Colgada de sedas aéreas, sin arnés ni redes de protección, Yana, una acróbata rusa de 19 años, animaba un espectáculo circense en la ciudad rusa de Novokuznetsk. En medio del show, la joven encendió las alarmas de los presentes cuando sufrió una terrible caída desde cuatro metros de altura.

El momento quedó registrado por uno de los espectadores.

En las imágenes se puede ver cómo Yana no logra sujetarse de las sedas y cae directamente al suelo.

Rápidamente el personal del circo corrió para auxiliarla.

Los médicos dijeron que la joven pronto recuperó la conciencia, y luego fue trasladada a un hospital.

Al ver la caída, muchos temieron que la acróbata pudiera haber sufrido una lesión en la espalda. Los médicos informaron, en tanto, que tiene un brazo fracturado.

Pavel Armyaninov, director del espectáculo circense, anunció que la joven "tomará un largo descanso" para recuperarse plenamente de cara a su regreso, según consigna Daily Mail.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: