Ayer, un juez de control obtuvo las órdenes de aprehensión contra Lozoya y tres de sus familiares (Fotoarte: Jovani Silva)
Ayer, un juez de control obtuvo las órdenes de aprehensión contra Lozoya y tres de sus familiares (Fotoarte: Jovani Silva)

Consternado, Javier Coello, abogado del exdirector de Pemex Emilio Lozoya, confirmó que la Fiscalía General de la República (FGR) giró una orden de aprehensión contra su cliente y la madre, hermana y esposa de éste.

El defensor, entrevistado por Ciro Gómez Leyva, resaltó que interpondrá amparos, pues no existen pruebas que involucren a la familia de Lozoya.

"Me sorprende mucho la orden de aprehensión contra la esposa, la mamá y la hermana de Lozoya, yo conozco la carpeta de investigación y nunca fueron mencionadas", expresó Coello Trejo.

La fiscalía, a través de un comunicado informó que un juez de control obtuvo las órdenes de aprehensión contra Marielle "E" (esposa), Gilda "A" (madre), y Nelle "A" (hermana de Lozoya), por su probable relación en delitos cometidos con Odebrecht y que involucran a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Las personas antes señaladas cuentan con  Ficha Roja de Interpol.

La circular menciona que el asunto se inició en enero de 2017, pero durante años no obtuvo judicialización.

"El Ministerio Público Federal presentó ante el juez de Control todos los elementos de probanza necesaria para obtener el resultado legal favorable a los intereses de la federación en un caso que por mucho tiempo estuvo congelado en forma tan criticable", señaló la FGR.

En 2013, Pemex le otorgó a la constructora brasileña Odebrecht un contrato por la refinería de Tula, Veracruz (Foto: Twitter @OdebrechtSA)
En 2013, Pemex le otorgó a la constructora brasileña Odebrecht un contrato por la refinería de Tula, Veracruz (Foto: Twitter @OdebrechtSA)

El inicio de la pesquisa 

En diciembre de 2016, cuando la constructora brasileña Odebrecht S.A reconoció su inmenso sistema de corrupción en América Latina, cayeron gobiernos, expresidentes, y funcionarios de altos rangos que  pasaron de transitar los pasillos del poder a dormir tras las rejas. 

Entre los países involucrados se encontraba México.

Odebrecht comenzó "el mayor caso de sobornos extranjeros en la historia", cuando a cambio de contratos por proyectos de obras públicas, realizaba pagos a destacadas figuras.

A México llegó en 2013. De acuerdo a un cotejo de documentos, un día después de que  Petróleos Mexicanos (Pemex) recibió la propuesta de Odebrecht para el contrato de la modernización de la refinería de Tula, Hidalgo, el departamento de sobornos de la constructora brasileña transfirió desde el Meinl Bank de Antigua USD 1,000,000 a una cuenta en el Neue Bank Ag, en Liechtenstein, a nombre de la empresa Offshore Zecapan SA, que según los delatores en Brasil, estaba ligada al entonces director de la empresa mexicana, Emilio Lozoya. 

Javier Coello, abogado de Lozoya, interpuso un amparo para evitar que Lozoya fuera detenido. Hoy, un juez ordeno su aprehensión (FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM)
Javier Coello, abogado de Lozoya, interpuso un amparo para evitar que Lozoya fuera detenido. Hoy, un juez ordeno su aprehensión (FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM)

Odebrecht presentó su propuesta a Pemex el 2 de diciembre de 2013 y la transferencia del soborno se realizó el 3 de diciembre.

Una semana después, la dirección de Pemex avaló la licitación pública y ese mismo día una empresa offshore de la oficina de sobornos transfirió USD 480,000 a la misma cuenta en el Neue Bank de Liechtenstein: el fallo a favor de Odebrecht lo emitió Pemex a los tres días.

En los siguientes meses, continuaron los sobornos que coincidieron con la formalización del contrato, que fue firmado el 15 de febrero de 2014.

En noviembre hubo otras transferencias que coincidieron con dos ampliaciones al contrato en Tula por 879 millones de pesos.

Una mansión de 1,165 metrso cuadrados, adquirida a finales de 2012 es clave en la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht en México (Foto: Cuartoscuro)
Una mansión de 1,165 metrso cuadrados, adquirida a finales de 2012 es clave en la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht en México (Foto: Cuartoscuro)

Una mansión, pieza clave en el caso Odebrecht

 Una clave de la trama de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht en México está en una casa en la zona residencial de Las Lomas. 

La edificación de 1,165 metros cuadrados fue adquirida por Emilio Lozoya a finales de 2012 con dinero que las autoridades investigan como parte de los sobornos pagados por Odebrecht. En dicho inmueble se negociaron las condiciones en las que se asignó el contrato millonario de la construcción de la refinería de Tula (Hidalgo).

La mansión era propiedad de María del Carmen Ampudia Cárdenas, esposa de un miembro del Consejo de Administración del Grupo Financiero Intercam.

Una investigación de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, siguieron la ruta del dinero pagado por la empresa brasileña,  y se toparon con dos transferencias realizadas a México el 1 de diciembre de 2012 desde una cuenta en Suiza de la que Lozoya y su hermana, Gilda Susana, fueron identificados como los beneficiarios.

La cantidad transferida aquél día fue equivalente en ese entonces a 38,000,000 de pesos. Ese es justo el monto que el exdirector de Pemex pactó con la señora Ampudia para adquirir su casa.

El inmueble se ubica en un condominio denominado Residencia La Retama, que forma parte de Lomas de Bezares, en la alcaldía Miguel Hidalgo (Ciudad de México).

La empresa brasileña ha declarado que entre 2012 y 2014, le pagaron a Lozoya USD 10,000,000.