Kosmo murió el 17 de enero de 2017. Vivió 18 largos años. Y fue enterrado como se merecía, en Maine, Estados Unidos, donde vivió siempre. Para su dueño fue devastador: "La mejor mascota en todo el mundo entero", escribió en la lápida que identifica dónde yace el querido animal.

Ayer, la ilusión óptica de un ciclista que pasaba por el lugar permitió divisar la figura de un perro que estaba parado en su tumba. Al observarlo, decidió grabarlo con su teléfono celular. "Estaba circulando por este cementerio de animales y pensé que había un perro detenido sobre una de las lápidas. Luego me di cuenta que era una ilusión óptica creada por flores muertas", dijo el usuario de YouTube identificado como DIY Prophacks.

(YouTube/DIY Prophacks)
(YouTube/DIY Prophacks)
(YouTube/DIY Prophacks)
(YouTube/DIY Prophacks)
(YouTube/DIY Prophacks)
(YouTube/DIY Prophacks)

"Descansa en paz, Kosmo. No te conocí, pero has hecho mi día un poco más interesante", concluyó el hombre, quien dijo que la publicidad que logre a partir de esa red social será donada a un refugio para mascotas de Maine.

LEA MÁS: