Hace unos días se volvió viral el video que una mujer publicó en su Instagram cuando filma a su bebé de 11 meses fumando cuando el padre le acerca el cigarro a su pequeña boca como si fuera cualquier dulce, ante la risa de ambos.

Al parecer fumar frente al pequeño era una práctica cotidiana ya que el bebé le pedía cigarro y se enojaba ante la negativa, por lo que el padre accede a darle a pesar de que pequeño intenta agarrarlo entre sus manitas llegando incluso a quemarse, además agradece cuando se lo dan.

Entre las cientos de críticas recibidas la madre decidió retirar el video. El corto fragmento de grabado iba acompañado del mensaje "escuchadlo bien (sic.)". Encima, varios emoticonos con corazones y risas completaban el irresponsable incidente.

El video, por supuesto desató la indignación en las redes. Las reacciones en contra de esta actitud no se hicieron esperar. Las muestras de rechazo ante la gracias que les causa la exposición de su bebé al cigarro provocaron una casi inmediata reacción de los usuarios quienes le hicieron saber que no era un juego lo que hacía además de advertirle los peligros del cigarro.

Por la reacción del bebé, al parecer fumar frente a él era una práctica común Foto: Impresión de pantalla video de Instagram
Por la reacción del bebé, al parecer fumar frente a él era una práctica común Foto: Impresión de pantalla video de Instagram

Ante tantas críticas la madre del bebé, trató de justificar qué era exactamente lo que había ocurrido.

La madre aseveró que su pequeño tenía curiosidad cuando se encontraba con su padre fumando un cigarro y hacía señas para que le diera e imitarlo.

Al verlo, dijo, su pareja y padre del bebé accede a darle. La madre dijo que incluso el bebé se lo pedía. La mujer, por tanto, entendió que esta vez la decisión más acertada sería que, si se lo daba a probar, el crío con toda probabilidad acabaría dándole asco, por lo que detalló en una carta:

"Hola, soy la mamá de XXXXX. Antes que nada, quiero pedir perdón por subir un vIdeo de mi bebé con un cigarro en la boca. No tiene ninguna gracia y estoy muy arrepentida.

"Mi hijo siempre echa la mano al tabaco, si ve al padre fumando quiere el cigarro como si fuera comida. Creí que poniéndoselo en la boca le cogería asco, (por ejemplo), como la madre que echa pimienta al chupete para que el niño le tome asco. Me equivoqué, y estoy súper arrepentida y asustada por todo lo que se está liando".

Sin embargo salió a la luz otro video donde la madre madrileña aparece golpeando el rostro del nene en dos ocasiones consecutivas si bien no es tan fuerte, sí fue suficiente para que el bebé llore.

Además en este otro video le pregunta: "quinquillero canalla, ¿quiere fumar oh?".

Según fuentes de la Fiscalía consultadas por medio locales como El Español, todavía no se ha decidido si actuarán o no al respecto.

Los niños que fueron expuestos al humo de segunda o tercera mano podrían tener menor función pulmonar (IStock)
Los niños que fueron expuestos al humo de segunda o tercera mano podrían tener menor función pulmonar (IStock)

No son menores los efectos en fumadores pasivos

En el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano. El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos.

Unos 700 millones de niños, o sea, casi la mitad de los niños del mundo, respiran aire contaminado por humo de tabaco. Más de un 40% de los niños tienen al menos un progenitor fumador.

El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias; síndrome de muerte súbita en el lactante, y de bajo peso al nacer en el feto.

Ni la ventilación ni la filtración, ni siquiera ambas combinadas, pueden reducir la exposición al humo de tabaco en espacios interiores a niveles que se consideren aceptables. No hay un nivel seguro de exposición al humo de tabaco ajeno.

Cada año mueren 65 000 niños por enfermedades atribuibles al humo de tabaco ajeno.