El Cártel de Santa Rosa de Lima tras la captura del Marro: pactó con el CJNG y ahora opera con solo el 60% de sus sicarios

Consultado por Infobae México, el experto en seguridad David Saucedo, reveló que hubo una tregua entre la organización del Mencho y los criminales dedicados al huachicol, cuando cayó su líder

El Cártel de Santa Rosa de Lima operaría con el 60 por ciento de sus sicarios (Foto: Infobae México)
El Cártel de Santa Rosa de Lima operaría con el 60 por ciento de sus sicarios (Foto: Infobae México)

Con 2,899 asesinatos en los primeros siete meses de este año, Guanajuato está en camino de establecer un nuevo récord —en el 2019 se registraron 2,624 en el mismo periodo—. En la raíz de la escalada de violencia se encuentra una batalla territorial entre una organización criminal local y un cártel de la droga internacional. En México todos conocen su nombre: el Cártel de Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación.

En un país convulsionado por los homicidios, el estado central de Guanajuato se destacó durante mucho tiempo como una entidad de relativa calma. Pero en 2016 el aura se atenuó.

En Guanajuato, la ofensiva del CJNG atenuó la violencia en la entidad (Foto: REUTERS/Edgard Garrido/File Photo)
En Guanajuato, la ofensiva del CJNG atenuó la violencia en la entidad (Foto: REUTERS/Edgard Garrido/File Photo)

El Cártel de Santa Rosa de Lima, un grupo criminal local cuyo fundador es José Antonio Yépez, el “Marro”, comenzó a ser noticia por supuestamente robar millones de pesos en combustible al día, de los muchos oleoductos que irradian de la paraestatal mexicana, Pemex.

Su líder, que se cree ronda los 40 años, llegó a controlar grandes franjas de Guanajuato. El pasado 2 de agosto el gobierno estatal anunció su captura.

Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del CJNG, pelea el control de Guanajuato (Foto: Archivo)
Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del CJNG, pelea el control de Guanajuato (Foto: Archivo)

La entidad también ha sido de gran interés para un jugador mucho más grande y sofisticado: Nemesio Oseguera Cervantes, conocido como el “Mencho”. De acuerdo con una acusación del Departamento de Justicia de EEUU, Oseguera dirige el CJNG al menos desde el año 2000 y ha logrado expandirlo a la mayoría de los estados de México y a varias ciudades de Estados Unidos. Sus primeros pasos en el narcotráfico los dio, sin embargo, bastante antes.

Nacido en Michoacán en 1966, el “Mencho” fue detenido en California entre finales de la década de los ochenta y a principios de los noventa por traficar heroína. Cumplió una condena y fue deportado. Ahora tiene 54 y ha utilizado la violencia extrema para abrirse paso en 24 de los 32 estados del país.

En efecto, el CJNG controla varios puertos del Pacífico, que son puntos de entrada desde Asia de precursores químicos esenciales. Desde la costa, la ruta más directa a Texas (EEUU) es a través de Guanajuato.

Tras la detención del Marro, el CJNG les ofreció un trato a los sicarios del Cártel de Santa Rosa de Lima.
Tras la detención del Marro, el CJNG les ofreció un trato a los sicarios del Cártel de Santa Rosa de Lima.

Según los informes del analista de seguridad nacional, David Saucedo, dos semanas después de la captura del Marro, su acérrimo rival, el “Mencho” les ofreció un trato a los sicarios del Cártel de Santa Rosa de Lima.

“Hubo una tregua que duró aproximadamente dos semanas después de la detención del Marro, pero se rompió el 14 de agosto. Luego, los integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima tuvieron una reunión, en la que dos terceras partes decidieron seguir en el grupo criminal y aceptar el liderazgo del “Azul”, y la tercera parte se salió del cártel y se unió al CJNG”, detalló a Infobae México.

El predecesor del “Marro” identificado como Adán Ochoa, el “Azul”, no sólo quebró la oferta del CJNG, sino que inició una limpia interna en el Cártel de Santa Rosa de Lima y está asesinando a las células que desertaron para unirse al Mencho.

Por su parte, las huestes de la organización criminal de Jalisco empezaron de nueva cuenta con sus ofensivas en varios municipios que controla el Azul. “La guerra se reactivó nuevamente”, suscribió Saucedo.

El Grupo Élite del CJNG reaparición para declarar "liberado" el estado de Guanajuato tras la detención de El "Marro" (Foto: Captura de pantalla)
El Grupo Élite del CJNG reaparición para declarar "liberado" el estado de Guanajuato tras la detención de El "Marro" (Foto: Captura de pantalla)

Un día después de que fuera capturado el “Marro”, unas cartulinas junto a dos cadáveres arrojados en las calles de Celaya (Guanajuato) rezaban un mensaje mal escrito: “Que les quede claro que estamos más unidos que nunca aquí y en todo Guanajuato sigue mandando el señor Marro”.

Los habitantes de esta localidad del sur de Guanajuato, que soportan desde hace un par de años las tasas de homicidios más altas del país, además de la extorsión a casi cualquier tipo de negocio, esperan los siguientes pasos del crimen organizado.

Las regiones que controlaba el Cártel de Santa Rosa de Lima —Celaya, Apaseo El Alto, Apaseo El Grande, Salamanca, entre otros—, prácticamente se dividieron, algunos ya desertaron y se pasaron de bando. El CJNG les ofreció una amnistía, entonces algunos mandos regionales, jefes de plaza del Cártel de Santa Rosa de Lima, ya se cambiaron de mando, y traicionaron al Marro ahora que se encuentra detenido. Esto ocurrió en algunas zonas como el municipio Jerécuaro. Otros integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima siguen en pie de guerra y todavía están lanzando amenazas a sus rivales”, explicó el consultor y estratega en materia de seguridad.

Miembros de la Guardia Nacional patrullan las calles de la ciudad de Celaya, en el estado de Guanajuato (Foto: EFE/Str)
Miembros de la Guardia Nacional patrullan las calles de la ciudad de Celaya, en el estado de Guanajuato (Foto: EFE/Str)

Guanajuato, una guerra lejos de terminar

Guanajuato, uno de los estados más prósperos del país, convive con 13 homicidios al día, una guerra entre organizaciones criminales y el enfrentamiento de éstas con las autoridades por el combustible.

Este año, la violencia en la entidad ha alcanzado sus niveles máximos. Luego de la aprehensión de José Antonio Yépez, el “Marro”, se ha asesinado más que antes. El experto David Saucedo coincide en que pretender analizar la violencia que sufre la entidad con una guerra entre dos grupos criminales (CJNG y Cártel de Santa Rosa de Lima, es simplificar demasiado el asunto.

“La jerarquía del estado tiene tres guerras en paralelo: la más conocida es la del “Marro” y el “Mencho”. En la ciudad de León (Guanajuato), tenemos un conflicto entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Cártel de Sinaloa, éste último apadrinando al Cártel Nueva Plaza y a la mafia local la Unión de León. Estos tres grupos criminales están peleando contra el CJNG y le están ganando”, detalló Saucedo a Infobae.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Guanajuato bajo asedio: cuáles son los cárteles que disputan la plaza al CJNG

Violencia y amenazas del CJNG desplazaron a toda una comunidad: éxodo en San Juan del Llanito

La sombra del Marro permanece en Guanajuato: narcomensajes y desmembrados siembran el terror

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos