Cobro de agua en CDMX: las empresas privadas ya no otorgarán el servicio

Las autoridades capitalinas aseguraron que los usuarios no percibirán este cambio, pues es meramente administrativo

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Este mediodía, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que a partir de junio de este año, el gobierno capitalino tomará el control total del cobro de agua que estaba concesionado a cuatro empresas desde el año 2004.

La mandataria capitalina aclaró que tras decidir no renovar más sus contratos, las cuatro empresas llegarán a su fin el próximo 31 de mayo.

Las empresas que tenían la concesión para el servicio del agua dividían a la capital mexicana en cuatro zonas, con lo que atendían a un total de 2,200,000 usuarios. Estas son: VEOLIA (Azcapotzalco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero), IACMEX (Benito Juárez, Coyoacán, Iztacalco y Venustiano Carranza), TECSA (Iztapalapa, Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco) y AMSA (Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan).

(Foto: Gobierno de la Ciudad de México)
(Foto: Gobierno de la Ciudad de México)

“El sistema comercial va a ser operado dentro de algunos meses en conjunto entre el Sistema de Aguas y la Tesorería de la CDMX (...) Tomamos la decisión de ya no renovar estos contratos de concesión y que este cobro, o el sistema comercial del sistema de aguas pase al gobierno de la Ciudad”, explicó Sheinbaum, aclarando que esta decisión no tiene que ver con un mal desempeño de éstas, sino porque era momento de que el gobierno asumiera tal responsabilidad.

Con este cambio, entre las actividades que ahora ejecutará el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) se encuentran:

- Conexiones de agua potable y drenaje (modificación de diámetro, cambio de lugar de la toma, reconstrucción)

- Ejecución de las actividades de medidores (instalación, rehabilitación y sustitución), inspecciones, restricciones y suspensiones;

- Toma de lecturas (Parque medidores actual 1,454,026); y mantenimiento al padrón y facturación (SICOMCE);

- Operación de las Oficinas de Atención al Público (Atención al usuario y trámites); y la atención a denuncias y detección de tomas clandestinas y tomas inexistentes.

(Foto: Christian Serna / Cuartoscuro)
(Foto: Christian Serna / Cuartoscuro)

Mientras que la Tesorería se encargará de acciones de cobranza (cartas invitación, requerimientos, determinantes de crédito, PAE, órdenes de restricción y suspensión); fiscalización; impresión y distribución de boletas; y también actividades de Recaudación y cobro en las Oficinas de Atención al Público.

“Tomaremos todas las actividades que tienen en este momento las concesionarias”, reiteró Rafael Carmona Paredes, coordinador general SACMEX.

Cabe mencionar que lo que pagó el gobierno local en 2019 a las cuatro concesionarias fueron más de 875 millones de pesos y más de 769 millones en 2020. Este año todavía tendrá que pagar 350 millones por los servicios prestados del 1 de enero al 31 de mayo.

No obstante, con lo anterior, para el 2022, el gobierno capitalino pretende ahorrar más de 388 millones de pesos.

(Foto: EFE/Gustavo Amador)
(Foto: EFE/Gustavo Amador)

La mandataria afirmó que no se aumentarán las tarifas y mencionó la posibilidad de que subcontraten a los trabajadores de las mismas cuatro concesionarias, pero ya a cargo de la Ciudad de México. Al respecto, Carmona detalló que los 1,300 empleados de estas empresas serán invitados a trabajar bajo las condiciones laborales que ofrece el gobierno.

Las autoridades locales aseguraron que los usuarios no percibirán este cambio, pues es meramente administrativo.

Al terminar la presentación, el coordinador general del Sacmex presentó la boleta digital que servirá para que los usuarios paguen sus recibos en línea y dejen de recibir la boleta física.

SEGUIR LEYENDO