A la caza del círculo cercano de García Luna: Luis Cárdenas Palomino, su brazo derecho, es investigado por lavado de dinero

Desde enero de 2013 ocupó la dirección de Adamantium, filial de Grupo Salinas dedicada a la seguridad privada y el espionaje

Luis Cárdenas Palomino (Foto: Cuartoscuro)
Luis Cárdenas Palomino (Foto: Cuartoscuro)

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador comenzó a estrechar el cerco de los colaboradores más cercanos al ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

De acuerdo con el semanario Proceso, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) a Luis Cárdenas Palomino, brazo derecho de García Luna y ex director general de la Policía Regional Federal, por lavado de dinero.

En entrevista con Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, Cárdenas Palomino es el primer personaje cercano a Genaro García Luna en ser investigado y denunciado, al tiempo que aclaró que el expresidente Felipe Calderón no tiene vínculo con la red financiera de lavado de dinero que se les detectó a los dos policías encargados de la seguridad en su sexenio.

Nieto Castillo precisó que el congelamiento de cuentas de Cárdenas Palomino ocurrió una semana después de la detención de García Luna.

Genaro Garcia Luna. (Foto: REUTERS/Tomas Bravo)
Genaro Garcia Luna. (Foto: REUTERS/Tomas Bravo)

Esto fue el detonante para iniciar la investigación que llevó a la UIF a detectar empresas “simuladoras” mediante las cuales Luis Cárdenas Palomino recibía millonarios depósitos. Esas firmas, así como nueve propiedades que adquirió, forman parte de la denuncia presentada hace un mes contra él por lavado de dinero ante la FGR.

La carrera de Cárdenas Palomino, quedó marcada por la balacera entre policías federales ocurrida el 25 de junio de 2012 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) por un problema de tráfico de drogas y causó la muerte de tres uniformados.

Cárdenas Palomino culpó a tres policías, pero dos de ellos –Daniel Cruz García y Zeferino Morales Franco– dijeron a Proceso en julio del mismo año que el entonces jefe de Seguridad Regional de la Policía Federal protegía las actividades del narcotráfico en el Aeropuerto de la capital del país.

El semanario detalló que al concluir el sexenio de Calderón, Cárdenas Palomino encontró cobijo con Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, Elektra y Banco Azteca.

Desde enero de 2013 ocupó la dirección de Adamantium, filial de Grupo Salinas dedicada a la seguridad privada y el espionaje, como publicó el semanario en su edición del 22 de diciembre de 2019.

 (Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Durante la administración de Enrique Peña Nieto –cuyo consejero jurídico, Humberto Castillejos Cervantes, fue cuñado de Cárdenas Palomino–, Adamantium recibió por lo menos 24 contratos públicos por un total de 510 millones 470 mil pesos.

Dichos contratos abarcaron servicios de seguridad en infraestructuras estratégicas del país: el AICM, estaciones de combustibles operadas por Aeropuertos y Servicios Auxiliares, así como los puertos de Manzanillo y Veracruz.

Santiago Nieto detalló que con el congelamiento de las cuentas de Cárdenas Palomino, fue posible detectar empresas “simuladoras” mediante las cuales recibía depósitos millonarios, además de que se ubicaron nueve propiedades adquiridas por él, derivado de la denuncia presentada hace un mes ante la FGR.

¿Quién es Luis Cárdenas Palomino?

Luis Cárdenas Palomino, ex  titular de Seguridad Regional de la Policía Federal y hombre muy cercano a Genaro García Luna (Foto: Twitter)
Luis Cárdenas Palomino, ex titular de Seguridad Regional de la Policía Federal y hombre muy cercano a Genaro García Luna (Foto: Twitter)

Acumuló un gran poder bajo el cobijo de Genaro García Luna, quien hoy se encuentra detenido en una cárcel de Nueva York a la espera de que inicie su juicio en la Unión Americana, acusado de tres cargos relacionados con el narcotráfico y uno más por mentirle a la autoridad.

De acuerdo con la periodista Anabel Hernández, Vicente Zambada Niebla, alias “El Vicentillo” (hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, considerado como el líder del Cártel de Sinaloa), le reveló la forma en la que operaba la Policía Federal, que dependía de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyo titular era García Luna.

Según lo relatado por “El Vicentillo” y que quedó plasmado en el libro “El Traidor”, Genaro García Luna convirtió a muchos de los policías federales en gatilleros al servicio de “El Mayo” y “El Chapo”. Pero también comenzaron a comprarles droga, por lo que los uniformados se convirtieron en traficantes e incluso secuestradores.

Las acusaciones señalaban al equipo más cercano del llamado “Súper Policía”: Luis Cárdenas Palomino, quien fue titular de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF); Facundo Rosas ex comisionado de la PF; Armando Espinosa de Benito, ex jefe de la División de Investigación de la Policía Federal; así como Ramón Pequeño García, ex jefe de Inteligencia de la misma corporación.

En noviembre de 2018, casi a la par del juicio en contra de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo” en una corte de Nueva York, se llevó a cabo otro proceso judicial, pero en la Corte de Distrito Norte de Chicago, Illinois.

Ahí se procesaba al ex comandante de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, arrestado por las autoridades de Estados Unidos en abril de 2017 acusado de colaborar con el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva; cuando se presentó un testigo clave: Sergio Villarreal Barragán alias “El Grande”, lugarteniente del Cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

José Luis Cárdenas Palomino (Foto: Cuartoscuro)
José Luis Cárdenas Palomino (Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con Anabel Hernández, quien tuvo acceso a las declaraciones de “El Grande”, el narcotraficante reveló que Genaro García Luna y su “compadre” Luis Cárdenas Palomino, colaboraban para el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva cuando ambos estaban en la Secretaría de Seguridad Pública Federal durante el sexenio de Felipe Calderón.

Describió los encuentros entre Luis Cárdenas Palomino con Arturo Beltrán Leyva, Cárdenas Palomino era Coordinador de la División de Seguridad Regional de la SSP y García Luna era el Secretario.

Sergio Villarreal detalló que en el primer encuentro, Arturo Beltrán Leyva le pidió a Cárdenas Palomino información sobre las frecuentes incautaciones que la DEA estaba haciendo, en aguas internacionales, de barcos que transportaban droga de La Federación (integrada por Ismael Zambada García, Joaquín Guzmán Loera, Ignacio Coronel Villarreal, del Cártel de Sinaloa, y los hermanos Arturo, Alfredo y Héctor Beltrán Leyva, entre otros).

De acuerdo con Anabel Hernández, Cárdenas Palomino dijo que investigaría a través de un contacto que él tenía en la embajada de México en Colombia para saber qué estaba sucediendo.

Durante su testimonio, “El Grande” aseguró que hubo un segundo encuentro entre Arturo Beltrán y Cárdenas Palomino y en el que él estuvo presente.

Ahí, Cárdenas Palomino le dijo a Beltrán Leyva que había un informante colombiano de la DEA trabajando con el cartel de los Beltrán Leyva” y le proporcionó el apodo e incluso una fotografía.

“El Grande” testificó que Beltrán Leyva se enojó mucho por lo que ordenó secuestrar, torturar y asesinar al informante de la DEA.

Otro narcotraficante que también acusó a Cárdenas Palomino fue Édgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”. Aseguró que él mismo le entregó sobornos millonarios, al igual que a Genaro García Luna y a otros colaboradores cercanos al llamado “súper policía”.

MÁS DE ESTE TEMA:

El cártel de García Luna: cómo se tejió la red de corrupción entre policías y narcos

“García Luna está aterrado”: la caída del ex hombre fuerte de Calderón

Felipe Calderón y el trágico final de sus dos hombres fuertes

"García Luna, el operador del lado oscuro de Fox y Calderón”: Lydia Cacho afirmó que ambos sabían de las andanzas del ex funcionario

MAS NOTICIAS