Willy Bardon intentó quitarse la vida en pleno juicio
Willy Bardon intentó quitarse la vida en pleno juicio

Un hombre de 45 años, condenado este viernes por la noche en Francia a 30 años de prisión por el secuestro y muerte de una joven en 2002, ingirió un producto tóxico tras escuchar el veredicto y está en el hospital en estado grave.

Pocos segundos después de que la presidenta del tribunal criminal de Amiens (norte) pronunciara la sentencia, Willy Bardon tomó un comprimido y el contenido de una botella de agua, mientras que los familiares de la víctima lloraban y se abrazaban, aliviados por la condena.

Willy Bardon
Willy Bardon

Su pronóstico vital sigue siendo reservado”, declaró a la agencia de noticias AFP el fiscal de Amiens, Alexandre de Bosschère, añadiendo que, “según los familiares y los análisis realizados, absorbió un producto pesticida”.

No nos explicamos cómo pudo ocultarlo porque había sido registrado”, agregó.

En esta foto tomada el 21 de noviembre de 2019, Willy Bardon llega con sus abogados al juzgado de Amiens antes de la apertura de su juicio (DENIS CHARLET / AFP)
En esta foto tomada el 21 de noviembre de 2019, Willy Bardon llega con sus abogados al juzgado de Amiens antes de la apertura de su juicio (DENIS CHARLET / AFP)

Este hecho ocurrió al cabo de 13 días de audiencias en las que participaron 47 testigos y peritos.

Los miembros del jurado condenaron al acusado por violación, pero lo absolvieron del cargo de “asesinato”.

Elodie Kulik, una empleada bancaria, de 24 años, fue secuestrada, violada, estrangulada y quemada en enero de 2002 en el norte de Francia.

En esta foto tomada el 21 de noviembre de 2019, Jacky Kulik, el padre de Elodie Kulik, quien fue violada y asesinada en 2002, posa con un retrato de su hija en el tribunal de Amiens, antes de la apertura del juicio contra Willy Bardon (DENIS CHARLET / AFP)
En esta foto tomada el 21 de noviembre de 2019, Jacky Kulik, el padre de Elodie Kulik, quien fue violada y asesinada en 2002, posa con un retrato de su hija en el tribunal de Amiens, antes de la apertura del juicio contra Willy Bardon (DENIS CHARLET / AFP)

Antes de morir, la joven llamó al 911, el número de emergencia, y la escalofriante grabación de 26 segundos fue considerada como la pieza central del caso.

Otro presunto implicado, Grégory Wiart, falleció en 2003. Su ADN se encontró en la escena del crimen y su participación en él es “innegable”, según las conclusiones de la investigación. Pero el juicio debía evaluar la culpabilidad de Willy Bardon. Seis testigos afirmaron que reconocían su voz en la banda sonora.

A lo largo de todo el juicio, el acusado permaneció inmóvil en el banquillo, negando su participación.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: