Así se ve el informe del gobierno que anunció la muerte de Lucio Cabañas en 1974

El líder guerrillero fue asesinado durante un enfrentamiento con el Ejército en Guerrero; la noticia de su muerte fue percibida como una estrategia del gobierno para desalentar a los movimientos armados

Lucio Cabañas perdió la vida en medio de un enfrentamiento con las fuerzas federales en diciembre de 1974. (Twitter/@archiveroexp | Cuartoscuro)
Lucio Cabañas perdió la vida en medio de un enfrentamiento con las fuerzas federales en diciembre de 1974. (Twitter/@archiveroexp | Cuartoscuro)

A 48 años de la muerte de Lucio Cabañas, profesor y líder guerrillero, circuló en redes sociales una versión digitalizada del informe oficial en el que la Secretaría de Gobernación (Segob) dio a conocer los detalles de su fallecimiento.

El fundador de movimientos como el Partido de los Pobres (PDLP) y la Brigada Campesina de Ajusticiamiento (BCA) fue asesinado en medio de un enfrentamiento con las fuerzas federales.

El documento, emitido desde la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales, estableció que el 2 de diciembre de 1974 “aproximadamente a las 9:00 hrs. en el paraje conocido como ‘El Ocotal’, municipio de Tecpan de Galeana [...] resultó muerto el conocido agitador, Profr. Lucio Cabañas Barrientos”.

Las imágenes del informe oficial fueron compartidas vía Twitter por la cuenta @archiveroexp, dedicada a divulgar documentos gubernamentales que suelen permanecer ocultos.

Debido a la importancia que había alcanzado Cabañas como líder guerrillero para ese entonces, la noticia de su muerte no fue aceptada como cierta por gran parte de la población, pues hubo quienes consideraron que podría ser una estrategia gubernamental para desalentar a los movimientos armados.

“En lo relativo a la noticia del fallecimiento del Profr. Lucio Cabañas Barrientos, se nota un alto grado de incredulidad entre la opinión pública, cuyos principales voceros incluyendo núcleos estudiantiles, Magisterio - Federal, campesinos y colonos, dan a conocer que posiblemente sea una maniobra de las Autoridades para dar por terminado el problema que constituía el finado Profesor”.

“Se espera, si es que sale a la luz pública los anteriores hechos, reacciones por parte de grupos de izquierda y de estudiantes en Chilpancingo y en Acapulco”, fue la forma en que la Segob anticipó las posibles reacciones a la muerte de Cabañas.

En este mismo sentido, se dio a conocer, en un informe posterior desde Acapulco, que sólo una radiodifusora había comunicado el fallecimiento del líder guerrillero.

Como respuesta al escepticismo de la gente, el entonces procurador de justicia del estado, Francisco Román Román, se dirigió personalmente a la ciudad de Atoyac, en donde estaba depositado el cadáver.

Tras la muerte de Lucio Cabañas, gran parte de la población se mostró incrédula ante la noticia. (Twitter/@archiveroexp)
Tras la muerte de Lucio Cabañas, gran parte de la población se mostró incrédula ante la noticia. (Twitter/@archiveroexp)

De igual manera, se reconoció de manera oficial que “en fuentes políticas, sectores profesionales y representantes de la iniciativa privada” existía el interés de que se le diera máxima difusión a los hechos “para así poner un freno a la mistificación de símbolos que tan acostumbrado está a levantar el sentir del pueblo”.

En aquel entonces, según quedó asentado en el documento, el senador priista Rubén Figueroa Figueroa lanzó declaraciones que generaron una gran indignación entre la comunidad estudiantil, tanto en las universidades como en las secundarias urbanas y agropecuarias de la región.

Y es que el entonces funcionario comentó que la muerte de Cabañas Barrientos “no había sido sorpresa para él” y “era cuestión de tiempo”.

Cabe recordar que Figueroa Figueroa le había hecho una propuesta al fundador del PDLP para abandonar la guerrilla a cambio de dinero y un espacio político, la cual fue rechazada.

Posteriormente, cuando el priista se internó en la Sierra de Guerrero, fue retenido por órdenes de Cabañas, quien para liberarlo exigió armas, municiones, 50 millones de pesos y la transmisión a nivel nacional de una serie de discursos revolucionarios.

Pasaron casi tres meses hasta que el Ejército rescató a Figueroa Figueroa, quien llegó a la gubernatura del estado y se posicionó como uno de los principales enemigos de los grupos armados.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR