Temor de los jueces por tomar casos del narco: piden más seguridad o simplemente los rechazan

El atentado del secretario de Seguridad de la CDMX o los procesos a familiares de 'El Marro' y 'El Mochomo' intensificaron ese miedo

(Foto: EFE/José Pazos)
(Foto: EFE/José Pazos)

Jueces del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de México (CDMX) han pedido resguardo policial y hasta han rechazado encargarse de casos de alto impacto, donde juzgan a narcotraficantes o integrantes del crimen organizado.

Los impartidores de la justicia capitalina explican que ellos corren un doble riesgo al llevar este tipo de casos. Por un lado, las consecuencias que conlleva imputar a ese tipo de personajes. Por otro, la crítica social que los tacha de corruptos o detener vínculos con la delincuencia organizada si es que los procesados no son mandados inmediatamente a la cárcel.

Este miedo de los jueces locales se intensificó, señala el diario El Universal, a raíz del aumento de la presencia de presuntos integrantes del narcotráfico y grupos delictivos transnacionales, en la Ciudad de México, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) al que se le atribuye el atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana (SSC) de la CDMX, Omar García Harfuch.

(Foto: REUTERS/Luis Cortes)
(Foto: REUTERS/Luis Cortes)

De igual manera, otros hechos que acrecientan el temor de los funcionarios de justicia son el caso de ‘El Marro’, en el que se ordenó investigar y sancionar a los jueces que presuntamente otorgaron la libertad a los familiares del líder criminal en Guanajuato. Uno más es lo que recientemente ocurrió con ‘El Mochomo', en el que precisamente ese diario reveló y difundió un audio en el que se revelaría una supuesta negociación entre empleados de un juzgado y la madre del delincuente en relación a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero.

Otro ejemplo que no hace sino incrementar el miedo de los impartidores de justicias es que el lunes de la semana pasada se informó sobre el homicidio de un secretario de una sala en el Reclusorio Norte, hecho que despertó la sospecha de los juzgadores que no descartan que fuera un mensaje de amenaza en su contra.

Así que luego de que eso se supiera, han sido cuatro los jueces locales que han solicitado reforzar su seguridad personal. Otras más están intentando hacer todo lo que está en sus manos para simplemente no tomar los casos de alto impacto.

¿Quiénes son los que más seguridad necesitan?

Los impartidores de justicias que más seguridad han requerido son aquellos que se encargan de los temas relacionados con La Unión Tepito, el Cártel de Tláhuac; los que han consignado a integrantes de Los Rodolfos y ahora tratan con los detenidos del Cártel Jalisco Nueva Generación, relacionados con el atentado de García Harfuch.

El Universal cita las preocupaciones de los jueces, pero desde el anonimato, por ejemplo: “Nos sentimos vulnerables, el ataque al secretario de Seguridad dejó en claro el nivel de agresividad que tienen”; “No les importa ni el personaje al que intimidan. Otra cosa, al final del día toda esa responsabilidad cae sobre nosotros, la ciudadanía no conoce bien el proceso y no se dan cuenta de que si dejamos a alguien en libertad es porque no se integró bien un expediente o el caso no está bien amarrado. Cree que somos corruptos y no es así, nosotros trabajamos con base en la información que nos proporcionan”.

Además, los funcionarios han advertido que buscarán el diálogo con los administradores del tribunal local, para hacer todo lo posible para que las sesiones que involucren a integrantes de la delincuencia organizada sean privadas, es decir, que no tengan acceso los medios de comunicación y que sus identidades se trata como información reservada, para que no se haga público que son ellos quienes llevan a cabo los procesos judiciales, pues no solo temen y buscan protegerse a ellos mismos, sino que quieren a toda costa resguardar la seguridad e integridad de sus familiares, ante posibles represalias.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Austeridad en México dejó a juzgadores del narco sin seguridad contra el crimen organizado

Omar García Harfuch fue dado de alta: aseguró que regresará a trabajar pronto para combatir a la delincuencia

La UIF confirmó que La Unión Tepito y el Cártel Santa Rosa de Lima también se dedican a la trata de personas