Cuando su hijo le dijo que tenía ganas de andar en bicicleta, Louise Lenton, de 41 años, pensó inmediatamente en el estacionamiento que hay al lado de la Oldway Mansion. Ubicada en Paignton, en el condado de Devon, esa fastuosa residencia construida en el siglo XIX está hoy deshabitada.

Lenton quiso registrar el momento, así que sacó su celular y comenzó a filmar al niño de 5 años dando vueltas en su bicicleta. No notó nada raro en el momento. Pero luego quedaría aterrorizada ante lo que vio.

"No fue sino hasta que llegué a mis casa y me acosté en la cama para mirar el video que me di cuenta. Fue como… 'Dios mío'… Ni yo ni mi pareja podíamos explicarlo", contó la mujer al Daily Mail.

Lo que la sorprendió fue una figura femenina que asomaba por una de las ventanas de la mansión. Parecía estar mirando a su hijo.

Con el material fílmico se dirigió hasta las autoridades locales. Allí se enteró de que, en ese momento, sólo podía haber un guardia en la propiedad, pero nadie más.

"Claramente no era alguien de seguridad. Era una mujer y su vestuario incluía puños blancos que parecían de la época victoriana (1837 — 1901)", dijo Lenton.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: