López Obrador celebró la ratificación del T-MEC. (Foto: Cortesía Presidencia)
López Obrador celebró la ratificación del T-MEC. (Foto: Cortesía Presidencia)

“Fue muy buena”, así calificó el presidente Andrés Manuel López Obrador la semana que termina y que quedó marcada por la firma del T-MEC y la detención en Texas del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

En el marco de su conferencia matutina en Palacio Nacional, AMLO celebró la ratificación del nuevo acuerdo comercial para América del Norte en el Senado, con 107 votos a favor y uno en contra.

"Ayer se aprobó en el Senado el adendum del T-MEC, esto fue un triunfo va a fortalecer la inversión, la industria y la creación de fuentes de trabajo, van a mejorar los salarios, las prestaciones a las que tienen derecho los trabajadores, en fin, va a ayudar mucho al crecimiento de la economía”.

El mandatario mexicano no ocultó su entusiasmo por el acuerdo con Estados Unidos y Canadá.

“Aunque no es lo único y la panacea, sí es un eslabón muy importante el que se tenga este acuerdo con la economía más fuerte del mundo, con el comercio más importante del mundo”.

López Obrador, el primer presidente de izquierda en la historia de México, agradeció al Senado por la abrumadora mayoría con la que se aprobó el acuerdo.

Chrystia Freeland, de vice primera ministra de Canadá, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. (Foto: Reuters)
Chrystia Freeland, de vice primera ministra de Canadá, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. (Foto: Reuters)

“Les reconozco a los senadores el gesto que tuvieron de aprobar este acuerdo. 107 votos a favor, uno en contra, ya mejor no puede darse una situación con estas características, y esperemos que en EEUU se haga lo mismo, ellos tienen hasta el día 20, al parecer hay acuerdo entre republicanos y demócratas. Quedaría pendiente Canadá para principios del año próximo".

Después de semanas aciagas por el incremento de la inseguridad en el país, principalmente por las actividades ilícitas del crimen organizado, el gobierno mexicano tuvo un respiro con la detención del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

El ex funcionario de Felipe Calderón fue arrestado bajo la acusación de presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa. López Obrador negó que utilice el caso para atacar a su antecesor y rival político, pero apuntó que revisará que ningún implicado pueda actuar en su gobierno.

“Giré instrucciones para que se haga una revisión en todo el gobierno, sobre quiénes participaron con el equipo de García Luna, quienes pasaron al grupo de Peña y luego llegaron hasta nosotros, sí los hay. Si hacen algo así, para afuera”, agregó el presidente en su tradicional conferencia “mañanera”.

Se supo en el mundo que el encargado de seguridad del 2006 al 2012, está detenido en EEUU acusado de recibir sobornos de uno de los grupos delictivos de México, estamos resintiendo los efectos”, explicó.

Reiteró que el combate a la corrupción es el eje de su mandato.

“Nosotros llegamos aquí para cambiar las cosas y está escrito: no se tolera la corrupción y la impunidad, ni de mi familia. Me hago cargo de Jesús Ernesto porque es menor de edad, solamente”.

López Obrador dijo estar “muy contento” con el transitar de la semana, aunque sí recriminó al Congreso por el rechazo a la iniciativa de reducir el presupuesto a los partidos.

GEnaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública Federal, y Felipe Calderón Hinojosa, ex presidente de México. (Foto: Cuartoscuro)
GEnaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública Federal, y Felipe Calderón Hinojosa, ex presidente de México. (Foto: Cuartoscuro)

“Lamento esa votación, pero hay que seguir insistiendo”, expresó el presidente al deslizar la posibilidad de que incluya la propuesta como una iniciativa preferente.

El mandatario alabó el trabajo de la actual legislatura con la aprobación de reformas contra las factureras y la corrupción, pero criticó que no hayan aprobado la reducción de su presupuesto.

“Tan bien que iban, pero pueden rectificar... la política es tiempo, quizás el próximo año".

Después de la destitución e inhabilitación de Miguel Ángel Lozada Aguilar como director general de Pemex Exploración y Producción (PEP), por vínculos con el caso de la “Estafa Maestra”, López Obrador apuntó que la paraestatal ya salió de la crisis.

“Lo puedo decir, ya se logró sacar a Pemex de la crisis”.

López Obrador matizó que Pemex tiene muchos retos por delante, pues los tecnócratas dejaron las plantas “hechas chatarra”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA