México responderá a Canadá y UE por sus críticas a las nuevas reglas del sector energético, adelantó Rocío Nahle

La secretaria de Energía enfrenta una serie de cuestionamientos por supuestamente bloquear el desarrollo de energías limpias

(Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
(Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

La secretaria de Energía de México, Rocío Nahle, dijo el lunes que esta semana responderá a las cartas que le enviaron la Unión Europea y Canadá cuestionando las nuevas reglas del sector eléctrico, que la funcionaria defendió como una forma de garantizar la confiabilidad del sistema.

La semana pasada, la Secretaría de Energía emitió nuevas directrices sobre la industria eléctrica, citando la necesidad de asegurar la confiabilidad del suministro durante la pandemia de coronavirus.

El presidente ha prometido la autosuficiencia energética de México y argumenta que algunos contratos firmados por gobiernos anteriores son abusivos y van en contra de los intereses de los mexicanos.

El fin de semana, Canadá y la Unión Europea enviaron sendas cartas a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, planteándole su preocupación por las normas que, dicen, amenazan la inversión extranjera en el sector, una inusual intervención diplomática de algunos de los aliados más cercanos de México.

“Recibí las cartas de la Unión Europea y Canadá, esta semana las voy a responder”, dijo la funcionaria en una entrevista radial. “No se trata de buenos y malos, no se trata de privados y públicos, se trata de tener un orden”.

Además de la crisis sanitaria y económica que vive México en medio de la pandemia por coronavirus, se está atravesando también una confrontación energética luego de que el actual gobierno, dirigido por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), diera a conocer por medio del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) de la Secretaría de Energía, que se suspenderían de manera indefinida las pruebas críticas para nuevo proyectos de energías renovables.

Ante esto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el organismo de representación empresarial CONCAMIN, la Cámara Americana de México entre otros, comenzaron a denunciar que esto beneficiaba injustamente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) al frenar la competencia.

Ahora, el Wall Street Journal (WSJ), un reconocido medio estadounidense, destacó en uno de sus artículos que el gobierno de López Obrador esta tomando un control estricto del mercado eléctrico que afecta proyectos con un valor cercano a los 6 mil millones de dólares invertidos, en un momento donde México enfrenta una recesión económica debido a la pandemia.

El medio afirmó que, en efecto, las nuevas reglas aventajan a la CFE por encima de los desarrolladores privados que han estado invirtiendo en el país, lo que retrasa la apertura del mercado del sector a los inversionistas extranjeros.

Este freno de proyectos ocurrió en un momento en que la caída de la demanda causada por el coronavirus generó un incremento de necesidad de energías renovables. El embajador designado de Canadá en México, Graeme C. Clark, dijo en una carta a Rocío Nahle, Secretaria de Energía de México, que estas normas “ponen en peligro la operación y la continuidad de los proyectos de energía renovable de las empresas canadienses en México”.

“Si no ponemos orden, van a seguir viendo a México como tierra de conquista”: López Obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes que los empresarios están “en todo su derecho” de acudir a tribunales para dirimir una disputa por nuevas reglas al sector eléctrico.

“Me sorprende que algunos, no todos desde luego, empresarios mexicanos defiendan este sistema, este régimen de corrupción, si a todos nos conviene que haya honestidad... Sí no ponemos orden, van a seguir viendo a México como tierra de conquista”, indicó el mandatario mexicano.

(Foto: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO)
(Foto: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO)

La Secretaría de Energía reforzó la semana pasada el control del Estado sobre la industria eléctrica, citando la necesidad de asegurar la confiabilidad del suministro de electricidad durante la pandemia de coronavirus.

Y los principales grupos empresariales condenaron el fin de semana las nuevas normas, argumentando que golpearán la confianza de los inversores y frenarán el crecimiento de la energía renovable, a medida que aumenten las tensiones entre el sector privado y el gobierno.

La disputa supone otro golpe a la relación entre los empresarios y el presidente, quien ha alarmado a los inversores con su insistencia para buscar mayor control estatal en el sector energético, a menudo tratando de modificar compromisos existentes.

“Vamos a defender la industria eléctrica mexicana, no vamos a aumentar el precio de la luz”, explicó López Obrador.

Con información de Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA

López Obrador defendió regulaciones de Sener

Endurecer reglas energéticas favorece a la CFE y afecta a proyectos renovables en México: Wall Street Journal

MAS NOTICIAS