En México, la violencia incrementó considerablemente respecto al 2018 (Foto: Cuartoscuro)
En México, la violencia incrementó considerablemente respecto al 2018 (Foto: Cuartoscuro)

El número de homicidios en México está fuera de control, alcanzando 2,560 asesinatos en tan sólo el mes de junio de 2019. La alarmante cifra representa un aumento del 1.91 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando se registraron 2,369 homicidios dolosos.

Dichos registros delictivos fueron publicados recientemente por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que da cuenta que el sexto mes del 2019 ha sido el más sangriento (22 por cada 100,000 habitantes) desde el inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

Los números rojos fueron situados por encima de los años más violentos de la guerra contra el narcotráfico del ex presidente, Felipe Calderón (2006-2012) , cuando la tasa de homicidios fue de 9.75 por cada 100,000 habitantes.

En términos generales, el Secretariado Ejecutivo registró que en el primer semestre de la actual administración, 17,082 personas murieron por la violencia entre cárteles de la droga, enfrentamientos armados y huachicoleo.

Pese al despliegue de la Guardia Nacional en el país, la violencia continúa imparable (Foto: Cuartoscuro)
Pese al despliegue de la Guardia Nacional en el país, la violencia continúa imparable (Foto: Cuartoscuro)

Cómo se explica el nuevo récord de violencia 

Las estadísticas oficiales de la Secretaría de la Defensa Nacional, revelaron que el 70 por ciento de los homicidios dolosos en el primer semestre del año fueron perpetrados por armas de fuego, muchas provenientes de Estados Unidos.

Incluso, el canciller de México, Marcelo Ebrard y el secretario de Estado del gobierno estadounidense, Mike Pompeo, llegaron a un acuerdo el pasado lunes, en el que establecieron que combatirán el tráfico de armas en la frontera norte (Tijuana, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y Ciudad Juárez).

Actualmente, el uso de rifles automáticos tienen un incremento de 63 por ciento en comparación con el año pasado , así como las armas de asalto con un aumento del 120 por ciento.

El presidente López Obrador heredó un México sangriento, pero las cifras de violencia continúan a la alza (FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM)
El presidente López Obrador heredó un México sangriento, pero las cifras de violencia continúan a la alza (FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM)

Pese a que López Obrador recibió al país con una tendencia creciente en el número de homicidios, las bandas de delincuencia organizada y los cárteles del narcotráfico han ampliados sus actividades. Por ejemplo, el robo de combustible o huachicoleo (al finalizar el sexenio de Enrique Peña Nieto se habían detectado más de 12,000 sitios clandestinos de huechicoleo).

Otra razón que aqueja al incremento de homicidios es la disputa entre bandas de narcotráfico por mercados locales. 

En la Ciudad de México, por ejemplo, se han contabilizado 1,062 homicidios, de los cuales 570 fueron perpetrados con armas de fuego.

La Associated Press y expertos en seguridad, aseguraron el aumento de la violencia podría deberse a las fracciones de los Cárteles que se han involucrado en batallas cada vez más sangrientas por el control.

Con la llegada de AMLO al gobierno del país, se cambió el objetivo de las operaciones de seguridad, que en los dos gobiernos anteriores se concentró, sobre todo, en capturar a los líderes del narcotráfico.

Ahora, la estrategia es reforzar la seguridad en las ciudades y atender la violencia que afecta a los ciudadanos; no obstante, no se ha logrado contener la inseguridad. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), El 74,6  por ciento de los mexicanos se sienten inseguros en sus ciudades.

Parte de ello es la manera en como se aplica la estrategia de seguridad.

El pasado mes de abril, López Obrador reviró al periodista, Jorge Ramos, cuando éste argumentó que la violencia estaba empeorando.

"Nuestros datos muestran que hemos controlado esta situación", le reclamó a Ramos.