El Cártel opera en Guanajuato (Foto: Especial)
El Cártel opera en Guanajuato (Foto: Especial)

La Fiscalía General de la República (FGR), informó este domingo la detención del presunto operador del Cártel de Santa Rosa de Lima, quien trabajaba como enlace con las autoridades de distintos niveles de gobierno, a quienes supuestamente ofrecía dinero a cambio de información.

En un boletín, la FGR detalló que, en coordinación con personal de la Secretaría de Marina y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), se realizó un operativo en Celaya, Guanajuato, donde se detuvo "a un probable integrante de un grupo delictivo con operación en esa entidad".

El sujeto fue identificado como Agustín "M" y para su detención no fue necesaria el uso de la violencia ni afectación a terceros. Además fue hecho con pleno respeto a sus derechos humanos, según el comunicado.

En el inmueble se incautaron un arma de fuego, diversas dosis de narcóticos, equipo de telefonía y documentos.

"El detenido, junto con lo asegurado, quedó a disposición del Ministerio Público Federal, especializado en investigación de delincuencia organizada, a fin de determinar su situación jurídica", concluyó el texto.

De acuerdo con medios locales, el detenido responde al nombre de Agustín Medina Soto, mejor conocido como "El Agus", un importante operador del Cártel de Santa Rosa de Lima, que controla el negocio de robo de combustibles en Guanajuato, donde se encuentra una de las refinerías de México.

Medina trabajaría como enlace entre el cártel y las autoridades y daba sobornos a distintos funcionarios públicos a cambio de información.

De esta manera, el detenido se considera una persona de confianza de José Antonio Yépez, alias "el Marro", líder de esta banda de huachicoleros. Además, Medina estaría relacionado con el tráfico de drogas a pequeña escala y la extorsión.

La lucha contra el robo de combustible 

El Cártel Santa Rosa de Lima opera en Guanajuato (Foto: Archivo)
El Cártel Santa Rosa de Lima opera en Guanajuato (Foto: Archivo)

Desde que asumió la presidencia el 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador inició la lucha frontal al robo de combustible reforzando con miles de efectivos la seguridad en los oleoductos y cambió el modelo de suministro de Petróleos Mexicanos (Pemex) a las gasolineras desde finales del mismo mes. 

Esto llevó al cierre de ductos y a una crisis de desabastecimiento durante varios días en varios estados del país que se ha solucionado, aunque sigue a menor escala el robo de gasolinas.

En Guanajuato, a inicios de marzo comenzó un fuerte operativo de fuerzas de seguridad que provocó que en varios municipios de este estado (uno de los más violentos del país), se produjeran bloqueos carreteros con vehículos quemados para impedir la detención del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.

El sábado 9 de marzo, un comando irrumpió en un bar de Salamanca, donde se ubica la principal refinería petrolera del centro del país, asesinando a 15 personas, entre estas algunos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), organización con quien disputan el control del robo de combustibles.

Con información de EFE