Audaces o amistosos: por qué la raza del perro no determina su comportamiento

Se realizó un estudio en el que se analizaron más de 2 mil caninos y 18 mil 385 encuestas a propietarios

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

El llamado “mejor amigo del hombre”, es decir, el perro suele tener gran variedad de comportamientos. Los caninos suelen ser audaces, afectuosos, amistosos o adiestrables pero ¿Será la raza la que determine ese comportamiento?

Y es que los seres humanos han relacionado la manera de ser de los peludos con su raza, es decir, en algunas como son pastor alemán, labrador, bulldog. Sin embargo, un nuevo estudio genético realizado a perros de raza pura y mixta cuestionó los estereotipos que se tienen sobre las razas caninas y la personalidad que se le atribuye a cada una de ellas.

De acuerdo con investigadores de la UMass Chan Medical y la School of Life Sciences de Arizona State University (USA), se estudiaron 11 posiciones del genoma canino asociadas al comportamiento, de las cuales ninguna era específica de la raza y otras 136 que sí estaban asociadas al comportamiento de los perros.

El estudio fue encabezado por Elinor Karlsson, directora del estudio y profesora asociada de Medicina molecular en la UMass Chan Medical School en conjunto con Noah Snyder-Mackler, profesor adjunto de la School of Life Sciences de la Arizona State University.

Un estudio reveló el comportamiento. (Foto: Pixabay)
Un estudio reveló el comportamiento. (Foto: Pixabay)

Su objetivo fue analizar a 2 mil 155 perros de raza pura y mixta, además de 18 mil 385 encuestas a los propietarios, resultados que fueron plasmados en la revista Science.

Genética no determina agresividad o cariño

La tarea fue analizar el comportamiento de los perros con base en la raza que declararon sus propietarios y la ascendencia racial que se detectó con el estudio genético.

Los resultados mostraron que la contribución genética de la raza en el comportamiento de los canes era de apenas 9%, y que hay rasgos que proporcionan más información.

Por ejemplo, la edad es un mejor predictor para medir los patrones motrices dirigidos por juguetes, mientras que el sexo del perro fue el mejor indicador para analizar la conducta de levantar la pata para orinar.

Además, tampoco encontraron comportamientos exclusivos de alguna raza. Tal es el caso de los labradores, de quienes se cree que tienen menos propensión a aullar; 8% de los propietarios declararon que sus labradores aúllan.

Se analizaron más de 2 mil perros. (Foto: Pixabay)
Se analizaron más de 2 mil perros. (Foto: Pixabay)

También fue analizada la ascendencia genética de los perros mestizos, para comprobar la hipótesis de que el comportamiento se hereda en función de la raza, pero solo se encontró que hay ciertas acciones en las que sí hay una relación directa.

En cambio, las diferencias genéticas entre razas como golden retriever, chihuahuas, labradores, pastores alemanes y otras se pueden ver perfectamente en el color y longitud del pelaje, así como otros rasgos físicos que distinguen a cada raza.

Para Snyder-Mackler, de ASU, la investigación muestra el poder de las herramientas genómicas actuales para estudiar a los animales de compañía y obtener más información sobre el impacto que tiene el entorno social en ellos.

“Este estudio no habría sido posible sin los intensos esfuerzos realizados para generar un conjunto de datos de comportamiento masivo y combinarlo con la secuenciación del genoma completo de casi 2 mil perros, sin hacer un gasto excesivo”, dijo Snyder-Mackler, cuyo laboratorio se enfoca en indagar temas de salud humana que involucran animales de compañía.

La conclusión del estudio liderado por Karlsson es que las características de comportamiento están influenciadas por múltiples factores, como el entorno y la genética individual, pero que la clasificación moderna de las razas desempeñaba un papel modesto en el resultado.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR