México compensaría con dosis AstraZeneca, Rusia y China reducción abasto vacuna Pfizer contra COVID-19

El presidente López Obrador confirmó el pasado domingo que México aceptó reducción de dosis de Pfizer para que se entreguen a países pobres

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

México espera compensar con las vacunas de la británica AstraZeneca, así como de Rusia y China, una reducción de las dosis de Pfizer contra COVID-19 que no recibirá debido a compromisos de la farmacéutica estadounidense con la OMS, dijo el lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó más temprano el lunes que está en negociaciones avanzadas con Pfizer para incluir su vacuna en la cartera de la agencia para países más pobres.

“Pfizer está replanteando sus entregas, se tenía contemplado que para mañana iban a llegar otras 400,000 dosis pero las quiere limitar a la mitad (...) porque la ONU les está demandando que entreguen vacunas para (...) países que tienen más dificultad”, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM
FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM

El viernes, la farmacéutica anunció una reducción temporal de sus entregas a Europa mientras eleva su capacidad de producción.

El mandatario indicó hace diez días que Pfizer, cuya vacuna es la única que se está aplicando en México, iba a realizar entregas semanales al país de al menos 400,000 dosis, como parte de un acuerdo para adquirir 34.4 millones.

No estaba claro de inmediato si la reducción de las dosis de Pfizer para México era solo para la entrega programada para esta semana o sería para todas las ya comprometidas. Pfizer en México no respondió de inmediato a una consulta de Reuters al respecto.

López Obrador recordó que el gobierno está por cerrar un acuerdo con el fabricante ruso de la vacuna Sputnik V y la autoridad sanitaria, Cofepris, está cerca de aprobar su uso de emergencia en México, el primer país en comenzar la vacunación en América Latina el 24 de diciembre.

Una trabajadora de la salud recibe una inyección con una dosis de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNTech en un hospital Infantil, mientras continúa el brote de coronavirus en Ciudad Juárez, México. 14 de enero de 2021. REUTERS/José Luis González
Una trabajadora de la salud recibe una inyección con una dosis de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNTech en un hospital Infantil, mientras continúa el brote de coronavirus en Ciudad Juárez, México. 14 de enero de 2021. REUTERS/José Luis González

En el caso de CanSino que tiene también pendiente el visto bueno de la Cofepris, llegarían 35 millones de vacunas, y en el de AstraZeneca, México inmunizará con ella a 38.7 millones de sus ciudadanos.

López Obrador en su gira por el estado de Guerrero, el pasado domingo informó que su gobierno aceptó que se reduzcan las entregas de vacunas contra Covid-19 de los laboratorios Pfizer, ante la petición que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para evitar el acaparamiento y tengan acceso los países pobres.

“Ahora en el mundo hay una polémica porque la ONU le ha pedido a Pfizer que baje sus entregas a los países en los que se tiene contrato, como es el caso nuestro, los países europeos, para que se disponga una cantidad de vacunas a la ONU y que no haya acaparamiento, y que la ONU también ponga esas vacunas a disposición de países más pobres.

Un miembro del personal sanitario aplica la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus a una persona en las instalaciones del Hospital Militar Regional de Especialidades, el 7 de enero de 2021, en Monterrey, estado de Nuevo León (México). EFE/ Miguel Sierra
Un miembro del personal sanitario aplica la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus a una persona en las instalaciones del Hospital Militar Regional de Especialidades, el 7 de enero de 2021, en Monterrey, estado de Nuevo León (México). EFE/ Miguel Sierra

Nosotros estuvimos de acuerdo con eso, que nos bajen y luego nos repongan lo que nos corresponde”, indicó el mandatario mexicano.

No obstante, afirmó esto no cambia el plan de inoculación en México “porque de todas formas estamos buscando otras vacunas”. Recordó que México ha gestionado con otros laboratorios las vacunas.

“De todas formas, no cambia nuestro plan, porque ya estamos buscando otras vacunas, no sólo Pfizer. Ya estamos en tratos para que empiece a llegar una vacuna denominada CanSino, de China; y una vacuna de un laboratorio ruso, más una vacuna AstraZeneca, de la Universidad de Oxford. De modo que ya vamos a tener vacunas suficientes”, aseguró López Obrador.

El mandatario reveló que la ONU ha pedido a la farmacéutica Pfizer que baje sus entregas a los países con los que se tiene contrato, como el caso de México, para que se disponga una cantidad de vacunas a dicho organismo “y que no haya acaparamiento”.

Con información de REUTERS

MÁS SOBRE ESTE TEMA: