Carlos Zambrano y Luis Advíncula mostraron su ira tras la derrota de Boca Juniors por un polémico penal

Los peruanos estuvieron cerca de irse a las manos con los jugadores de Unión de Santa Fe. Le reclamaron a Franco Troyanski por burlarse de la hinchada xeneize.

La furia de Advíncula y Zambrano por el festejo de Troyanski.

En partido por la fecha 5 de la Primera División Argentina, Unión de Santa Fe derrotó por 2-1 a Boca Juniors este viernes en La Bombonera. El encuentro tuvo un final de escándalo debido a que en el último se cobró un penal a favor de la visita que terminó rompiendo el empate.

El xeneize Carlos Izquierdoz le dio una patada a Juan Portillo en el área en su intento por despejar la pelota y le obsequió un penal al cuadro visitante. En primera instancia, el árbitro Yael Falcón Pérez había marcado la infracción afuera pero el VAR, luego de más de dos minutos, indicó que el contacto había sido adentro del área.

Franco Troyansky acomodó el balón y definió cruzado, pero su disparo fue atajado por Javier García. Mientras en las tribunas se desataba la fiesta y los jugadores del Xeneize se abrazaban con el ex Tigre, el VAR intervino nuevamente para informarle al juez que había que repetir el disparo. Es que cuando el volante ejecutó, el guardameta estaba adelantado.

Para aumentar la desazón de los de Boca, el autor del gol se sacó al camiseta y lo mostró a la popular. Esto fue tomado como una afrenta y varios jugadores salieron a increparle a Troyanski por su actitud. Uno de ellos fue el peruano Carlos Zambrano, que fue titular todo el partido. Pero su compañero Luis Advíncula, que no alineó, enfurecido salió del banco a ‘pechar’ al jugador de Unión.

Los futbolistas terminaron a los golpes en La Bombonera

Otros jugadores que se sumaron a la indignación fueron Frank Fabra, Jorman Campuzano y Marcos Rojo, pero fueron detenidos por agentes de la Policía y por otros futbolistas del Tatenge. Se repartieron algunos golpes y empujones. Todo esto deberá ser informado por el árbitro Falcón Pérez, por lo que podría haber sanciones disciplinarias para varios de los protagonistas de este escándalo.

BATTAGLIA PIDE EXPLICACIONES

Con respecto a este final, Battaglia fue consultado en conferencia de prensa y respondió: “Quizás el jugador de Unión debería explicar porqué hizo lo que hizo, provocando en un momento donde las pulsaciones están a mil”. En este sentido, agregó: “Nadie quiere ver ese final. No solo nosotros debemos trabajar el temperamento, el rival también lo debe hacer porque lo que hizo no es ningún ejemplo”.

El caos y el desenlace del duelo provocaron además que Boca Juniors suspendiera el festejo programado por el cumpleaños 44 de Juan Román Riquelme, quien en el minuto 10 del partido recibió la ovación y el cariño de sus hinchas.

Con la derrota, Boca no pudo subirse a la punta del campeonato y sumó su segunda derrota en el certamen. Acumula 9 puntos y quedó tercero a dos unidades del líder, Gimnasia. Por su parte, Unión ganó su segundo encuentro y alcanzó los 7 puntos en la tabla en el puesto 8. La cabeza del Xeneize estará puesta ahora en el choque del martes ante Corinthians por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR