México inició procesamiento de solicitudes de refugiados afganos: Ebrard

Mujeres y niñas serán primordiales para el primer paso de solicitud

(Foto: Marc Tessensohn / Twitter @ Bw_Einsatz / Folleto vía REUTERS)
(Foto: Marc Tessensohn / Twitter @ Bw_Einsatz / Folleto vía REUTERS)

El gobierno de México ha comenzado a procesar las primeras solicitudes de refugio por parte de ciudadanos afganos, especialmente mujeres y niñas, tras la reciente ofensiva talibán con la que tomó el control del país asiático, dijo el miércoles el canciller Marcelo Ebrard.

Los trabajos para recepción de las solicitudes serán atendidos por el embajador mexicano en Irán, Guillermo Puente.

México tiene una larga tradición diplomática de abrir sus puertas a ciudadanos de otros países que enfrentan situaciones políticas precarias.

La ONU pide al mundo no cerrarle las puertas a los refugiados afganos

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha pedido que se prohíba el retorno forzoso de ciudadanos afganos, mientras miles de personas se apresuran a huir del país tras la toma de posesión de los talibanes.

“Los Estados tienen la responsabilidad legal y moral de permitir que quienes huyen de Afganistán encuentren seguridad y no se devuelva a los refugiados por la fuerza”, dijo el martes en Ginebra la portavoz del ACNUR, Shabia Mantoo.

La ONU quiere que los solicitantes de asilo, cuyos casos hayan sido rechazados anteriormente, también estén protegidos de un retorno forzoso a situaciones peligrosas.

“ACNUR sigue preocupado por el riesgo de violaciones de derechos humanos contra civiles en este contexto cambiante, incluidas mujeres y niñas; aquellas que se considera que tienen una asociación actual o pasada con el gobierno afgano, organizaciones internacionales o las fuerzas militares internacionales”, dijo Mantoo.

Desde principios de año, el ACNUR viene informando que más de 550.000 afganos han sido desplazados de manera interna como resultado del conflicto y la inseguridad.

Estados Unidos, Reino Unido y otras naciones han estado trabajando las veinticuatro horas del día esta semana para ayudar a que los afganos en riesgo salgan del país a un lugar seguro. 

Mientras tanto, la situación humanitaria de Afganistán continúa deteriorándose. Antes de que los talibanes entraran en la capital, Kabul, el domingo, 18 millones de personas, aproximadamente la mitad de la población, ya necesitaban asistencia humanitaria.

Por otro lado, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advierte que sin una acción urgente, cuatro millones de niños menores de cinco años sufrirán de desnutrición a fines de este año, un millón de ellos gravemente.

“UNICEF está pidiendo un acceso inmediato y sin obstáculos a las áreas de difícil acceso, para que podamos brindar el apoyo que tanto necesita a la población afgana, especialmente a aquellos que pagan el precio más alto: mujeres y niños”, dijo el Jefe de Operaciones de Campo de UNICEF y Emergencias, Mustapha Ben Messaoud.

Afganistán es uno de los lugares más peligrosos para ser niño. Un nuevo informe de la ONU dice que el número de niños asesinados y mutilados en el primer semestre de este año fue el más alto jamás registrado por la organización en el país. Desde enero, más de 550 niños han muerto y 1.400 han resultado heridos.

Las Naciones Unidas están solicitando 1.300 millones de dólares este año para Afganistán, pero han recibido menos del 40%, lo que deja un déficit de 800 millones de dólares a medida que aumentan las necesidades.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR