Toda la producción de esta planta irá, por lo pronto, únicamente a EEUU (Foto: Twitter)
Toda la producción de esta planta irá, por lo pronto, únicamente a EEUU (Foto: Twitter)

BMW inauguró una planta en San Luis Potosí en pleno choque diplomático entre Estados Unidos y México debido a la amenaza arancelaria de Donald Trump. El fabricante automovilístico alemán presentó oficialmente su nueva ensambladora en el céntrico estado mexicano tras una inversión de USD 1.000 millones.

Se trata de una de las tres plantas -las otras dos se encuentran en Alemania y China– que producirán el sedán Serie 3 Berlina de próxima generación para su venta en Estados Unidos.

"La empresa ha invertido más de USD 1.000 millones en la nueva planta de producción. La fábrica, que ya emplea a 2.500 personas, tendrá una capacidad de producción de hasta 175.000 unidades al año cuando se complete la fase de arranque", destacó la empresa en un comunicado que presume la primera planta en México del grupo alemán.

La ceremonia en San Luis Potosí contó con la presencia de invitados como el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo; el gobernador del estado de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, y Oliver Zipse, miembro del Consejo de Administración de BMW.

La principal fuente de divisas de México proviene de la exportación automotriz (Foto: Reuters)
La principal fuente de divisas de México proviene de la exportación automotriz (Foto: Reuters)

Por el momento, se explicó que el 100% de lo que se produzca en las instalaciones de San Luis Potosí irá directamente a EEUU, pero en los siguientes meses se enviarán unidades a otros mercados con la finalidad de llegar a 40 países en 2020, señaló Hermann Bohrer, director general de BMW planta San Luis Potosí.

"La nueva planta de San Luis Potosí es un pilar importante de la estrategia de producción global del Grupo BMW. Nuestro objetivo es lograr un equilibrio en nuestra producción y ventas en las diferentes regiones del mundo", explicó Zipse. "BMW busca fortalecer su presencia en mercados importantes y en crecimiento".

La fábrica contará con un espacio donde todos los nuevos empleados y aprendices recibirán formación sobre los últimos procesos de producción y tecnologías del grupo. En este sentido, la planta está trabajando con cuatro institutos técnicos en esta área y ya ha formado a 250 aprendices en oficios técnicos.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Andreas Wendt, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, destacó además la sólida relación con proveedores mexicanos, lo que beneficiará a la planta con "rutas de suministro más cortas". El volumen de compras del Grupo BMW en México alcanzó los USD 2.500 millones el año pasado.

La inauguración oficial de esta planta llega en un momento especialmente ríspido, luego de que el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció la pasada semana su decisión de aplicar aranceles a todos los productos mexicanos del 5% -y aumentar los gravámenes gradualmente hasta el 25% en octubre– si México no frena la creciente migración hacia su vecino del norte. Pero BMW advirtió que eso podría afectar a los consumidores estadounidenses.

"El libre comercio no existe en todas las partes del mundo. Muchos países se protegen, no es una situación rara, nosotros vamos a ser flexibles (en la capacidad de producción y exportación), pero ahora es mera especulación y es un hecho que en el país donde se aplican aranceles, los clientes serán los que pagarán", dijo Zipse al respecto.

Este miércoles en Washington se produjo una primera reunión de alto nivel entre gobiernos que, no obstante, no se cerró con un acuerdo, lo que impactó en el peso mexicano y puso en alerta mercados y analistas. Las exportaciones automotrices mexicanas, que en su mayor parte van hacia Estados Unidos, son la principal fuente de divisas del país azteca, recordó la agencia Efe.