La FGR reaprehendió a “El Cochiloco” de la Familia Michoacana por secuestro agravado; llevaba 3 años en libertad

Había sido aprehendido por este delito desde el año de 2017, pero gracias a un amparo logró recuperar su libertad

La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo en una plaza comercial del sur de la Ciudad de México a Daniel “R”, alias “El Cochiloco, quien tenía una sentencia condenatoria en su contra por el delito de secuestro agravado. 

El detenido, integrante de La Familia Michoacana, había sido aprehendido por este delito desde el año de 2017, pero gracias a un amparo logró recuperar su libertad. 

Sin embargo, otros coacusados por el mismo hecho delictivo lo confirmaron como uno de los participantes en el secuestro de un hombre de 26 años de edad, ocurrido en Villa Guerrero, Estado de México, por lo que la Fiscalía General de la República (FGR) apeló el amparo que se le habían otorgado.  

El 16 de mayo de 2018 un tribunal unitario le dio la razón a la FGR, dictó sentencia condenatoria contra Daniel “R” y ordenó su reaprehensión, la cual se pudo concretó hasta dos años después.

Por medio de un comunicado, las autoridades federales informaron que a través de la Policía Federal Ministerial (PFM), y a petición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), aprehendieron a Daniel “N”.

Por el delito antes señalado, se le consignó el pasado 16 de mayo de 2018 y el Tribunal Unitario de Circuito le dictó una sentencia condenatoria, debido a que se logró probar su plena responsabilidad penal en el delito del que se le acusaba.

La sentencia que se le impuso a Daniel “N” fue de 25 años de prisión y dos mil días de multa, por lo que en el momento en que se el Juez dictó la sentencia, se ordenó también su reaprehensión, debido a que el sujeto había quedado en libertad en 2017.

Sin embargo, la FGR promovió una solicitud de amparo a dicha resolución, la cual concluyó en la sentencia referida.

La Familia Michoacana opera en el sur del Estado de México, de acuerdo con información de inteligencia del gobierno federal. La FGJEM ha realizado detenciones y operativos contra la operación de delincuencia organizada en esa área de la entidad federativa.

La guerra entre La Familia Michoacana y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por el control de Michoacán es solamente uno de los factores que han contribuido al decaimiento del grupo delictivo, uno de los más fuertes durante la primera década del siglo XXI. Su debilitamiento comenzó tras la llamada “guerra” contra el narcotráfico del presidente Felipe Calderón.

Y es que La Familia Michoacana fue uno de los cárteles más prominentes en el país en 2006. De hecho, la estrategia de seguridad lanzada aquel año por el ex presidente comenzó tras una muestra de poder de este grupo criminal.

A principios de septiembre, integrantes de la “La Familia Michoacana” irrumpieron en un club nocturno de dicha localidad y lanzaron cinco cabezas humanas en el centro de la pista de baile.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

La violencia y brutalidad era inédita para entonces, a pesar de que los cárteles de droga dominaban el negocio en el país desde hacía varios años. En diciembre, unos días después de asumir en el cargo, Calderón anunció el combate frontal contra el narcotráfico con el uso del Ejército.

Sin embargo, con el paso de los años y la intensa batalla con las fuerzas federales y locales, la organización criminal se fue debilitando y al fracturarse surgió el Cártel de los Caballeros Templarios, que fue calificado como todavía más sanguinario y cruel que sus antecesores.

Pero en los últimos meses, el grupo recobró cierta fuerza en puntos específicos de Michoacán, donde se han enfrentado en una dura batalla con el CJNG, la organización que ha tomado el protagonismo en el país y es considerado uno de los grupos delictivos más poderosos del continente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: