(AFP)
(AFP)

El Ejército de Israel informó hoy de un segundo túnel transfronterizo que asegura construyó la milicia chiíta Hezbollah desde la villa libanesa de Ramyeh hacia territorio israelí y pidió a las fuerzas de la ONU en el Líbano (FINUL) que lo neutralicen.

El portavoz militar teniente coronel Jonathan Conricus aseguró que no supone una "amenaza inmediata" pero lo describió como una infraestructura "de ataque" y advirtió que quien se aproxime al área subterránea en Líbano "está arriesgando su vida".

Conricus explicó que la operación "Escudo del Norte", iniciada el martes, continúa y se desarrolla en tres puntos en la frontera norte donde se han detectado "diversos túneles" transfronterizos.

El mapa del túnel
El mapa del túnel

Un equipo técnico de FINUL visitó hoy el área donde fue descubierto un primer túnel, desde la villa libanesa de Kafr Kela, y recibió un mapa e información de inteligencia del Ejército israelí. Este insistió en que el Gobierno del Líbano es responsable de la excavación de estas infraestructuras construidas por Hezbollah.

Además, remarcó que se trata de una "violación de la soberanía para dañar a los civiles israelíes" y de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que se adoptó tras la guerra de 2006 entre Líbano e Israel y que prohíbe la presencia de cualquier grupo armado al sur del río Litani, a excepción de las Fuerzas Armadas Libanesas.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, visitó hoy con embajadores extranjeros la zona y remarcó que el enemigo es Irán, aliado de Hezbollah, que está actuando en dos niveles: "desarrollando arsenal nuclear" y "desarrollando armas convencionales contra" Israel.

El embajador de la UE ante Israel, Emanuele Giaufret, atendió la sesión informativa con el jefe del Gobierno y aseguró en su cuenta de Twitter que el país "tiene el derecho de salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos".

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: