(Foto: Infobae)
(Foto: Infobae)

Para Estados Unidos, la captura de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), es uno de sus objetivos prioritarios, toda vez que ha catalogado a esa organización criminal como una de las cinco organizaciones más peligrosas del mundo, al mismo nivel que el grupo terrorista del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Por su cabeza, Washington ofrece una recompensa de USD $10 millones de dólares, lo que lo ha llevado a estar presente en la lista de los más buscados de la Administración de Control de Drogas de aquella nación.

Desde octubre de 2018, los departamentos de Justicia, Estado y del Tesoro de Estados Unidos implementaron un operativo especial en contra del CJNG, que incluye una serie de medidas para atacar y desmantelar a la organización a la que le documentaron la compra de 100 millones de dólares (USD) en lingotes de oro para lavar dinero.

También lo acusan de traficar numerosas toneladas de cocaína, metanfetaminas y heroína con fentanilo a Estados Unidos. Una investigación periodística de The Courier Journal reveló que el cártel se encuentra en 35 estados de la unión americana, en los que “abruma” a ciudades y pueblos pequeños con grandes cantidades de drogas, mientras que en Los Ángeles, Chicago y Atlanta ha establecido importantes zonas de venta y distribución de estupefacientes.

Foto: Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés)
Foto: Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés)

La velocidad del crecimiento del CJNG (en menos de una década) ha convertido al cártel en un “peligro claro, presente y creciente”, expresó Uttam Dhillon, administradora interina de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés)

“Quieren controlar todo el mercado de drogas”, dijo Matthew Donahue, quien supervisa las operaciones extranjeras para la DEA. “Si eso los lleva a matar a otros cárteles o a personas inocentes, lo harán”.

Por su parte, el teniente Jeremy Williams, de la Oficina del Sheriff del Condado de Ashe en Carolina del Norte y cuyo cuyo testimonio en 2014 ayudó a condenar a un traficante relacionado con el CJNG, aseguró que los de Jalisco están llenando de drogas a la unión americana.

“El poderoso sindicato internacional de ‘El Mencho’ está inundando Estados Unidos con miles de kilos de metanfetaminas, heroína, cocaína y fentanilo cada año, a pesar de ser blanco repetidamente de investigaciones prolongadas”, destaca la investigación que hace énfasis en cómo el flujo interminable de drogas de los cárteles mexicanos ha contribuido a la crisis de adicción sin precedentes de este país, devastando familias y matando a más de 300.000 personas desde 2013.

Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, el líder del CJNG. (Foto: Archivo)
Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, el líder del CJNG. (Foto: Archivo)

En sólo diez años, el Cártel Jalisco Nueva Generación ha logrado tener presencia en los 32 estados de México (aunque se estima que controla 22) y cada vez gana más terreno a nivel mundial. Fuentes de Inteligencia estadounidense estiman que “El Mencho” tiene más de 5,000 trabajadores leales en todos los continentes, excepto en la Antártida.

Ante este panorama, los gobiernos de México y Estados Unidos anunciaron un plan conjunto para combatir a las organizaciones criminales y fijaron como uno de sus objetivos prioritarios la captura de Nemesio Oseguera Cervantes.

La unidad de alto nivel estaría formada por marinos mexicanos y trabajaría directamente con asesoría, armamento e inteligencia del gobierno estadounidense, para rastrear y detener a “El Mencho”.

Nacido en el municipio de Aguililla, en el estado mexicano de Michoacán, Nemesio Oseguera está catalogado como un líder minucioso, riguroso y sanguinario. Ha instruido a sus tropas en la exposición de este salvajismo extremo que incluye decapitaciones, ahorcamientos públicos, baños de ácido para desaparecer cadáveres, incluso canibalismo como rito de iniciación y con los que quieren desertar. Todos sus actos son grabados y distribuidos en redes sociales para difundir el miedo y la intimidación.

El nuevo “Chapo”

El agente especial de la DEA, Kyle Mori, aseguró a Univision que “El Mencho” ha logrado en pocos años lo que a “El Chapo” Guzmán le tomó décadas.

El agente explicó que uno de los factores que juegan a favor de “El Mencho” es que no es un hombre de vicios, no consume drogas y goza de buena salud, una condición física envidiable y tiene, además, disciplina militar, ya que fue integrante de una agrupación policíaca en México.

“Todos esos factores contribuyen a que maneje su cártel como si fuera un negocio”, explicó.

El Cártel Jalisco se ha diversificado. De acuerdo con reportes de inteligencia, ha dirigido burdeles en México, a menudo forzando a adolescentes y mujeres.

También operaba una etiqueta de tequila, casinos, dos centros comerciales, una clínica médica, compañías de bienes raíces y un centro turístico ubicado en el Océano Pacífico frecuentado por estadounidenses, según los registros del Departamento del Tesoro de EEUU.

De acuerdo con la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés)
De acuerdo con la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) "El Mencho" se esconde en la sierra. (Mapa: Infobae)

El cártel también recluta espías en el gobierno y la policía mexicanos para mantener a sus líderes fuera de la cárcel y evitar las drogas. Quienes rechazan los sobornos son amenazados o asesinados.

Un veterano oficial de policía de Jalisco, quien pidió no ser identificado por su seguridad, dijo que el CJNG tiene funcionarios en su nómina a nivel local, estatal y federal. Las filtraciones de información hacen que atrapar a “El Mencho” sea extremadamente difícil.

Los agentes de drogas estadounidenses creen que “El Mencho” se mueve entre las selvas remotas y montañas de Jalisco, Colima o Michoácan.

“Toda la inteligencia indica que todavía está allí, moviéndose regularmente”, dijo Craine, el supervisor retirado de la DEA que dirigió la exitosa búsqueda de “El Chapo”.

Incluso si los investigadores estadounidenses y mexicanos pueden rastrear la ubicación de “El Mencho”, capturarlo no será fácil.

Los agentes dicen que normalmente viaja en un convoy, rodeándose de decenas de mercenarios bien entrenados y armados con armas de grado militar que pueden atravesar tanques, incluso aviones.

“Va a ser difícil atraparlo. No comete muchos errores”, dijo Mori, el agente de la DEA que supervisa la investigación criminal de Estados Unidos contra “El Mencho”.

MÁS DE ESTE TEMA: