Berlín evalúa la realización de un referéndum para controlar los precios de los alquileres vía expropiación
Berlín evalúa la realización de un referéndum para controlar los precios de los alquileres vía expropiación

Berlín, al igual la mayoría de las grandes capitales del mundo, ha estado sometida durante el último tiempo a un acelerado proceso de gentrificación: aumento de precios que expulsan a los habitantes de las ciudades por fuera de ellas.

De acuerdo con una artículo publicado por Publico.es, los berlineses gastan, en promedio, un 46% de sus ingresos en alquilar su vivienda. En ese contexto es que las autoridades de la ciudad ya comenzaron a tomar medidas, y puede que las mismas vayan aún más allá.

En los últimos meses, la ciudad comenzó adquirir centenares de pisos con el objetivo de que no caigan en las manos de los grandes grupos inmobiliarios, que en la mayoría de los casos los destinan a espacios de lujos o alquileres para turistas, como los de la plataforma AirB&B.

Berlín ha sido víctima de un feroz proceso de gentrificación
Berlín ha sido víctima de un feroz proceso de gentrificación

Pero esa medida no es suficiente. Según Publico.es, hace tiempo que las autoridades de la capital alemana evalúan la posibilidad de celebrar un referéndum que decida sobre la expropiación de los pisos de las grandes inmobiliarias y destinar esas viviendas expropiadas al alquiler social, con precios bajos y fijados por el estado, no por el mercado.

Además de las expropiaciones, el referéndum podría impedir que los propietarios con más de 3.000 viviendas puedan operar en la ciudad, como es el caso de la inmobiliaria más grande de la capital alemana, Deutsche Wohnen AG.

En el último periodo, la poderosa Deutsche Wohnen AG se convirtió en el blanco favorito de las críticas de los movimientos anti-gentrificación. Su negocio es un ejemplo claro del tipo de la especulación que provoca aumentos considerables del precio de los alquileres.

Los berlineses destinan un 46% de sus ingresos a los alquileres
Los berlineses destinan un 46% de sus ingresos a los alquileres

Si la iniciativa prospera, las casas expropiadas -aproximadamente unas 200.000-, se convertirían efectivamente en el equivalente alemán de las viviendas municipales, que en otras ciudades como Viena, por ejemplo, se destinan a los alquileres sociales, lo que impactará en una reducción del costo de la vida.

Para que el referéndum se convierta en realidad, deberá contar con el aval de unas 20.000 firmas, algo que, en principio, parece fácil de lograr.

Berlín es un estado que funciona bajo el sistema federal de Alemania, y posee una constitución local que establece un sistema de iniciativas de boletas vinculantes o Volksentscheid, que permite un marco para la celebración de referéndums.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: