Ante la cancelación del nuevo aeropuerto en México, inversores “vuelan” con sus capitales a Perú

Por John Quigley, Bloomberg

La decisión de México de cancelar un aeropuerto de US$13.000 millones ha animado a los inversionistas a participar en la expansión de la principal terminal aérea de Perú, según el director del proyecto.

Anton Aramayo, quien supervisa los planes en Lima Airport Partners, dijo que docenas de compañías internacionales están interesadas en ofertar por cerca de US$1.200 millones en obras para construir una segunda pista y una nueva terminal de pasajeros.

Uno de los pocos proyectos aeroportuarios en marcha en América del Sur en la actualidad, la unidad de Lima del operador del aeropuerto de Fráncfort Fraport AG, ha despertado el interés de Bechtel Group Inc, China Harbour Engineering Co. Ltd. y Ferrovial SA junto a otros gigantes de infraestructura. Aecom, con sede en Los Ángeles, supervisa el diseño del aeropuerto.

La cancelación del gigante aeropuerto mexicano de Texcoco el año pasado ayuda a explicar el interés. Aramayo dice que la fuerte demanda de contratos de ingeniería podría ayudar a reducir el costo general de la expansión del aeropuerto, que actualmente se estima en alrededor de US$1.500 millones, dijo.

“El interés internacional ha sido gigantesco”, dijo Aramayo por teléfono desde Lima.

El proyecto está muy retrasado. El Aeropuerto Internacional Jorge Chávez acogerá más de 23 millones de pasajeros este año, en comparación con los aproximadamente 10 millones de hace una década.

La expansión se retrasó durante más de una década debido a las demoras en la expropiación de las 600 hectáreas necesarias para construir una segunda pista. En 2017 se produjo un gran avance y los trabajos de construcción comenzaron a fondo este mes para preparar el terreno para la nueva pista y la torre de control de tráfico. La española Obrascón Huarte Lain SA y la peruana Cosapi SA se adjudicaron el contrato de obras de movimiento de tierras.

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, en Texcoco, fue una de las primeras decisiones del gobierno de López Obrador (Foto: Cuartoscuro)
La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, en Texcoco, fue una de las primeras decisiones del gobierno de López Obrador (Foto: Cuartoscuro)

La nueva terminal tendrá capacidad para 35 millones de pasajeros cuando se complete en 2024. Su diseño facilitará una expansión posterior que aumentará la capacidad a 50 millones en 2041.

Años de rápido crecimiento económico y crecientes llegadas de turistas han llevado al aeropuerto a su límite. Perú ha duplicado el número de llegadas de turistas en la última década a 4,4 millones el año pasado, con más de la mitad llegando a través del aeropuerto Jorge Chávez. El país es ahora la única economía importante en América del Sur cuyo aeropuerto principal se basa en una sola pista de aterrizaje.

La segunda pista y los hangares adicionales permitirán que el aeropuerto duplique el número de vuelos y lo deje bien posicionado para convertirse en un centro sudamericano en 2024, dijo Aramayo. Con sede en Santiago, Latam Airlines Group SA ya usa Lima como su aeropuerto principal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA