Llegó a San Lázaro iniciativa de AMLO para fortalecer CFE: Alianza Federalista pidió rechazarla

La decisión de la Suprema Corte de invalidar una gran parte de la política energética de López Obrador podría ser un incentivo y un elemento más de presión para Morena, que deberá resolver en 60 días naturales la propuesta

La iniciativa busca reformar la Ley de industria eléctrica, por lo que Morena necesita apenas de mayorías simples en el Congreso (Foto: Daniel Becerril/ Reuters)
La iniciativa busca reformar la Ley de industria eléctrica, por lo que Morena necesita apenas de mayorías simples en el Congreso (Foto: Daniel Becerril/ Reuters)

La iniciativa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador que busca reformar la industria eléctrica para fortalecer a la CFE (Comisión Federal de Electricidad), fue recibida en la Cámara de Diputados e inmediatamente turnada a comisiones, mientras las voces críticas se siguen acumulando en contra de la propuesta.

La diputada presidenta Dulce María Sauri turnó a comisiones la iniciativa que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de la Industria Eléctrica. La comisión de Energía será la dictaminadora y las de Presupuesto y Cuenta Pública, así como la de Economía, Comercio y Competitividad formularán su opinión sobre el documento.

En San Lázaro, los diputados tendrán 30 días naturales (hasta el 2 de marzo) para desahogar la propuesta, ya que fue enviada desde Palacio Nacional con el distintivo de “preferente” que obliga al Congreso a agilizar los tiempos. El Senado tendrá 30 días naturales más, hasta el 1 de abril para concluir con los trámites.

La iniciativa de AMLO propone consolidar a la CFE por encima de empresas de energías limpias y privados (Foto: José Méndez/ EFE)
La iniciativa de AMLO propone consolidar a la CFE por encima de empresas de energías limpias y privados (Foto: José Méndez/ EFE)

El gobierno de López Obrador consideró “urgente” profundizar los cambios que su administración comenzó desde 2018 y “a fin de fortalecer a la CFE para beneficio del interés nacional”. “Es indispensable para sostener el compromiso de largo plazo con el pueblo de México consistente en no incrementar las tarifas de electricidad y garantizar la seguridad energética”, precisa el documento.

En ese sentido, López Obrador propuso ajustes a la Ley de Industria Eléctrica, en específico al sistema del despacho de generadores eléctricos, impuesto a través de la emisión de dicha ley, cuyo mecanismo, argumentó el presidente del país, “establece grandes privilegios en la generación privada con grave perjuicio a la CFE”.

La modificación principal consiste en que el mecanismo de despacho de las centrales eléctricas tengan como prioridad número uno a toda la energía producida por las hidroeléctricas. “Serán despachadas en primer término (…) con sentido social y de protección civil”, precisa la iniciativa.

En San Lázaro tendrán hasta el 2 de marzo para desahogar el tema y enviarlo al Senado, que tendrá a su vez hasta el 1 de abril (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)
En San Lázaro tendrán hasta el 2 de marzo para desahogar el tema y enviarlo al Senado, que tendrá a su vez hasta el 1 de abril (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)

Sin embargo, la iniciativa generó una gran reacción de los expertos en el sector y de la oposición, que la criticaron duramente en los últimos días porque su aprobación, argumentaron, generará un aumento en el precio de la electricidad, así como repercusiones negativas sobre las finanzas públicas, el medio ambiente y los consumidores mexicanos. También consideraron que es inconstitucional.

Este miércoles también, la Alianza Federalista, el grupo de gobernadores que se unieron como oposición a López Obrador, alertó que la iniciativa “atenta contra el patrimonio y bienestar de los mexicanos”. “Implica impacto inflacionario y ambiental; daño a la economía familiar; costo fiscal y privación de derechos”, añadieron en un comunicado.

Además, llamaron a ambas Cámaras del Congreso, controladas por Morena, el partido de López Obrador, a rechazar la iniciativa preferente en materia energética y “abrir un debate sobre modificaciones al marco jurídico de largo aliento”.

“Condicionar los permisos afectará los proyectos a futuro en nuestras entidades federativas, bloqueando la inversión pública y privada, así como la creación de nuevos empleos”, cuestionaron. Por último, también acusaron que el resultado de esta iniciativa “involucrará al Estado Mexicano en conflictos de carácter internacional por incumplimiento con compromisos estipulados en acuerdos y tratados internacionales”.

Los críticos alertaron que la reforma traerá repercusiones negativas sobre las finanzas públicas, el medio ambiente y los consumidores mexicanos (Foto: Cuartoscuro)
Los críticos alertaron que la reforma traerá repercusiones negativas sobre las finanzas públicas, el medio ambiente y los consumidores mexicanos (Foto: Cuartoscuro)

A estas críticas se le sumaron las de los principales partidos de oposición: PAN (Acción Nacional), PRI (Revolucionario Institucional), PRD (de la Revolución Democrática); la iniciativa privada, con la Coparmex (Confederación Patronal de la República Mexicana), el CCE (Consejo Coordinador Empresarial); y la Canacintra (Cámara Nacional de la Industria de la Transformación) y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Sin embargo, el coordinador de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier, había adelantado este lunes que solicitará a sus propios compañeros del partido más poderoso del país y a sus aliados en la Cámara de Diputados, PES (Partido Encuentro Social), Partido Verde y PT (Partido del Trabajo), que la reforma a la industria eléctrica, junto a la discusión sobre la regulación del outsourcing, sean considerados como agenda prioritaria para el mes de febrero.

Además, Mier mostró su apertura a la propuesta enviada por el mandatario. “Esta iniciativa es consecuente con el principio constitucional de exclusividad y rectoría del Estado” sobre el tema, señaló este lunes. Además, confirmó que consultarán “a todos los sectores involucrados” para analizar la reforma, lo que incluirá un ejercicio de Parlamento Abierto con el sector energético.

Por otra parte, la decisión de la Suprema Corte de invalidar una gran parte de la política energética de López Obrador este miércoles podría ser un incentivo y un elemento más de presión para Morena, que deberá resolver el tema de forma expedita.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS