La remodelación de un palacio que enfrentó a la monarquía holandesa con el Parlamento

Ya habían tenido problemas por otras residencias adquiridas en momentos de crisis económica

Rey Guillermo y reina Máxima de Holanda en una sesión de fotos familiar(Foto / ANP / Robin Utrecht / Netherlands OUT)
Rey Guillermo y reina Máxima de Holanda en una sesión de fotos familiar(Foto / ANP / Robin Utrecht / Netherlands OUT)

Los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima estrenaron un palacio esta Navidad, sin embargo esta mudanza creó malestar en el Parlamento de este país.

La casa del bosque neerlandés, llamado Huis ten Bosch y que data del siglo XVII, ha sido la residencia oficial del monarca desde 1981, y está ubicado en la zona más antigua. El complejo requería algunos arreglos, incluida la retirada de recubrimientos de amianto, el cual contiene minerales dañinos para la salud.

Dichas obras tuvieron un costo de 63 millones de euros (72.200.205 de dólares) los cuales han generado un gran malestar en el Parlamento por considerarlo demasiado alto.

Aunque los arreglos no han terminado, una zona de la vivienda privada de la Familia Real ya está en condiciones de habitarse. Será la primer gran mudanza para las tres hijas de los soberanos, las princesas Amalia, Alexia y Ariane.

Hasta la fecha, los emperadores habían vivido en Villa De Eikenhorst, una casa situada en el municipio de Wassenaar, junto a La Haya.

Este nuevo espacio requirió al menos tres años de obras y ha costado dos veces más de lo que se tenía previsto y a medida que habían avanzado los arreglos los gastos se iban incrementando. La antigua reina, Beatriz, lo usó durante 30 años.

Palacio Huis ten Bosch nueva residencia de los Orange-Nassau (Foto: Google Maps)
Palacio Huis ten Bosch nueva residencia de los Orange-Nassau (Foto: Google Maps)

Según El País, el ministerio del Interior, responsable de las obras, tuvo que salir en defensa de los gastos en dos ocasiones frente al Parlamento, que consideraba la cantidad excesiva (el presupuesto original era de 59 millones de euros).

El primer ministro Mark Rutte había anunciado en 2014 que los arreglos costarían tan sólo 35 millones de euros, pues el palacio se encontraba en muy mal estado. Pero el aumento ya pasó por auditoría externa.

Normalmente los gastos de los Orange suelen ser un motivo de fricción en Holanda. En 2010, Guillermo y Máxima compraron una casa de verano en Mozambique que provocó una gran molestia a nivel político.

Esta casa ubicada en la playa del océano Índico generó una fuerte suma derivada en gastos de protección de la Familia Real en África, debido a que es uno de los poblados más pobres del continente.

Pero cuando se dio a conocer que la residencia fue abandonada por un agente inmobiliario que tenía una cuenta en un paraíso fiscal en el Canal de la Mancha, la familia dejó el lugar y terminaron vendido la residencia por un precio simbólico.

Los reyes con sus hijas en Argentina (Foto: Archivo)
Los reyes con sus hijas en Argentina (Foto: Archivo)

Posteriormente, en 2012 la familia se compró una villa de Lujo en Kranidi, en el Peloponeso griego que costó 4.5 millones de euros (5.156.527 USD), siendo que el país transitaba por una recesión económica.

El Rey  Guillermo ha demostrado la tristeza que le causa mudarse de un lugar "donde hemos pasado 15 años maravillosos".

Para Guillermo este cambio significa un viaje de regreso al lugar donde vivió su infancia. En 1980 su madre, la hoy princesa Beatriz accedió al trono y se trasladó a los pocos meses al lugar en compañía de su padre, el príncipe Calus, así como sus hermanos Friso y Constantino.

La antigua reina se marchó tras su abdicación el 30 de abril de 2013.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El padre de la reina de Holanda viaja en autobús

Máxima celebró los 75 años de la reina Beatriz

Alegría y sonrisas: la felicidad de Máxima de Holanda junto a sus tres hijas

TE PUEDE INTERESAR