Militantes de ultraderecha protestan después que un hombre fuera apuñalado en Chemniz, Alemania (REUTERS/Matthias Rietschel)
Militantes de ultraderecha protestan después que un hombre fuera apuñalado en Chemniz, Alemania (REUTERS/Matthias Rietschel)

La canciller Angela Merkel exhortó el lunes a los alemanes a movilizarse contra el "odio" propagado por la extrema derecha que avanza después de nuevos hechos de violencia durante el fin de semana que dejaron unos 20 heridos.

"Eso que desgraciadamente vimos durante los últimos días, incluido el fin de semana, estas marchas de extremistas de derecha y de neonazis listos para la violencia, no tienen nada que ver con el duelo de un hombre" sino que buscan "dar un mensaje de odio, contra los extranjeros, los responsables políticos, la policía y la prensa libre", declaró ante la prensa el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

"Tenemos que hacerlo saber claramente", agregó. "Cada ciudadano puede hacerlo tomando la palabra y tomando una posición contra la división de nuestro país".

El portavoz reaccionó a la nueva marcha que se organizó el sábado por varias formaciones de la ultra derecha en las calles de Chemnitz que juntaron 8.000 personas para denunciar, como vienen haciéndolo sin pausa desde el 26 de agosto, la muerte de un alemán de 35 años, apuñalado en la calle.

La justicia detuvo a un solicitante de asilo iraquí de 22 años y un supuesto cómplice sirio por este crimen.

– Angela Merkel en la mira –

Angela Merkel (Reuters)
Angela Merkel (Reuters)

La extrema derecha, representada por el partido Alternativa para Alemania (AfD), primera fuerza de oposición en la cámara de diputados en Berlín, se sirvió de este asesinato para volver a lanzar sus críticas contra los migrantes y la política de apertura de Angela Merkel.

La canciller está acusada de haber hecho subir la inseguridad en el país al defender la política de acogida en 2015 y 2016 a más de un millón de solicitantes de asilo.

La AfD también ha explotado desde hace meses el caso del asesinato de una adolescente de 15 años a fines de 2017 en una tienda en la ciudad de Kandel, al suroeste y cerca de la frontera francesa.

Su exnovio, Abdul D., un solicitante de asilo que dice ser afgano, fue condenado este lunes a ocho años y medio de prisión. Después de que cumpla su condena tiene que ser expulsado.

Pese al fin de este juicio, el alcalde de la ciudad de Kandel espera movilizaciones de la AfD local. "El movimiento de extrema derecha ya anunció su voluntad de continuar" sus protestar en la ciudad en los próximos meses, dijo Volker Poss a la radio pública SWR.

En Chemnitz, 18 personas, entre ellas tres policías, resultaron heridos el sábado en la noche luego de la marcha antiinmigrantes y otra contra manifestación de izquierda, que reunieron unas 3.000 personas.

Entre los heridos figuró un joven afgano de 20 años a quien le dieron una golpiza unos hombres encapuchados, unos militantes del partido socialdemócrata y un equipo de televisión.

– Concierto –

El grupo de extrema derecha “Pro Chemnitz” realiza una protesta en la entrada del estadio de Chemnitz FC (AFP PHOTO / Odd ANDERSEN)
El grupo de extrema derecha “Pro Chemnitz” realiza una protesta en la entrada del estadio de Chemnitz FC (AFP PHOTO / Odd ANDERSEN)

El lunes en la tarde estaba previsto en Chemnitz un concierto de rock contra la xenofobia bajo el lema, "Nosotros somos más".

Por otra parte, los habitantes de la tercera ciudad de Sajonia fueron invitados a través de las redes sociales a participar en una "manifestación en las ventanas" colgando mensajes de tolerancia en sus balcones.

Pero para el ministro alemán de Relaciones Exteriores este tipo de movilización es demasiado modesta.

"Desafortunadamente, nuestra sociedad se instaló en una comodidad de la que es necesario salir" para enfrentar los desafíos de Chemnitz, dijo el responsable del partido socialdemócrata Heiko Maas este fin de semana.

"Tenemos que salir de nuestos cómodos divanes y tomar la palabra", agregó.

El jefe del gobierno de Sajonia, Michael Kretschmer, miembro del partido de centro derecha de Angela Merkel, también exhortó el lunes a "la mayoría de la población a levantar sus voces" en Chemnitz.

La movilización antiinmigrantes sigue dando frutos electorales a la extrema derecha. Según los últimos sondeos, AfD avanza en las intenciones de voto, con un 16%, y se ubica en tercera posición, justo detrás del partido socialdemócrata que apenas alcanza 17%.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: