Militantes de Der Dritte Weg, partido neonazi alemán, durante la manifestación en Chemnitz. Sus camisetas dicen “Nacional socialismo” en alemán
Militantes de Der Dritte Weg, partido neonazi alemán, durante la manifestación en Chemnitz. Sus camisetas dicen “Nacional socialismo” en alemán

En Alemania está prohibida la exhibición de símbolos y banderas vinculadas al nazismo. Así lo establece el artículo 86a del Código Penal, para representaciones de cualquier partido u organización considerados "inconstitucionales" por la Corte Federal Constitucional.

Históricamente esta regulación ha permitido controlar no solo la promoción de los seguidores de Adolf Hitler, sino también de diferentes grupos ultraviolentos, incluyendo organizaciones comunistas y también facciones terroristas como el Estado Islámico (ISIS).

“Defiende Europa”, pide este cartel adornado por una MP40, icónica arma de la infantería alemana durante la Segunda Guerra Mundial (AFP)
“Defiende Europa”, pide este cartel adornado por una MP40, icónica arma de la infantería alemana durante la Segunda Guerra Mundial (AFP)

Pero el creciente número de simpatizantes de la ultraderecha alemana, como los que protagonizaron el domingo una "caza de extranjeros" y un día después una violenta manifestación en Chemnitz, Sajonia, se las han arreglado para reemplazar los símbolos prohibidos por otros.

En ocasiones, estos nuevos símbolos tienen apenas una vaga, pero real, conexión con el nazismo. Se suele utilizar, por ejemplo, la bandera del Imperio Alemán caído tras la Primera Guerra Mundial, en rechazo de la actual República Federal. En otras, la relación es mucho más obvia.

Tropas alemanas en 1944. Llevan subametalladoras MP40 colgadas de la espalda
Tropas alemanas en 1944. Llevan subametalladoras MP40 colgadas de la espalda

Una bandera desplegada en Chemnitz, Sajonia, sede de las manifestaciones del lunes, exhibía el slogan en inglés "Defend Europe" (Defiende a Europa) junto al perfil de un arma de fuego.

Se trata de una subametralladora MP40, una icónica arma utilizada por las tropas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, y que a fuerza de películas y videjuegos se ha convertido en un símbolo de todo el período.

Un manifestante haciendo el saludo nazi en Chemnitz. La policía investiga 10 casos de violación de la ley mediante esta acción (Twitter)
Un manifestante haciendo el saludo nazi en Chemnitz. La policía investiga 10 casos de violación de la ley mediante esta acción (Twitter)
El saludo nazi está prohibido por ley. Aquí dos ultraderechistas en Chemnitz
El saludo nazi está prohibido por ley. Aquí dos ultraderechistas en Chemnitz

Otros símbolos son más evidentes. La Policía de Sajonia informó haber detectado 10 violaciones directas del artículo 86a, específicamente "saludos a Hitler", y que por tanto inició una investigación criminal.

Las imágenes de diferentes manifestantes realizando, desfiantemente, el saludo nazi circularon por redes sociales.

Otra manifestación más obvia de neonazismo fue la presencia de partidarios del grupo Der Dritte Weg (La tercera vía), una pequeña fuerza fundada en 2013 cuyos miembros vistieron el lunes camisetas con el lema "Nacionalsocialismo".

"Nazi" es precisamente una forma coloquial del alemán "Nationalsozialismus", en referencia al Partido Nacional Socialista del Obrero Alemán que Adolf Hitler lideró en la década de 1930 y 1940.

Manifestantes ultraderechista se manifiestan, irónicamente, bajo el busto de Karl Marx (Reuters)
Manifestantes ultraderechista se manifiestan, irónicamente, bajo el busto de Karl Marx (Reuters)

Un último símbolo presente en Chemnitz es quizás el más lejano, pero no por eso menos rico en la representación del creciente número de simpatizante de una ultraderecha nacionalista y xenófoba en Alemania.

Justo debajo de una enorme escultura de Karl Marx, pensador principal del comunismo, se montó una pequeña bandera negra con una frase: "Deitsch on' frei, woll'n mer sei!" (¡Alemanes y libres seremos!, en alemán regional).

Una constante en estas manifestaciones: la referencia al poeta folclórico Anton Günther. “¡Alemanes y libres seremos!”, dice la letra de una de sus canciones más famosas
Una constante en estas manifestaciones: la referencia al poeta folclórico Anton Günther. “¡Alemanes y libres seremos!”, dice la letra de una de sus canciones más famosas

Se trata del título de una canción escrita por Anton Günther, un músico folclórico muy famoso en Alemania durante las primeras décadas de 1930.

Günther había nacido en la actual República Checa, en una región habitada en ese entonces por germanoparlantes que sería foco de intensos conflictos durante la primera mitad del siglo XX, y sus canciones se hicieron populares entre los conservadores y tradicionalistas.

Anton Günther fue un músico folclórico celebrado por el nazismo. Él, en cambio, no parecía tener simpatía por Hitler
Anton Günther fue un músico folclórico celebrado por el nazismo. Él, en cambio, no parecía tener simpatía por Hitler

De esta manera, fue un artista  especialmente apreciado por los nazis, que lo promovieron y lo hicieron suyo durante los inicios del partido, a fines de la década de 1920 y principios de 1930.

Sin embargo, Günther nunca se unió al nazismo, y algunos biógrafos sostienen que la decisión de suicidarse en 1937 pudo haberse debido, precisamente, al ascenso de Hitler al poder.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: