(Fotoarte: Jovani Silva/Infobae)
(Fotoarte: Jovani Silva/Infobae)

La mañana del lunes tres camionetas con 17 personas salieron de la comunidad de La Mora, Sonora, con rumbo Galeana, Chihuahua. Nunca llegaron a su destino, a plena luz del día y en un camino conocido, fueron acribillados.

Eran todos integrantes de la familia LeBarón, el grupo estaba compuesto por 14 menores y tres mujeres.

El saldo fatal del confuso ataque fue de nueve muertos, las tres mujeres y el resto, menores de edad.

Esta es la reconstrucción de los hechos paso a paso:

El paso a paso del asesinato de la familia LeBarón (Infocómic: Jovani Silva, Infobae)
El paso a paso del asesinato de la familia LeBarón (Infocómic: Jovani Silva, Infobae)

09:30-13:00 horas. La familia LeBarón, conformada por tres mujeres y 14 menores de edad, se trasladaba de Galeana, Chihuahua a Bavispe, Sonora.

13:00 horas. El evento se registró en los límites entre ambos estados, donde fueron emboscados por un grupo armado.

13:18 horas. El activista Julián LeBarón solicitó apoyo de la Guardia Nacional por un ataque armado contra sus familiares en Bavispe, Sonora.

17:00 horas. Elementos de la Guarnición Militar de Agua Prieta se trasladaron a la zona.

18:00 horas. LeBarón y pobladores se dirigieron al lugar para buscar a sobrevivientes.

18:30 horas. Elementos de la Sedena, zona militar de Chihuahua, iniciaron patrullajes en los límites de Chihuahua, Sonora.

19:20 horas. La Fiscalía General del Estado de Chihuahua envió a elementos de la Agencia Estatal de Investigación y Comisión Estatal de Seguridad a Janos.

20:30 horas. Elementos de Seguridad de Chihuahua y Sonora establecieron un operativo de búsqueda y blindaron la zona de conflicto.

21:05 horas. Agentes de la Guardia Nacional y Sedena confirmaron el deceso de dos mujeres y dos menores, así como siete personas localizadas con vida.

00:05 horas. La Sedena confirmó el saldo de nueve fallecidos y seis lesionados.

Todas las víctimas, de una familia mormona, tienen las nacionalidades mexicana y estadounidense. En la conferencia matutina, el titular de la Secretaría de la Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, informó sobre los hechos: “Se trata de una zona en disputa entre diversos grupos criminales. Hay una célula vinculada al cártel del Pacífico que tienen una presencia relevante en Agua Prieta, Sonora. También tienen presencia en la parte de la sierra, en los límites de Chihuahua y Sonora”.

Nueves personas murieron tras el ataque de una célula delictiva del Cártel del Pacífico (Foto: Cuartoscuro)
Nueves personas murieron tras el ataque de una célula delictiva del Cártel del Pacífico (Foto: Cuartoscuro)

El trágico final del clan LeBarón

“¿Qué fue lo que ocurrió? ¿Cómo es y quién perpetró un atentado de este tipo?” son las preguntas en torno a la masacre de una familia de mormones atacada el lunes 4 de noviembre en el norte del país.

A la ya muy maltratada familia LeBarón le tocó de nuevo el horror, pues en los límites entre Sonora y Chihuahua, un grupo armado asesinó a por lo menos nueve miembros de ese clan.

Según los reportes de sus allegados, en la comunidad de La Mora, en San Miguel Bavispe, Sonora, a las 9:00 horas un pequeño convoy de tres camionetas atravesó la zona rumbo a Phoenix, Arizona, en Estados Unidos.

Se trataba de tres mujeres que iban a recoger a familiares al aeropuerto. En una de las unidades viajaba Rhonita María Miller y sus cuatro hijos. En otra, Dawna LeBarón y sus siete hijos, y en la tercera una mujer de nombre Cristina con su único bebé.

Las tres mujeres fueron interceptadas por un grupo armado. Atacaron la camioneta donde viajaba Rhonita y sus cuatro pequeños, la cual explotó al recibir impactos de bala en el tanque de gasolina.

Después, algunos de los hombres secuestraron a los otros dos vehículos y se llevaron a los ocupantes. Horas más tarde se dio a conocer que uno de los menores escapó y pidió ayuda en un poblado cercano, confirmando la muerte de otras dos mujeres y dos niños. Quedando cinco escondidos y presumiblemente heridos.

El número de occisos por este hecho fue de nueve personas —seis menores y tres adultos—, Julián LeBarón, pariente de las víctimas, advirtió que en la zona pudieron haberlas confundido con algún grupo criminal y pidió ayuda al Gobierno federal para dar con los desaparecidos.

Mientras tanto, elementos de la Policía Estatal y la Guardia Nacional, así como pobladores la región encabezaron una búsqueda de los menores que, más tarde se comprobó, seguían con vida.

La madrugada del lunes, en el municipio de Agua Prieta a 50 kilómetros del lugar del incidente, se desataron balaceras que dejaron al menos dos muertos y varios vehículos incendiados, presuntamente por enfrentamiento entre grupos delincuenciales rivales.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: