(Foto: cortesía)
(Foto: cortesía)

Por Carlos Rodríguez Ulloa*

El 12 de febrero de 2019 terminó el llamado "juicio del siglo" cuando Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera fue declarado culpable de diez cargos que incluyen haber codirigido el Cártel de Sinaloa por 25 años, importado 1,200 toneladas de cocaína, 49 de marihuana y 200 kilos de heroína y metanfetaminas a Estados Unidos, entre otros; el 10 de Julio la fiscalía solicitó cadena perpetua y 30 años de cárcel en la sentencia que se dictó hoy.

Este hecho es un punto de inflexión que abre un nuevo capítulo en lo historia de la delincuencia organizada en México y el mundo, cuyas resonancias ya se empiezan a sentir y esbozan algunas de las principales características de la delincuencia transnacional organizada del siglo XXI, como son las consecuencias dentro de la organización de Sinaloa y en el equilibrio entre los distintos grupos ilegales que operan en todo el territorio nacional.

El principal actor afectado por la sentencia es el propio grupo de Sinaloa que desde la tercera captura de su líder, en enero de 2016, se ha tenido que reorganizar y ha derivado en una fuerte conflagración interna en la disputa por cubrir el vacío de liderazgo dejado por el capo. Esto llevó al conflicto entre los Dámasos compuesto por su "mano derecha" y supuesto heredero Dámaso López Nuñez (a) el Licenciado y su hijo, Dámaso López Serrano (a) el Mini Lic. Que echaron mano de su brazo armado Fuerzas Especiales Dámaso (FED), sucesor de Los Antrax, en contra de Ivan Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar (a) los Chapitos o los Menores quienes reclamaban el lugar dejado por su padre. Esta disputa tuvo dos eventos clave: el secuestro de los Chapitos en agosto de 2016 en Puerto Vallarta y el 4 de febrero de 2017 donde el Licenciado atentó contra los Chapitos e Ismael "El Mayo" Zambada rumbo a una reunión para redefinir la operación del grupo.

Ismael “El Mayo” Zambada podría no tener todo bajo control en el Cártel de Sinaloa (Foto: archivo)
Ismael “El Mayo” Zambada podría no tener todo bajo control en el Cártel de Sinaloa (Foto: archivo)

A pesar de que esta pugna terminó con la captura de López Núñez el 2 de mayo de 2017 y la entrega de López Serrano el 27 de julio de 2017 a la Administración para el Control de Drogas (DEA), los Chapitos tienen un liderazgo endeble puesto que el respeto se lo deben en buena medida al respaldo de "El Mayo" Zambada, quién quedó como el principal líder de la organización y fiel de la balanza en los múltiples juegos de poder de la delincuencia organizada mexicana, pero hay actores que reclaman mayor participación en el grupo y que mantienen abiertos frentes internos como la disputa de Aureliano Guzmán Loera (a) "El Guano" contra sus sobrinos los Chapitos.

La otra gran consecuencia de la sentencia de hoy es la evolución de la disputa entre el grupo de Sinaloa y el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), si bien en un inicio el CJNG se vio como un derivado de Sinaloa, hace tiempo que tiene una dinámica propia que lo ha llevado a ser identificada por la DEA como la principal organización de la delincuencia organizada en México en la actualidad.

El CJNG actualmente tiene una posición dominante en la arquitectura de la delincuencia organizada en México debido a tres factores de mercado que les ha permitido mejorar su posición y eliminar a los grupos rivales. Primero se centra en los nichos de mercado más rentables, como son las metanfetaminas o drogas de diseño como su principal producto, aunque mantiene presencia en el trasiego de marihuana y cocaína, sin duda han hecho de las metanfetaminas su principal mercado y lo han llevado a desarrollar nuevos nichos como el peligroso fentanilo.

En esta línea de rentabilidad también está su incursión hacia otros mercados ilegales además del trasiego de drogas, como es el robo de combustible que lo ha llevado a férreos enfrentamientos contra grupos locales que sentían su liderazgo incuestionable, por ejemplo contra los Zetas en Puebla y Veracruz o contra el grupo de Santa Rosa de Lima en Guanajuato.

El CJNG entrará en una batalla aún más intensa contra los otros cárteles (Foto: archivo)
El CJNG entrará en una batalla aún más intensa contra los otros cárteles (Foto: archivo)

Otro aspecto que explica la preponderancia de CJNG es la expansión en la distribución directa al consumidor en las principales ciudades del país, aspecto que lo ha llevado a la expansión del narcomenudeo en la Ciudad de México, Guadalajara, Tijuana, La Paz, Juárez entre otras; donde ofrece dosis mayores de droga por el mismo precio y además hace un uso intensivo de la violencia que paulatinamente desplaza a sus competidores.

El tercer aspecto que es muy importante, es que cuenta con una sólida estructura financiera organizada en torno a los Cuinis, donde la familia de los González Valencia, familia política del líder visible Nemesio Oseguera (a) el Mencho, le permite a la organización lavar dinero a nivel internacional; por lo que de forma permanente cuenta con grandes recursos para todos los insumos necesarios en sus operaciones a nivel global, como los precursores químicos traídos de Asia, contratación de personal en todo el territorio nacional, compra de armas principalmente en Estados Unidos, etc.

Estos aspectos se suman a algunas alianzas locales como la formada con los remanentes de los Arellano Félix en Tijuana que han formado el Cartel Tijuana Nueva Generación (CTNG) o la sociedad con células del Cartel del Golfo en contra del Cartel del Noreste derivado de los Zetas, en la disputa por Nuevo León y Tamaulipas.

Esta agresiva expansión necesariamente lo ha llevado a enfrentarse al grupo antes hegemónico de Sinaloa en distintos lugares, que aunque parecieran eventos aislados, al cabo del tiempo se han ido acumulando hasta que finalmente se está desatando un enfrentamiento directo entre ambos grupos y se puede decir que de forma abierta en Guadalajara y en Sinaloa.

Jesus Alfredo, Iván Archivaldo y Ovidio, tres de los hijos del capo mexicano (Fotos: DEA)
Jesus Alfredo, Iván Archivaldo y Ovidio, tres de los hijos del capo mexicano (Fotos: DEA)

El grupo de Sinaloa liderado por "El Mayo", ha desarrollado un nuevo grupo de choque llamado "Los Demonios", específicamente reclutado y entrenado para enfrentar al CJNG, además ha promovido y patrocinado la fortaleza de grupos locales de narcomenudistas en Guadalajara, puesto que sabe que si logra desestabilizar la principal área de influencia de CJNG, tendrá más éxito en la disputa por las múltiples plazas en todo el territorio nacional.

Apenas el pasado 10 de abril de 2019 Sinaloa quemó un parque de vehículos propiedad de Nueva Generación en la zona metropolitana de Guadalajara y dejó una manta que decía "Ya llegamos por lo que nos pertenece", y en marzo un líder de plaza de Sinaloa expuso en redes sociales la cabeza de un miembro de CJNG severamente golpeado advirtiendo: "Así o mas quieren la limpia, ya llegó la barredora que trabaja las 24 hrs." También en Sinaloa se han visto eventos de violencia como el asesinato de dos hombre en Culiacán donde se dispararon alrededor de 300 tiros, en un hecho que muestra que no hay seguridad que alcance en medio de la estruendosa guerra por la hegemonía que apenas comienza, lo peor en la resonancia por la disputa del poder ilegal en México está por venir mientras el otrora líder Joaquín Guzmán Loera pasa el resto de su vida en prisión.

*Analista en Risko Consultores, integrante del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, A.C.

Lo aquí publicado es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio