está en las primeras etapas de las obras y planes para completar la unificación para finales de este año o a principios de 2020, comentaron las personas involucradas.

Zuckerberg también ha ordenado que todas las aplicaciones incorporen cifrado de extremo a extremo, señalaron, una medida significativa para que los mensajes solo puedan ser vistos por los participantes de una conversación.

Al unir la infraestructura de las aplicaciones, Zuckerberg quiere aumentar la utilidad de la red social, al mantener a los miles de millones de usuarios inmersos en su ecosistema. Si la gente recurre con más regularidad a las aplicaciones propiedad de Facebook para enviar mensajes de texto, quizá se deshagan de servicios rivales de mensajería, como los de Apple y Google. Si los usuarios interactúan con más frecuencia con las aplicaciones de Facebook, la empresa quizá también pueda mejorar su negocio publicitario o agregar nuevos servicios para generar ganancias, agregaron las personas.

Mediante un comunicado, Facebook señaló que quería "crear la mejor experiencia de mensajería posible; la gente desea enviar mensajes de manera rápida, sencilla, confiable y privada". Agregó: "Estamos trabajando en hacer que nuestros productos de mensajería cuenten con cifrado de extremo a extremo y estamos ideando la forma en que sea más fácil comunicarse con amigos y familiares entre una red y otra".

La decisión de Zuckerberg de tener más control respecto de los negocios separados de Facebook ocurre después de dos años de escrutinio de su red principal, que ha sido criticada por permitir interferencias en las elecciones y la divulgación de desinformación. Esos y otros problemas han lentificado el crecimiento de Facebook y han dañado su reputación; los legisladores y reguladores en todo el mundo están en estado de alerta. Zuckerberg se ha disculpado en repetidas ocasiones y ha prometido solucionar el problema.

(Jason Henry/The New York Times)
(Jason Henry/The New York Times)

Fusionar las aplicaciones de Facebook es un revés drástico a la postura previa de Zuckerberg acerca de WhatsApp e Instagram, que adquirió como empresas independientes. Cuando ocurrió la compra, Zuckerberg prometió que WhatsApp e Instagram tendrían mucha autonomía respecto de su empresa matriz. (Facebook Messenger era un servicio de mensajería original, derivado de la aplicación principal de Facebook en 2014).

Desde entonces, WhatsApp e Instagram han crecido muchísimo, por lo que Zuckerberg cambió de parecer, dijo una de las personas. El director ejecutivo ahora cree que una mayor integración beneficiará a toda "la familia de aplicaciones" de Facebook a largo plazo al hacerlas más útiles, señaló la fuente anónima. Zuckerberg había considerado la idea de la integración durante meses y comenzó a promoverla con más fuerza entre sus empleados a finales del año pasado, de acuerdo con nuestras fuentes.

La iniciativa ha provocado conflictos internos. Kevin Systrom y Mike Krieger, los fundadores de Instagram, dejaron Facebook de manera abrupta a finales del año pasado después de que Zuckerberg comenzó a ejercer más peso. Jan Koum y Brian Acton, los fundadores de WhatsApp, también abandonaron la compañía por motivos similares. Hace poco, decenas de empleados de WhatsApp se enfrentaron con Zuckerberg en los foros internos de mensajes por el plan de integración y durante una beligerante reunión del personal en diciembre, según dijeron cuatro personas que asistieron o fueron informadas sobre el suceso.

Los cambios quizá también planteen preguntas sobre la privacidad de los datos debido a la manera en que la información de los usuarios podría ser compartida entre los servicios. Actualmente, WhatsApp requiere que la gente solo registre un número celular para inscribirse al servicio. En contraste, Facebook y Facebook Messenger piden a los usuarios que proporcionen identidades reales. Hacer coincidir a los usuarios de Facebook e Instagram con sus números en WhatsApp podría ahuyentar a quienes prefieren mantener por separado el uso de cada aplicación.

"Como se esperaría, hay mucho diálogo y debate mientras comenzamos el largo proceso de averiguar todos los detalles de cómo funcionará esto", señaló Facebook mediante un comunicado.

En muchos países, la gente a menudo depende de uno o dos servicios de mensajería. En China, WeChat, de Tencent, es la aplicación más popular, mientras que WhatsApp se usa mucho más en Sudamérica. Sin embargo, los estadounidenses prefieren distintos servicios, como mensajes SMS, iMessage de Apple y varias aplicaciones de chat de Google.

Para Facebook, los cambios representan una mejor oportunidad de generar dinero a partir de WhatsApp e Instagram, que actualmente generan pocos ingresos aunque tienen grandes cantidades de usuarios.

Zuckerberg aún no tiene planes específicos para la manera en que generará ganancias con la integración de los servicios, dijeron dos de las personas. No obstante, una audiencia más involucrada podría llevar a nuevas formas de publicidad u otros servicios por los que Facebook podría cobrar una tarifa, dijeron.

Una oportunidad de negocios gira en torno a Facebook Marketplace, un producto gratuito parecido a Craiglist donde la gente puede comprar y vender artículos en la red social. El servicio se ha vuelto muy popular en el sureste de Asia y en otros mercados afuera de Estados Unidos.

Cuando las aplicaciones se fusionen, los compradores y los vendedores de Facebook Marketplace en el sureste de Asia podrían comunicarse usando WhatsApp —que es popular en la región— en vez de usar Facebook Messenger u otros servicios de mensajes de texto ajenos a Facebook. Al final, eso podría llevar a nuevas oportunidades publicitarias o servicios lucrativos, señaló una de las personas.

Dentro de Facebook, algunos empleados dijeron que estaban confundidos respecto a las razones por las que Zuckerberg estaba tan interesado en unir los servicios de mensajería. Algunos dijeron que era discordante debido a sus promesas previas acerca de la independencia de las aplicaciones. Cuando Facebook adquirió WhatsApp por 19.000 millones de dólares en 2014, Koum habló públicamente acerca de la privacidad de los usuarios y comentó: "Si asociarnos con Facebook implicara un cambio en nuestros valores, no lo habríamos hecho".

A principios del mes pasado, durante una de las reuniones mensuales de personal de WhatsApp, quedó claro que la instrucción de Zuckerberg sería una prioridad en 2019, de acuerdo con una persona familiarizada con el asunto. Un empleado de WhatsApp después analizó el número de posibles usuarios nuevos en Estados Unidos que el plan de integración podría agregar a Facebook, según comentaron dos personas que estaban familiarizadas con el estudio. La cantidad era relativamente menor, según mostró el análisis.

Para calmar las preocupaciones, Zuckerberg organizó una reunión de seguimiento con los empleados de WhatsApp en los últimos días de la semana, dijeron tres de las personas. El 7 de diciembre, los empleados se reunieron con micrófonos en las oficinas de WhatsApp para preguntarle a Zuckerberg por qué estaba tan interesado en fusionar los servicios. Algunos dijeron que sus respuestas fueron ambiguas y vagas. Varios empleados de WhatsApp se han ido o planean hacerlo debido al proyecto de Zuckerberg, dijeron las personas.

Unificar la infraestructura de WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger es técnicamente desafiante. A diferencia de Facebook Messenger e Instagram, WhatsApp no almacena mensajes y mantiene una base mínima con los datos de los usuarios. Es el único de los tres servicios que actualmente cuenta con cifrado predeterminado de extremo a extremo.

La mensajería cifrada ha sido apoyada desde hace mucho por los defensores de la privacidad que temen que los gobiernos o los ciberatacantes puedan espiar los mensajes personales de la gente. Sin embargo, planteará otros problemas para Facebook, sobre todo respecto a su capacidad para detectar y frenar la divulgación de actividad ilícita o desinformación.

El año pasado, los investigadores tuvieron dificultades para rastrear la desinformación en WhatsApp antes de la elección presidencial en Brasil, aunque después encontraron maneras de hacerlo. WhatsApp hace poco impuso límites al número de veces que puede reenviarse un mensaje en su servicio, un intento por reducir la distribución de contenido falso.

Copyright: c.2019 New York Times News Service