(Foto: Twitter @lopezobrador_)
(Foto: Twitter @lopezobrador_)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mantuvo una llamada telefónica con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, donde le dio el pésame por los nueve norteamericanos masacrados -todos niños y mujeres- en el norte de México y aseguró que habrá justicia para los familiares.

“A través del presidente Trump, envié mi más profundo pésame a los familiares y amigos de quienes fueron asesinados en los límites de Chihuahua y Sonora”, expresó el presidente mexicano en sus redes sociales. “Le agradecí su disposición de apoyarnos y le informé que las instituciones del Gobierno de México actúan para hacer justicia”, añadió.

Más tarde, el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, detalló que Trump había reiterado su confianza a las autoridades y a la administración del tabasqueño de 65 años. “Confió en que se va a aplicar la justicia, y así va a suceder”, reiteró.

Trump le ofreció ayuda al gobierno mexicano para enfrentar a los grupos criminales (Foto: Yuri Gripas/ Reuters)
Trump le ofreció ayuda al gobierno mexicano para enfrentar a los grupos criminales (Foto: Yuri Gripas/ Reuters)

El gobierno estadounidense, por su parte, destacó que Trump habló con López Obrador sobre la reciente violencia en México y los esfuerzos para combatir la conducta de diferentes grupos criminales y cárteles, que ha ido en aumento en los últimos tiempos.

Sin embargo, en el recuento del subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Hogan Gidley, no hizo referencia al tráfico de armas desde Estados Unidos hacia su país vecino, uno de los temas principales que el gobierno mexicano ha tratado de instalar en la agenda bilateral.

Además, la Casa Blanca explicó que Trump condenó los actos de violencia cometidos contra los ciudadanos estadounidenses y volvió a ofrecer su asistencia a México para que los responsables de estos hechos sean llevados a la justicia.

AMLO rechazó
AMLO rechazó "respectuosamente" la ayuda ofrecida por su similar estadounidense (Foto: Cuartoscuro)

Más temprano, luego de que Trump expresara en redes sociales que ha llegado “el tiempo para que México, con la ayuda de Estados Unidos, haga la guerra a los cárteles de la droga", López Obrador insistió en que México no permitirá otro tipo de intervención.

“En estos casos, nosotros tenemos que actuar con independencia de conformidad con nuestra Constitución y nuestra tradición de independencia y soberanía”, expresó el presidente mexicano.

Sin embargo, dejó una puerta abierta. “Hay que ver si en los convenios de cooperación hay posibilidad de que se pueda contar con ayuda en caso de que se necesite y en el marco de la legalidad internacional vigente. Entonces, solicitaríamos ese apoyo, agradecemos mucho, pero creo que no los necesitamos para atender estos casos”, sentenció.

El paso a paso del asesinato de la familia LeBarón (Infocómic: Jovani Silva, Infobae)
El paso a paso del asesinato de la familia LeBarón (Infocómic: Jovani Silva, Infobae)

Por la mañana, el mandatario estadounidense escribió en Twitter: "Si México necesita o solicita ayuda para eliminar a estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y con capacidad para involucrarse para hacer ese trabajo rápidamente y eficazmente”.

“Si México necesita o solicita ayuda para limpiar estos monstruos (cárteles de la droga), Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva", añadió.

“¡El grandioso nuevo presidente de México ha hecho de esto un gran tema, pero los carteles se han vuelto tan grandes y poderosos que a veces necesitas un ejército para derrotar a un ejército!”, concluyó Trump.

Al menos nueve integrantes de la familia LeBarón -ciudadanos norteamericanos radicados en una comunidad mormona muy conocida en el norte de México-, fueron asesinados tras un ataque de un grupo del crimen organizado. El activista Julián LeBarón confirmó que durante la tarde de este lunes se disponían a viajar del municipio de Galeana al poblado de Bavispe en el estado de Sonora.

De acuerdo a los relatos, los miembros del clan norteamericano fueron emboscados por carteles de la droga en esa zona caliente del país. Primero fue cercado uno de los vehículos que era conducido por una de las madres de la familia y cuatros de sus hijos, entre ellos dos bebés mellizos. Los demás llegaron minutos después a la espeluznante escena donde también fueron acribillados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA