Una cuadrilla del Ejército apoya en las labores de clausura de tomas clandestinas diariamente (Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)
Una cuadrilla del Ejército apoya en las labores de clausura de tomas clandestinas diariamente (Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)

Petróleos Mexicanos (Pemex) implementará una nueva estrategia para evitar el robo de combustible: cubrirá 175 kilómetros de ducto con concreto y se aumentarán los sistemas de alerta en 1.300 kilómetros de tubería, informó Octavio Romero, el director de la petrolera.

Porque a pesar de la estrategia que implementó el gobierno federal a inicios del año pasado para detener el conocido “huachicoleo” aún hay pérdidas diarias de cinco mil barriles diarios, equivalente a 15 millones de pesos.

En la actualidad se ha detectado que en 149 kilómetros de ductos se encuentra 95% de las tomas clandestinas aún existentes. En Jalisco durante el último año se disparó el número de tomas clandestinas. Peor el caso es particular, ya que a la par bajó la cantidad de combustible robado.

También ha crecido el número de sitios en donde roban gas. “Es un enigma, hay algunas hipótesis. Una de ellas es que sean competidores de Pemex que estén llevando a cabo estas acciones para reducir la capacidad de distribución de gas de Pemex”, dijo Octavio Romero.

(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)
(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)

No obstante, el número de policías que vigila los ductos disminuirá. Durante 2019 había 8.600 efectivos, y este año quedarán 5.300, ya que algunas de las tuberías ya están fuera de servicio.

“Ya dentro de lo que son los resultados se logró la reducción en un 91% del robo de combustibles, hubo un ahorro de 56 mil millones de pesos en poliductos, en los ductos que transportan el combustible y mil 900 millones de pesos en gas licuado”, dijo el director de Pemex.

Operativo contra el robo de combustible

De diciembre del 2018 a febrero del 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador entabló una estrategia contra el “huachicoleo”, que se basó en cerrar los ductos de combustible para identificar las tomas clandestinas y cancelarlas. Además de clasificar el delito como grave, para llevar presos a los involucrados.

Para finales del segundo mes del año pasado, Alfonso Durazo secretario de Seguridad Pública, reportó que habían 175 personas vinculadas a proceso por el delito de robo de combustibles, 104 de estas personas en prisión preventiva. Además de 7 millones 805 mil litros de combustible y 1 millón de gas LP recuperados, así como 1. 411 vehículos asegurados.

Trabajadores de Pemex clausuran una toma clandestina en Hidalgo (Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)
Trabajadores de Pemex clausuran una toma clandestina en Hidalgo (Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)

Al final del operativo, se registraron que hubieron 655 personas presentadas al Ministerio Público por delitos al robo de hidrocarburos. Pero para mayo, ya sólo 10.2% de las personas continuaban en prisión en espera de su proceso. Es decir, 72.

Los probables delincuentes quedaron exentos de esta medida cautelar, debido a fallas en el sistema de detención y falta de pruebas para su enjuiciamiento. Contrario a lo que declaró AMLO el 2 de febrero en su conferencia de prensa matutina, en la que se quejó por existir un sistema penal “blando” que apoyado por la ley laxa permitía que los huachicoleros quedaran en libertad.

Según documentos de transparencia obtenidos por el medio digital mexicano Animal Político, la mayoría de los relacionados a los delitos fueron liberados en el primer paso hacia su enjuiciamiento.

Después de haber sido detenidas, las personas fueron presentadas al Ministerio Público. Sin embargo, el 56.5% fueron dejadas en libertad porque el organismo dictaminó que no había pruebas suficientes y sólidas para vincularlos al crimen del huachicoleo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA