Cómo ahorrar más de 10,000 pesos en 14 semanas

A diferencia de otros retos o estrategias de ahorro, este desafío comienza por los montos más altos para finalizar los aportes semanales de la forma más sencilla posible

Aunque ahorrar pueda parecer una meta difícil de alcanzar, la Condusef recomienda iniciar con este hábito aportando pequeñas cantidades de dinero (Foto: Pixabay)
Aunque ahorrar pueda parecer una meta difícil de alcanzar, la Condusef recomienda iniciar con este hábito aportando pequeñas cantidades de dinero (Foto: Pixabay)

Ahorrar es una de las formas más viables y oportunas que tienes para alcanzar tus metas personales y, sobre todo, financieras. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), una de las formas más sencillas para introducirte en el hábito del ahorro consiste en abonar pequeñas cantidades que no te desestabilicen económicamente.

En este contexto, hay planes de ahorro que van de acuerdo a las necesidades de ahorro de cada persona y también de acuerdo con su experiencia. En este caso, para alcanzar el ahorro deseado necesitarás evaluar tu capacidad de ahorro y también la constancia con la que podrás darle seguimiento a esa actividad.

El mecanismo para poder ahorrar más de 10,000 pesos será mediante un reto de ahorro, solo que a diferencia de los métodos típicamente conocidos, los aportes serán a la inversa en este desafío, pues en lugar de ir incrementando el aporte diario, se comenzará con las cifras más altas y, al superarla, será mucho más sencillo completar la dinámica.

A diferencia de otros retos o estrategias de ahorro, este desafío comienza por los montos más altos (Foto: Pixabay)
A diferencia de otros retos o estrategias de ahorro, este desafío comienza por los montos más altos (Foto: Pixabay)

El pago más alto de todo el proceso será con el que arrancarás este reto y, a partir de entonces, bajará el monto de los depósitos en 100 pesos cada semana, hasta que el último sea de sólo cien pesos. De modo que hasta que el último depósito sea de la cantidad citada previamente, podrás retirar el acumulado de las 14 semanas.

En este sentido, los aportes económicos quedarán distribuidos de la siguiente manera:

Semana 1. Aporte de $1400

Semana 2. Aporte de $1300

Semana 3. Aporte de $1200

Semana 4. Aporte de $1100

Semana 5. Aporte de $1000

Semana 6. Aporte de $900

Semana 7. Aporte de $800

Semana 8. Aporte de $700

Semana 9. Aporte de $600

Semana 10. Aporte de $500

Semana 11.Aporte de $400

Semana 12. Aporte de $300

Semana 13. Aporte de $200

Semana 14. Aporte de $100

Aunque la cantidad de los primeros pagos puede parecer elevada, son los aportes más importantes del ahorro y esa cantidad irá en decremento semana tras semana. De hecho, concluir con esa primera etapa hará que el resto del proceso sea mucho más sencillo y sólo tendrás que preocuparte por no olvidar hacer esos aportes, ya que para lograr la meta económica en el lapso establecido, deberás tener mucha constancia.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

Para iniciar, deberás conseguir una alcancía o en su defecto, un contenedor de plástico o cualquier otro recipiente en el que puedas realizar los depósitos; también podrás hacer uso de una cuenta de ahorros. Posteriormente, podrás transcribir el aporte y las semanas en una tabla e ir rellenando las casillas en la medida en que pasen las 14 semanas.

El dinero recaudado con este reto podría ser utilizado para cubrir gastos de seguros vehiculares o de vida, el pago de contribuciones fiscales, cubrir algunas deudas pendientes, solventar unas vacaciones o cubrir gastos de emergencia que en un inicio no teníamos contemplados en nuestro presupuesto mensual, semestral o anual.

La misma rutina de seguir aportando puedes aprovecharla cuando hayas reunido los 10,500 pesos para continuar usando el hábito de ahorrar en tu vida cotidiana y que disfrutes de los beneficios del ahorro. Adicionalmente, la Condusef recomienda seguir los siguientes consejos:

- Realiza un presupuesto mensual.

- Aprende a diferenciar tus gustos de tus necesidades.

- Establece metas para tu ahorro a corto, mediano y largo plazo.

- Destina parte de tus ingresos mensuales al ahorro.

- Sé organizado.

- Busca oportunidades para reducir gastos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR