El documento aprobado por el Senado pasará el Ejecutivo (Foto: Cuartoscuro)
El documento aprobado por el Senado pasará el Ejecutivo (Foto: Cuartoscuro)

El Pleno del Senado de la República aprobó este miércoles, en sesión extraordinaria, con 114 votos a favor y 4 en contra, además de 3 abstenciones, el proyecto de decreto por el que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sustituye al TLCAN.

El documento pasa ahora al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación y posterior ratificación.

Los tres países firmaron el T-MEC en noviembre de 2018, pero aún no se ha ratificado y las ventanas de oportunidad para hacerlo se han reducido, ante el cambio en la Cámara de Representantes en Estados Unidos y las próximas elecciones federales en Canadá.

(Infografía : Senado de México)
(Infografía : Senado de México)

"La decisión del Senado contribuirá a un posicionamiento fuerte de México en la actual coyuntura internacional. Se fortalece la cooperación internacional en materia económica y particularmente en la región norte de América", señaló Martí Batres, presidente de la Cámara Alta, a pesar que algunos legisladores consideraron que no es el mejor acuerdo comercial que se tiene, sin embargo, ayudará al crecimiento económico nacional en el entorno complicado que se vive a nivel mundial.

El T-MEC, acuerdo que estuvo 13 meses en negociaciones México y sus contrapartes norteamericanas, presenta cambios substanciales en materia de reglas de origen del sector automotor; en el capítulo laboral; se suman nuevos tópicos como comercio electrónico, medio ambiente y Pymes; nuevas disposiciones en materia de propiedad intelectual; se precisa la soberanía de México sobre sus recursos energéticos; entre otras cosas.

En los últimos años, México ha logrado cifras récord a nivel comercial en su relación con sus socios en América del Norte. De hecho, durante el primer cuatrimestre de 2019, por primera vez en la historia, nuestro país se convirtió en el primer socio comercial de Estados Unidos con un comercio superior a USD 203,000 millones por arriba de Canadá y China.

El jueves, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se reunirán en Washington para discutir la ratificación del acuerdo, entre otros temas.

En EEUU, una vez que el T-MEC llegue a la Cámara de Representantes, se cuentan con 60 días para estudiarlo y votarlo; después, el acuerdo se envía al Senado en donde se realizaría el mismo proceso, pero en un periodo de 30 días.

La batalla la lidera la facción del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes, quienes han puesto a algunos de sus partidarios a negociar con la administración Trump los cambios que solicitan para establecer mayor obligatoriedad en el cumplimiento de lo negociado en materia laboral; también cambios en aspectos medioambientales y otros tópicos relacionados a la duración de las patentes del sector farmacéutico.

Estas demandas podrían ser solucionadas por vías administrativas ya que, abrir el acuerdo para negociar implicaría entrar en un 'juego abierto' de discusiones como en el que estábamos inmersos hace tres trimestres, sería peligroso para los balances que se crearon en la ya cerrada negociación trilateral, consideran algunos empresarios.