“No soy tapadera de nadie”: López Obrador se desmarcó de investigación de la UIF al primer círculo de Cuauhtémoc Blanco

Insistió en que él no establece relaciones de complicidad con nadie y no le fallará a la gente

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que su gobierno está combatiendo a la corrupción tal y como se lo prometió al pueblo de México.

Durante su conferencia en Palacio Nacional y a pregunta expresa de cómo afecta a su proyecto investigaciones como las que enfrenta el primer círculo del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, el mandatario aseguró que no hay ninguna afectación ya que no existe impunidad.

No afecta porque no hay impunidad ni ocultamos nada que pueda significar actos de corrupción, no soy tapadera, sea quien sea. Si se comete un acto de corrupción, tiene que ser castigado. La gente nos apoyó para que desterráramos la corrupción de México y no le vamos a fallar a la gente y eso es lo que más daña. No es una pandemia, es la peste, es lo más funesto que puede haber, la corrupción”, aseguró.

FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO
FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO

El mandatario insistió en que su gobierno no permitirá ningún acto de corrupción.

Yo no establezco relaciones de complicidad con nadie, llegué aquí con el apoyo de los ciudadanos, yo tengo como amo al pueblo de México… No me ayudaron traficantes de influencias, no me ayudaron potentados, no me ayudaron los dueños de los medios de información, no me ayudaron grupos de intereses creados; me ayudo la gente, por eso no puedo fallar. Me ayudó el más humilde, integrantes de clase media y empresarios honestos.. A ellos me debo”.

“Yo estoy libre, llegué con el apoyo de la gente y no los voy a defraudar.. Vamos a seguir adelante en este propósito de limpiar de corrupción. Todavía no acabo de sorprenderme del tamaño de la corrupción que imperaba, más de lo que imaginaba”, aseguró.

UIF investiga al primer círculo en el gobierno de “Cuau”

Cuauhtémoc Blanco y su medio hermano Ulises Bravo Molina (Foto: Internet)
Cuauhtémoc Blanco y su medio hermano Ulises Bravo Molina (Foto: Internet)

Desde su incursión en la política que lo llevó primero a la alcaldía de Cuernavaca y luego a la gubernatura de Morelos, Cuauhtémoc Blanco se ha visto envuelto en el escándalo, ya sea por los malos resultados de su administración, pero también por las personas que integran su gobierno, entre los que se encuentran su medio hermano Ulises, su primo, su ex mánager e incluso varios amigos.

Las múltiples irregularidades en la entidad provocaron que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) volteara sus ojos al círculo cercano del gobernador y el pasado 4 de marzo, la Unidad acusó a José Manuel Sanz Rivera, jefe de la Oficina del gobernador de Morelos de realizar movimientos inusuales por 741 millones de pesos y retiros en efectivo por 122 millones de pesos.

Lo anterior fue revelado por el propio titular de la UIF, Santiago Nieto, quien anunció que la investigación llevaba por nombre “Caso Primavera”.

Las indagatorias señala que sin tener registro de ingresos propios, Claudia Mondragón Sánchez, esposa de Sanz, adquirió un departamento del Condominio Forest Hills, en Cuernavaca por 1.4 millones de pesos, cuando su valor comercial era de 4 millones.

La vendedora fue Julieta Valderrama, cuñada de Juan Diego Pons, director del Fideicomiso del Fondo de Competitividad y Promoción del Empleo de Morelos.

José Manuel Sanz Rivera, jefe de la oficina de gobierno del estado de Morelos (Foto: especial)
José Manuel Sanz Rivera, jefe de la oficina de gobierno del estado de Morelos (Foto: especial)

Pero la investigación más reciente gira en torno a Édgar Riou Pérez, primo y secretario particular de Blanco, quien hizo diversos depósitos injustificados a la esposa y al medio hermano de Cuauhtémoc en 2016, cuando aún era alcalde de Cuernavaca. Se realizaron otros más en 2019, cuando Blanco ya estaba en la gubernatura.

El diario Reforma reveló que la Unidad de Inteligencia Financiera encontró que el 12 de febrero de 2019, se depositaron 200,000 pesos a Natalia Rezende Moreira y 29 de septiembre de 2016 retiró 160,000 en un cheque a favor de Ulises Bravo.

“Las operaciones descritas no resultaron ser por montos tan significativos, pero la realidad es que no se encuentra un motivo por el cual el secretario particular del gobernador haya erogado recursos a favor de Natalia Rezende y Ulises Bravo Molina, puesto que entre éstos no se advierte una relación distinta al de parentesco, es decir, en apariencia no existe una causa para que dicho sujeto haya efectuado la expedición de los cheques analizados”, señala la UIF.

Por otra parte, Jaime Tamayo Godínez, amigo Cuauhtémoc y quien fue designado como apoderado de su marca “Cuauhteminha”, habría recibido en sus cuentas bancarias 558.2 millones de pesos entre 2013 y 2019.

Las autoridades identificaron que en una cuenta de Tamayo había 505.4 millones de pesos de agosto de 2016 a octubre de 2018 y pagos, uno de ellos por 5 millones de pesos para Comercializadora Prato, la cual fue catalogada como empresa fantasma o "fachada".

Pese a que Tamayo es quien más dinero administra, la UIF denunció ante la FGR a Édgar Riou Pérez.

MÁS DE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR