China inició maniobras militares cerca de Taiwán tras la visita de una delegación estadounidense a la isla

Las tensiones entre Washington y Beijing aumentaron considerablemente durante el mandato del ex presidente Donald Trump, que dio prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taipéi

China inició hoy unas maniobras militares que se prolongarán durante seis días al suroeste de Taiwán, en un momento en el que la isla recibe la visita de una delegación estadounidense (EFE/ Wu Hong/ archivo)
China inició hoy unas maniobras militares que se prolongarán durante seis días al suroeste de Taiwán, en un momento en el que la isla recibe la visita de una delegación estadounidense (EFE/ Wu Hong/ archivo)

China inició hoy unas maniobras militares que se prolongarán durante seis días al suroeste de Taiwán, en un momento en el que la isla recibe la visita de una delegación estadounidense.

La Administración de Seguridad Marítima de China publicó este miércoles un comunicado en su página web por el que prohibió a cualquier embarcación la entrada en la zona afectada, en la que se realizarán pruebas con munición real.

Según la fuente, las maniobras se realizarán entre las 8:00 y las 18:00, hora local (00:00 y 10:00 hora GMT) cada día entre el 15 y el 20 de abril, inclusive, en el archipiélago de Nanpeng, perteneciente a la provincia suroriental china de Cantón y ubicado en el estrecho de Taiwán.

Estas maniobras coinciden en el tiempo con la visita a Taiwán del ex senador estadounidense Chris Dodd y los ex vicesecretarios de Estado Richard Armitage y James Steinberg, quienes aterrizaron este miércoles en la isla, un acontecimiento que ha avivado la tensión entre Beijing y Washington.

Además, en las últimas semanas, Taiwán ha detectado un creciente número de incursiones -tanto en frecuencia como en volumen- de aviones militares chinos en su zona de identificación de defensa aérea.

El ex subsecretario de Estado de Estados Unidos, Richard Armitage, habla en una reunión con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, en la oficina presidencial en Taipéi, Taiwán (Reuters/ Ann Wang/ Pool)
El ex subsecretario de Estado de Estados Unidos, Richard Armitage, habla en una reunión con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, en la oficina presidencial en Taipéi, Taiwán (Reuters/ Ann Wang/ Pool)

La semana pasada, Estados Unidos anunció que flexibilizará los intrincados requisitos que tienen que cumplir sus funcionarios para contactarse con sus homólogos de Taiwán.

El portavoz del departamento de Estado, Ned Price, aclaró que ello no implica que el país norteamericano comience a reconocer oficialmente a Taipéi -dejó de hacerlo en 1979- pero que “los nuevos lineamientos facilitan los contactos” con la isla.

“Los lineamientos remarcan que Taiwán es una democracia vibrante y un importante socio en materia económica y de seguridad, y que también es una fuerza positiva en la comunidad internacional”, agregó Ned Price.

El anuncio tuvo lugar en un momento en el que Beijing ha incrementado también las tensiones con Taiwán, la cual considera parte de su territorio, sobre todo a través de maniobras militares aéreas y navales dentro o cerca de su territorio.

De hecho, la Armada china indicó este martes que seguirá llevando a cabo maniobras de entrenamiento en aguas cercanas a Taiwán “de forma rutinaria” y confirmó que el portaaviones Liaoning llevó a cabo acciones de esa naturaleza recientemente.

 Imagen de archivo de una fragata realizando un ejercicio con un portaaviones estadounidense (Ministerio de Defensa)
Imagen de archivo de una fragata realizando un ejercicio con un portaaviones estadounidense (Ministerio de Defensa)

El país estadounidense también se ha expresado mediante acciones recientes en la zona. Por ejemplo, aumentó su presencia militar en el Mar de China Meridional cuando el buque de asalto anfibio multipropósito USS Makin Island y el buque de transporte anfibio USS San Diego navegaron a través del Estrecho de Malaca.

Los marineros del USS Makin Island realizaron la semana pasada “un ejercicio de entrenamiento con fuego real”, según tuiteó el jueves el Comando del Indo-Pacífico de los Estados Unidos el jueves, junto con un hashtag que pedía un “Indo-Pacífico libre y abierto”.

Las tensiones entre China y Estados Unidos aumentaron considerablemente durante el mandato del ex presidente estadounidense Donald Trump, que dio prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi en favor de la República Popular.

Taiwán se gobierna de manera autónoma desde 1949 -cuando los nacionalistas del Kuomintang se refugiaron en la isla, tras perder la guerra civil contra los comunistas-, aunque Beijing reclama la soberanía sobre ella y no ha descartado el uso de la fuerza para recuperarla.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: