La historia que destapó “Fiscal”, el perro del narcotúnel: cómo los animales están en riesgo en operativos

La situación jurídica del canino aún no ha sido determinada, pero si no es reclamado por quien acredite que es su propietario o propietaria, podrá quedar libre para ser adoptado y tenga quien lo cuide

El canino fue rescatado por militares y puesto a disposición de la organización Rescue Me Tijuana

Fiscal atrajo las atenciones de miles de usuarios en redes sociales tras ser rescatado de un domicilio habilitado como fachada del narcotúnel que cruzaba droga de Tijuana a San Diego, pero la historia del perro pone atención en faltas de protocolos para garantizar la protección animal cuando agentes de seguridad despliegan operativos en sitios relacionados con crímenes.

El pastor alemán de entre dos y tres años era un vigilante del inmueble localizado sobre la calle Sor Juana Inés de la Cruz de la colonia Nueva Tijuana, en la delegación Otay. Ahí fue donde agentes del Ejército y de la Fiscalía General de la República (FGR) intervinieron para asegurar el sitio relacionado con el pasadizo transfronterizo de los narcos la semana pasada.

Carmen Villarreal Alberich, representante de Abogados Animalistas México, dijo a Infobae México que Fiscal se encontraba en el patio y fue detectado por la asociación luego de que se viralizó en redes sociales por interactuar con los soldados. Pero cuando los uniformados se encontraban en el operativo, el canino escapó y estuvo perdido alrededor de una hora.

En su huida llegó a la aduana cercana y fue custodiado por elementos de la Guardia Nacional, quienes finalmente lo entregaron a la organización protectora de animales, para ser resguardado por Rescue Me Tijuana, asociación que alzó la mano para hacerse cargo mientras se define la situación jurídica del can y, en su caso, esté libre para ponerlo en adopción.

El canino fue rescatado por militares y puesto a disposición de la organización Rescue Me Tijuana
Está en buenas condiciones, es un perro sociable y es cariñoso

Para que Fiscal estuviera con personas preocupadas por su seguridad, Villareal Alberich contactó al delegado de la FGR en la ciudad fronteriza, pues procedieron con el protocolo que han implementado en estos casos, bajo el argumento de la depositaria judicial, una figura legal que permite salvaguardar en términos jurídicos aquello localizado en cateos, decomisos o procesamientos.

Según Villarreal Alberich, los agentes que intervienen en puntos relacionados con hechos delictivos pasan por alto la relevancia del cuidado que se debe tener con los animales.

El perro del narcotúnel fue detectado por Abogados Animalistas, pero esto no pasa siempre ni se cuenta con una sensibilización específica para proceder con la salvaguarda de gatos, gallos, tigres u otros que quedan en medio de la escena criminal, posiblemente, sin que nadie se pueda hacer cargo de ellos después de las diligencias periciales.

El narcotúnel mide 300 metros (Foto:  District Court for the Southern District of California)
El narcotúnel mide 300 metros (Foto: District Court for the Southern District of California)
No les interesa el tema de los animales, entonces nuestra lucha ha sido que toda esta información y esta sensibilización permee toda la estructura
Y que realmente todas las autoridades que están respondiendo a estos operativos tengan a la mano qué hacer, a quién contactar y cuál es el protocolo que se tiene qué seguir para el resguardo de estos animales

Hace seis meses, el 3 de diciembre de 2021, una familia fue asesinada a balazos en la colonia Nueva Aurora de Tijuana. El señor, la señora y tres menores de entre dos y 10 años fueron atacados por un comando de sicarios al interior del domicilio. Solo sobrevivieron los perros Mia y Pina, así como varios gatos dentro de las habitaciones.

Cuando la Agencia de Homicidios intervino para seguir con las indagatorias, comenzó el problema relacionado con la protección animal. Villarreal Alberich contó que la asociación animalista tardó muchos días para rescatar a los felinos y por fin alimentarlos. Solo se asomaban por las ventanas y vecinos los veían a la distancia. Los canes fueron salvaguardados más fácil y rápido, porque estaban en el patio.

El canino fue rescatado por militares y puesto a disposición de la organización Rescue Me Tijuana

El 23 de enero, supuestos criminales de la célula de los Cabos ejecutaron a la periodista Lourdes Maldonado cuando llegó a donde vivía y estaba a bordo de su vehículo en la colonia Pórticos de San Antonio, también en Tijuana. Afuera quedó Chato, un perro a quien ella y los demás vecinos daban de comer, pero adentro de la casa estaban tres gatos.

Al día siguiente se obtuvo la orden de cateo para ingresar al domicilio y la asociación de animalistas fue por los felinos y el can. Una fotografía difundida en redes sociales mostró a Chato acostado, esperando a la comunicadora, detrás de las cintas de acordonamiento. Algunos fueron llevados por familiares de la periodista y los presentaron en el funeral para despedir a quien los cuidaba.

A veces, la FGR traslada a los animales localizados en cateos con personal especializado. Tigres o leones son enviados a zoológicos, mientras concluyen investigaciones con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa). Pero en esos casos, también intervienen organizaciones civiles.

El trato es diferenciado cuando hay especies protegidas por riesgo de extinción. Pero aún así, las autoridades no vigilan la salvaguarda, como en marzo pasado, cuando la Fiscalía de Guerrero dejó morir a tres tigres de bengala decomisados en un rancho de Quechultenango, donde operaba la célula criminal de los Ardillos.

Fiscal está en una pensión en Rosarito (Foto: Cortesía/ Abogados Animalistas México)
Fiscal está en una pensión en Rosarito (Foto: Cortesía/ Abogados Animalistas México)

Mientras que en febrero pasado, agentes del Ejército se alojaron en un rancho del Aguaje, en Aguililla, Michoacán. Este sitio fue abandonado por Miguel Ángel Fernández, el M2, jefe regional del Cártel Jalisco Nueva Generación. Tanto militares como criminales dejaron a su suerte a más de 100 gallos de pelea.

Desnutridos y sin agua, estaban en riesgo de morir, hasta que periodistas del medio Noventa Grados llegaron para alimentarlos y denunciar el caso a las autoridades ambientales. También pasaron varios días. Los vecinos no querían ingresar por temor a represalias.

A diferencia del cuidado de esos animales, el perro Fiscal del narcotúnel fue rescatado y está en una pensión en Rosarito, donde convive con dos caninos más. Por lo pronto, las asociaciones presentarán un documento que les permita esterilizarlo y si nadie lo reclama, podrá ser adoptado.

SEGUIR LEYENDO:





TE PUEDE INTERESAR