Tiktoker colombiana es expulsada de Machu Picchu por música de Tiktok

La influencer relata que fue echada porque sonó un Tiktok. Su estadía en la ciudadela duró media hora.

(Foto:Instagram)
(Foto:Instagram)

La influencer colombiana, Kelly Reales compartió un video en sus redes sociales en donde afirma que “la echaron fuera” del Santuario Histórico de Machu Picchu en Cusco porque a su amiga le sonó el celular con una música de Tik Tok.

Según la información transmitida a través de su video en Instagram, indicó que “les costó un montón llegar al lugar”, pues fueron varias horas de viajes entre buses y trenes y además contaba con muy poco tiempo para quedarse. Su estadía en el Santuario duró aproximadamente media hora, según relata.

“Efectivamente nos echaron de Machu Picchu, tanto esforzándonos para llegar y en media hora nos dijeron chau. Teníamos el tiempo corto”, enfatizó.

¿CÓMO COMENZÓ TODO Y CUÁL FUE EL MOTIVO?

Así inició. Según cuenta desde el momento que ingresó fue observada por el personal de guía turística de la ciudadela inca, pues contaba con un trípode que había jalado la vista de los encargados, pero hasta ahí al parecer no pasó a mayores. Luego, una vez dentro de la ciudadela, mientras observaba el paisaje, ubicó un lugar para obtener la tan ansiada foto con el fondo de Machu Picchu, motivo por el cual le pidió a una joven que se encontraba por ahí que le tome la foto junto a su amiga Aranza porque, le explicó que eran blogueras y querían material para su blog.

Grande fue su sorpresa, pues la señorita primero no les dijo nada y luego las miró y les dio un rotundo no. Eso puso de muy mal humor a Kelly Reales; sin embargo, lo contuvo por respeto a su familia y los comensales.

“Le pedí una foto a una chica, donde salgamos nosotras y luego el paisaje para nuestro blog y la chica nada, dijo que no. Yo la quería matar, no la maté por respeto porque estaba la familia (entre risas). Entiendo son culturas”, sostuvo.

Luego de ello, continuó su recorrido dentro de las ruinas de Machu Picchu, y en eso a su amiga Aranza le sonó el celular con una música de la red social de moda, Tik Tok. Para mala suerte de ambas (tanto la influencer como su acompañante), había un guía cerca y era el mismo que las había observado desde el inicio por portar un trípode. Resulta que el guía se sobresaltó y las echó del lugar, sin más. “Nosotras llevamos un trípode para poder grabar el tipo nos dijo que no, nosotras cogimos nuestro trípode y normal, pero en eso a Aranza le sonó un Tiktok, ¡ojo! le sonó un Tiktok en el celular. El tipo se azaró y ya venía azarado porque teníamos un trípode. Se azaró y nos echó”.

El acto, según revela, le generó una confusión pues sintió que desde un inicio el guía la tenía “entre ceja y ceja” y atribuye el hecho de que se trate de un tema de racismo. Añade también que solo tenían 2 días en el distrito cusqueño y el ser echadas le causó una gran decepción.

“El guía nos cogió la mala (no le caímos bien, será porque era negrita porque yo no sé [...]Literalmente no sacó de esa vaina, lo que nos parece una falta de respeto porque nosotros tenemos 2 días llegando a Machu Picchu. De verdad eso no me gustó nada, fue bastante decepcionante.”, pronunció en sus redes sociales.

No obstante, esa experiencia no quitó lo alegre que se encontraba por haber cumplido su sueño, pues considera que fue una experiencia única el poder tener una vista deslumbrante del poderío de Machu Picchu, los paisajes, los trenes y más.

“La experiencia para llegar fue brutal, el tren los paisajes, el ambiente, todo muy loco. Machu Picchu es hermoso, si de verdad quieren ir vayan, ahorren y viajen porque es una experiencia que queda para toda la vida, sostuvo.

Finalizó indicando que si su estadía no duró más tiempo, probablemente se trate de una decisión divina; sin embargo se queda con la espectacular imagen del lugar.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR