Pedro Castillo: sus aciertos y desaciertos en política exterior en cien días de gobierno

Cumplidos los cien días de gobierno de Perú Libre, el mandatario ha buscado impulsar alianzas comerciales con otros países. Aunque también ha tenido tropiezos en el plano internacional.

El profesor cajamarquino Pedro Castillo. Foto: Agencia Andina.
El profesor cajamarquino Pedro Castillo. Foto: Agencia Andina.

El pasado viernes, Pedro Castillo Terrones, cumplió 100 días desde que asumió la presidencia del Perú. En el transcurso de estos meses de trabajo, que parecen pocos, han ocurrido una serie de hechos que han marcado lo que podría ser el rumbo de los próximos cinco años. Al respecto y en términos generales, Oscar Vidarte, internacionalista, y profesor asociado de la PUCP, menciona que estos 100 días “han sido meses caóticos y desorganizados, debido a los continuos cambios que se han producido en el Gabinete Ministerial y por los choques que hay entre el gobierno y la oposición por diferentes temas de política exterior”.

Ya en el plano de política exterior, el internacionalista Juan Velit indica que desde su campaña electoral y en el plan Perú al Bicentenario ya se vislumbraba un “muy breve y muy ligero el abordaje que se hizo a la política exterior”. Prueba de ello, fue el discurso de campaña que realizó Perú Libre, donde se mostraba como un gobierno de extrema izquierda, pero al fin y al cabo, muchas de las cosas que prometió no se han cumplido hasta el momento.

Por ejemplo, en el ideario de Perú Libre se leía que “los neoliberales son enemigos de la integración regional de los pueblos y de su desarrollo”, pero en estos 100 días, Pedro Castillo ha buscado más bien atraer nuevas inversiones y buscar alianzas comerciales con otros países. “Una cosa es Castillo y otra diferente es Perú Libre. En tres meses no se ha visto nada de lo que Cerrón y el partido han planteado en su plan de gobierno”, afirmó Vidarte.

SUS DESACIERTOS Y ACIERTOS

Bajo la óptica de los especialistas, en estos tres meses de gobierno, Pedro Castillo ha tenido diversos aciertos y desaciertos. En el caso de sus discursos fuera del Perú como en la Asamblea General de la ONU (Estados Unidos), México y Bolivia, señaló que el país está dispuesto a abrir relaciones integradoras con todos los países del mundo sin distinguirlos; esa disposición del presidente es lo que tanto Velit como Vidarte concuerdan que ha sido uno de sus mayores aciertos.

“Pedro Castillo lanza un mensaje articulado, además, busca empujar la diplomacia social y la cooperación internacional por intereses de la población” afirma Vidarte.

Por su parte, Juan Velit menciona que el presidente ha realizado una agenda donde los protagonistas son el medio ambiente y los derecho de las minorías, algo que poco a poco se está tratando de empujar.

Cabe resaltar que Pedro Castillo no tiene mucha experiencia en el medio. “America Latina entiende lo que es el presidente Castillo, él siempre dice que es un maestro de escuela que viene del Perú profundo y los otros países lo aceptan y entienden. ” agrega Velit.

Por otro lado, un plus que siempre ha tenido el presidente del Perú es que no está involucrado en ningún tipo de acto de corrupción o acción en la que haya podido sacar ventaja sobre otras personas.

| Presidencia de la República
| Presidencia de la República

“A veces las personas subestiman a Castillo por ser maestro y venir de donde viene; pero lo cierto es que él ha sido líder de un sindicato -en el gobierno de PPK- y llegó a paralizar la educación peruana dos meses, se crearon marchas, inmovilización social e incluso el cambio de ministro de Educación de la época. No es solo un provinciano que sale al mundo, es verdad que no tiene experiencia a nivel de toma de decisiones, pero eso se aprende conforme pase el tiempo.”, menciona Oscar Vidarte.

En tanto, considera como un desacierto de Pedro Castillo que no mantenga el mismo discurso que da en el exterior en el interior del país. “En el extranjero trata de construir una imagen del Perú como que no es un gobierno radical. Además, quiere dar la confianza para que vengan a invertir al país. En cambio en el interior no es así. Un ejemplo claro es cuando habló de expropiar Camisea lo que fue un error”, agrega Velit.

Este suceso termina generando dudas en los posibles inversionistas que leen todo lo que ocurre y el país internamente termina siendo afectado “Esto genera mucha tensión y preocupación a nivel internacional, y hace dudar sobre la dirección que toma el gobierno de Castillo”, precisa el especialista.

Otro acontecimiento que se considera como un desacierto del presidente es que cuando estuvo en la ONU mencionó algunos problemas internos que tenía el país “y eso se debió quedar en casa” agrega Velit.

RELACIÓN CON VENEZUELA

Fotografía de archivo en la que se registró al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez
Fotografía de archivo en la que se registró al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

El gobierno peruano siempre ha reconocido como presidente a Nicolás Maduro, ha recibido al canciller de Venezuela y viceversa, además que Castillo sae reunió con el dictador en México y ahí se ha llegado a distintos acuerdos que buscan beneficiar a ambos países.

Retrocediendo un poco en el tiempo, Venezuela siempre ha sido leal con el Perú. Velit señala que por el año 1978 cuando comenzaba el conflicto entre Perú y Chile, nuestro país pidió apoyo a otros países de América Latina, y muchos decidieron desistir por las alianzas que tenían con Chile. Sin embargo, Venezuela fue uno de los que apoyó con 15 mil personas en la frontera. Ello demuestra cómo Perú y Venezuela se han unido a través de la historia.

Actualmente, la estrategia del Estado peruano es tratar de reconocer a todas las partes que aportan en el proceso negociador, seguir la linea de los contactos y salir de la linea confrontacional. Esto se demostró con la asignación de Richard Rojas, quien fue destituido de su puesto como embajador de Perú en Venezuela.

Ambos expertos mencionan que la reputación del Perú quedó muy dañada internacionalmente debido al acontecimiento del ex embajador.

“La elección de Richard Rojas fue un error de parte de Pedro Castillo, desgastó el prestigio del país. El Perú se caracteriza por tener representantes que han demostrado tener las capacidades para llevar a cabo su puesto y por ende ganar una reputación que ahora queda en tela de juicio por Rojas”, finalizó Velit.

Sobre Oscar Maúrtua como Ministro de Relaciones Exteriores, Vidarte enfatizó que es importante “entender la política no solo de Lima, sino también de provincias para así poder avanzar. Creo que el minstro es muy capacitado y tiene un mejor manejo de la información por los estudios que ha tenido”.

SEGUIR LEYENDO




TE PUEDE INTERESAR