Sinaloa bajo el fuego del narco: cómo la guerra entre el Mayo y Los Chapitos ha provocado un éxodo de familias

La disputa que se libra al interior del Cártel de Sinaloa ha desplazado al menos 200 habitantes de Badiraguato, cuna de Joaquín el “Chapo” Guzmán

A "El Chapo" se le rinde culto en su tierra Badiraguato, Sinaloa, ya que ayudaba económicamente a los pobladores  (Foto: Cuartoscuro)
A "El Chapo" se le rinde culto en su tierra Badiraguato, Sinaloa, ya que ayudaba económicamente a los pobladores (Foto: Cuartoscuro)

Les dieron 24 horas para irse de sus pueblos porque no quisieron quedarse a las órdenes de grupos criminales. Se fueron y dejaron todo: sus casas, la vida, el ganado, la tranquilidad y el alma.

Agustín huyó de San Javier, un poblado de Badiraguato, Sinaloa, fue a finales de 2019, después de que iniciara la guerra interna en el Cártel de Sinaloa, entre las células que lideran Ismael el “Mayo” Zambada y Los Chapitos.

“Por miedo salí, yo no saqué más que la ropa que cargaba puesta, con eso le digo todo, yo lo que quería era la vida”, señaló a Milenio Noticias.

Nunca le dijeron que se fuera, pero vio cómo a los que vivían junto a él sí. Vio cómo les dijeron a hombres, mujeres y jóvenes que debían decidirse sobre trabajar de un bando u otro. Era trabajar con el grupo criminal del “Señor Mayo" Zabada o el de los hijos de Joaquín el “Chapo” Guzmán Loera.

“Tuvimos que salir, algunos salimos por voluntad propia, otros tuvimos que salir perdiendo todo, dejamos todo, y pues nos vinimos a empezar desde cero”, aseguró a Milenio una víctima de desplazamiento.

Un hombre camina en Badiguarato (Foto: RASHIDE FRIAS / AFP)
Un hombre camina en Badiguarato (Foto: RASHIDE FRIAS / AFP)

Desde que se frustró la detención de Ovidio Guzmán López —uno de los hijos del Chapo y heredero del Cártel de Sinaloa—, el mapa criminal de Sinaloa cambió. Los hechos del 17 de octubre de 2019 arrojaron nuevos elementos en la configuración de las redes criminales locales, pues las fuerzas de Los Chapitos entraron en conflicto con las que protegen a las estructuras de Zambada García, el “Mayo".

Mucho se preguntó en todos los círculos si el “Mayo” había participado en los hechos de ese día. Y sobraron medios y analistas que aseguraron que en realidad quien había orquestado la operación para liberar al hijo del Chapo Guzmán, había sido el también llamado “Señor del sombrero”.

Y no. Según el semanario Río Doce, Zambada no solo no dirigió la operación; tampoco la apoyó. Eso se conoció a través de audios que circularon y en donde operadores de Los Chapitos les reclaman a operadores del “Mayo” que no le estuvieran entrando “a los chingazos”.

Vida rutinaria en Sinaloa (Foto: RASHIDE FRIAS / AFP)
Vida rutinaria en Sinaloa (Foto: RASHIDE FRIAS / AFP)

Badiraguato, un pueblo pintoresco y agrícola de difícil acceso en los límites del “Triángulo Dorado”, región comprendida entre los estados de Chihuahua, Sinaloa y Durango, ha sido cuna de algunos de lo más notorios -y exitosos- traficantes de drogas:

Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, de 63 años, y sus aliados del Cártel de Sinaloa, Rafael Caro Quintero, Ismael “El Mayo” Zambada y Juan José Esparragoza, alias “El Azul”, los tres entrados en los setenta.

El pueblo, que se extiende hasta escarpadas laderas donde las condiciones pueden ser muy básicas, tiene poco más de 32 mil habitantes de los cuales oficialmente el 75% vive en la pobreza.

Sin embargo, esto no lo exenta de tener dispersar algunas señales de riqueza como grandes casas con portones, autos nuevos y un parque recreativo gratuito construido a la orilla de un río.

En 2015, al menos la mitad de los habitantes de Badiraguato cultivaban mariguana, la misma droga que Guzmán cultivó junto con su padre cuando era un niño pobre de la Sierra en el poblado de la Tuna, mucho antes de que se hiciera tan rico y la revista Forbes lo incluyera en su lista de multimillonarios.

Con algunas de las tierras más ricas de México, Sinaloa se convirtió en el mayor productor de mariguana a inicios del siglo pasado, y después, de opio y heroína, luego de que emigrantes chinos trajeron las semillas al cruzar el Pacífico.

Estados Unidos comenzó a llamar a la zona “Triángulo Dorado” en sus reportes oficiales sobre el narco a finales de los 70. Las autoridades estadounidenses comparan la región con la zona de mayor producción de opio, conformada por Birmania, Laos y Tailandia.

La mamá de ‘El Chapo’ aún vive en el rancho de la familia Guzmán de La Tuna, a unos kilómetros de Badiraguato; el presidente López Obrador fue fotografiado saludando a la madre del narcotraficante durante su gira de trabajo en marzo pasado.

Tras la captura definitiva en 2016 y condena en 2019 de Joaquín Guzmán, Zambada García quedó como el líder visible del Cártel de Sinaloa, aunque en los últimos meses, los hijos del “Chapo” le disputan el mando de la organización delincuencial.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Golpe al narco en Sinaloa: aseguraron laboratorio para producir fentaniloGolpe al narco en Sinaloa: aseguraron laboratorio para producir fentanilo


Te Recomendamos