Melissa Paredes y Rodrigo Cuba: Revelan nuevos audios y chats de sus acaloradas peleas

Magaly Medina dio a conocer la transcripción completa del audio de Melissa Paredes, donde llama “psicópata” a su aún esposo.

La defensa legal de Cuba presentó nuevo material en contra de Melissa Paredes. (Foto: Instagram)
La defensa legal de Cuba presentó nuevo material en contra de Melissa Paredes. (Foto: Instagram)

Este martes 9 de noviembre se dieron a conocer más detalles de la batalla legal entre Rodrigo Cuba y Melissa Paredes por la tenencia de su hija. El programa Magaly TV, La Firme reveló las pruebas que mostró el futbolista para ganar la demanda.

En el mencionado expediente, al que tuvo acceso el equipo de Magaly Medina, figura la transcripción completa de la discusión que tuvo la modelo con el ‘Gato’, donde lo llama “psicópata” delante de su hija.

Recordemos que este audio fue enviado a Medina por la defensa legal de Melissa; sin embargo, solo se llegó a escuchar un extracto. Al día siguiente, la exanimadora prohibió su difusión.

AUDIO COMPLETO DE LA DISCUSIÓN

M: Oye Rodri, tú sabes que ya me botaron del trabajo, de todo.

R: Ummm.

M: No te estoy grabando, por si acaso.

R: No sé si tienes algo en el cuerpo, no lo sé.

M: Revísame si quieres, tócame.

R: No te estoy tocando, no te estoy tocando, por si acaso.

M: No te estoy diciendo que me toques, pero mira...

R: No te estoy mirando porque de ahí vas a acusarme de cualquier cosa.

M: No tengo nada, pero mira...

R:No, no te voy a mirar, de ahí me acusas de cualquier cosa.

M: No entiendo porque no miras. Mira, no tengo nada, ves, viste.

R: No.

M: Mira pues.

R: No, no voy a ver.

M: Bueno, ¿sabes que estoy sin trabajo? Rodrigo, ¿no quieres ver que no tengo nada?

R: No, no te calatees porque no te quiero ver.

NOTA: A partir de aquí, Rodrigo Cuba reveló la conversación inédita que tuvieron minutos después.

M: No es sano que estemos hablando tú y yo, vete de mi casa.

R: ¿Por qué me estás botando?

M: Eres un cínico, descarado. Estoy viniendo a ver a la bebé, no me puedes botar. No estoy haciendo nada.

M: Te puedo botar porque es mi propiedad.

R: Estoy viniendo a ver a la bebé y tú me estás botando de la casa cuando yo he venido a ver a la bebé.

M: Eres un cínico para decirme en mi cara que duermo sin mi hija. Eres un cínico, por favor, vete.

R: Pero, ¿por qué? Me estás cortando la visita, no me he despedido, tú me estás botando, no entiendo por qué.

M: Porque eres un cínico para venir a mi casa para decirme que muchas veces yo no duermo con mi hija. Cínico, psicópata, anda, hazte ver la cabeza.

R: No me permites ver a la bebé.

M: ¿No te permito verla?

R: Me estás botando.

M: Vas y vienes todos los días.

R: Porque quiero verla.

M: Así que no vuelvas a decir que no te permito verla.

R: Me estás botando.

M: Te estoy botando ahorita porque estás mintiendo en mi casa diciendo que muchas veces no he dormido con mi hija.

R: Me estás botando.

M: No sé qué clase de hombre eres. ¿Qué clase de mentiroso eres?

R: No es bueno que te pongas en ese plan delante de la bebe, Melissa.

M: Tú no te pongas en ese plan, estoy harta de tus mentiras.

R: Yo estoy tranquilo, no estoy discutiendo contigo.

M: ¡Estoy harta de tus mentiras! Sí, claro, estás tranquilo porque eres un psicópata. Por eso estás tranquilo. Por favor Rodrigo, eres un psicópata.

R: Yo estoy tranquilo, no estoy discutiendo contigo.

M: No, porque eres un psicópata.

R: Ok, me voy a ir porque me estás botando. No te preocupes. Me voy a ir porque me estás botando.

M: ¡Psicópata!

R: No me permites estar con la bebé. Tesorito, ya papi se va, vengo mañana a verte. Ok, te amo mucho, mi vida. Qué descanses rico. Señor Hugo, ya conversamos.

H: Ok, Rodrigo. Cuídese.

M: ¿Qué te haces el bueno? ¡Psicópata, lárgate!

R: Yo no te estoy haciendo nada, Melissa.

M: Lárgate.

R: Yo no te estoy haciendo nada.

M: Decir que no duermo con mi hija varias noches, eso sí es hacerme algo.

R: Yo no te estoy haciendo nada, tú me estás botando.

M: ¡Cínico!

R: Tú me estás botando.

M: Ándate, hazte ver la cabeza, ¿ya?

R: Tú me estás botando.

M: Anda, a ver la cabeza.

R: Ya.

M: Te he grabado todo.

R: Ya

NUEVO AUDIO DEL 31 DE OCTUBRE

R: Dime.

M: Rodrigo, voy a salir.

R: Ya.

M: Me quiero bañar y eso.

R: Báñate, yo me quedo acá afuera, yo me quedo con la bebé hasta que salgas pues.

M: Mmm, ¿para qué?

R: Para aprovechar al máximo el tiempo.

M: Pero está jugando con XXXX.

R: No, porque recién está jugando con XXXX. Hemos estado jugando en la arena.

M: Necesito mi espacio.

R: Por eso, llevo a la bebé afuera, te cambias todo y de ahí te la llevas.

M: Sabes que eso no se puede.

R: Sí se puede, que tú no quieras es distinto.

M: Así como tú me dices que hable con tu abogado, yo te digo que hables con mi abogado.

R: Por eso te digo, entonces yo me quedo aquí con la bebe un rato hasta que se vayan.

M: ¿Pero por qué?

R: Porque quiero compartir con ella, Melissa. No comparto todo el día con ella, ayer no he compartido todo el día, he compartido unas cuantas horas.

M: Ayer has estado un montón, todos los días viernes.

R: Sí, porque me gusta estar con mi hija, porque siempre he estado con mi hija.

M: Ya sé, pero ya no. Ya has estado todo el día.

R: Y voy a tratar...

M: Nos has levantado.

R: Voy a tratar... Vine a desayunar con la bebé y hemos desayunado lo que traje.

M: ¿Es en serio?

R: Yo te estoy diciendo, si quieres yo la llevo un rato al parque a caminar.

M: Yo no te estoy diciendo que la lleves a ningún lado, te estoy diciendo que me des mi espacio porque quiero bañarme tranquila en mi casa, quiero arreglarme.

R: Pero, Melissa, te estoy diciendo, yo puedo pasar tiempo con la bebé, aquí ahorita en el hall. Puedo pasar tiempo afuera con la bebé, mientras tú terminas tus cosas para darte tu espacio, pero tú no quieres que la saqué. No me permites salir con ella, no te estoy diciendo que me lo voy a llevar y que no va a ir contigo. Simplemente, estoy un rato más con ella.

M: Yo no te creo, ni tú a mí, ya sabemos la misma historia de siempre.

R: Por eso, te digo, tú me dices ‘dame mi espacio’, pero yo voy un rato con la bebé a jugar afuera.

M: Ok. Entonces, no me puedo bañar Tengo que salirme para que tú también te vayas, verdad, bueno, bebé vamos de una vez. Despídete, me voy en pijama.

R: Como si no se pudiera bañar y cerrar su puerta.

CHAT: MELISSA SE LLEVA A SU HIJA A CHOSICA

R: Melissa, hoy voy a las 6, a ver a la bebé.

M: ‘Rodri’ ven más tarde, por favor. Estamos yendo a Chosica y vamos a llegar más tarde. Por favor, ¿tienes el bastón de su coche?

R: ¿A Chosica?

M: Lo puedes dejar en recepción, ¿para pasarlo a recoger?

R: Déjame salir con mi hija, tú vives, sales, comes con ella. ¿Dónde quedo yo?

M: ¿Por qué dices hacernos daño? Ella está muy feliz, no pregunta por ti, sinceramente. Cuando te vas ni siquiera te pides que te quedes.

R: ¿Dónde queda su papá?

CHAT: MELISSA NO PERMITE AL ‘GATO’ VER A SU HIJA

R: Escúchame, ¿mañana la puedo llevar al Jockey a comer?

M: No la puedes llevar.

R; ¿Por qué?

M: Porque no es lo correcto, según mi abogada.

R: ¿Por qué no es lo correcto?

M: Porque no es lo correcto, según mi abogada y, lamentablemente, Rodrigo hemos llegado a esto.

R: Pero, ¿cuál es tu temor? No entiendo. Solamente te estoy diciendo para llevarla al Jockey a comer conmigo, porque normalmente la veo conmigo solo acá.

M: Sí, pero lamentablemente mi abogada me ha dicho que no, que no es lo correcto Yo no entiendo de términos legales, no sé.

R: Yo simplemente te estoy diciendo para llevarla a comer.

M: Yo no confió en ti.

R: Le compro ropa y la traigo acá.

M: Pero, yo no confío en ti.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR