El Senado rechazó la actitud del presidente Donald Trump  (Foto: Archivo)
El Senado rechazó la actitud del presidente Donald Trump  (Foto: Archivo)

El Senado de la República rechazó este miércoles las constantes amenazas de cerrar la frontera del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y apuntó que sus expresiones han provocado en el pasado actitudes xenófobas, han incitado "crímenes de odio" y discriminación contra la comunidad hispana en EEUU.

El presidente de la Junta de Coordinación Política en el SenadoRicardo Monreal, dio a conocer la postura de este órgano legislativo ante los señalamientos de Trump entorno al tema migratorio. 

Al respecto, señaló que las expresiones del mandatario "degradan la histórica amistad" que ha caracterizado la relación bilateral e ignoran el espíritu de cooperación que ha demostrado el Estado mexicano para encontrar soluciones a los retos compartidos entre ambos países.

Donald Trump ha amenazado con cerrar la frontera (AFP)
Donald Trump ha amenazado con cerrar la frontera (AFP)

"En los últimos días el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha emitido diversos señalamientos, tanto desde sus redes sociales oficiales como ante los medios de comunicación, en donde acusa y descalifica tanto al Gobierno de México y los mexicanos como a la comunidad migrante, y amenaza con el cierre de la frontera que ambos países compartimos", dice la carta que se leyó en el Senado y que fue enviada al mismo órgano estadounidense. 

El mensaje también señalaba que "expresiones similares vertidas en el pasado han incitado actitudes xenofóbicas y dado paso a crímenes de odio y discriminación contra la comunidad hispana en Estados Unidos".

Respecto al muro fronterizo que Donald Trump se empeña en construir, la carta dice que "cerrar la frontera entre ambas naciones implica un agravio para la comunidad nacional que reside en México y los Estados Unidos y vulnera la importante relación comercial que existe entre ambos países".

¿A quién le enviaron la carta?

Monreal, quien leyó la carta, señaló que las declaraciones y expresiones de Trump "degradan la histórica amistad que ha caracterizado la relación bilateral e ignoran el espíritu de cooperación" que el gobierno de México ha demostrado siempre para encontrar soluciones a los retos que enfrentan ambos países como resultado de los vínculos tan intensos que hay. 

"En respuesta a ese agravio, el Senado de la República presenta una formal y enérgica protesta y repudia las expresiones vertidas por el presidente Trump", sentencia la carta.

"El Senado respaldará siempre los esfuerzos para formular e instrumentar una política migratoria que dignifique a nuestra región, que promueva el respeto irrestricto a los derechos humanos y que propicie flujos migratorios de manera ordenada y regular", concluyó el documento.

Ricardo Monreal informó que dicho texto, enviado el martes, fue dirigido a los líderes del Senado estadounidense Mitch McConnell y Chuck Schumer, respectivamente.

El político explicó que la cooperación y el entendimiento entre México y Estados Unidos "deben ser los pilares" de nuestra relación bilateral y ambos Senados deben jugar un papel central para garantizarlos.

Marcelo Ebrard dijo que la frontera no se iba a cerrar (Foto: Archivo)
Marcelo Ebrard dijo que la frontera no se iba a cerrar (Foto: Archivo)
Debemos combatir los discursos que buscan dividirnos e impulsar y exaltar todo aquello que nos une y que nos ha permitido progresar como naciones

El día de ayer, el presidente estadounidense afirmó que está preparado "al 100 %" para cerrar la frontera con México, aunque reconoció que su decisión podría tener consecuencias "negativas" en la economía estadounidense.

Horas después, el canciller de México, Marcelo Ebrard, descartó un cierre total de la frontera.

Por su parte, el presidente mexicano, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, advirtió este miércoles que no es conveniente el cierre de la frontera entre México y Estados Unidos.

"No nos conviene a nadie el cierre de la frontera, no es lo más recomendable", dijo López Obrador en su conferencia matutina en la que también se declaró "optimista".