Las remesas son la principal fuente de divisas para México, por arriba del petróleo y las exportaciones. (Foto: Archivo Infobae)
Las remesas son la principal fuente de divisas para México, por arriba del petróleo y las exportaciones. (Foto: Archivo Infobae)

El dinero que los trabajadores mexicanos envían desde el extranjero a México –principalmente desde Estados Unidos– sumó casi 33.480 millones de dólares (mdd) en 2018. Un monto récord que supera el monto de 2017 cuando las remesas ascendieron a 28.771 mdd.

La cifra del año pasado coloca a las remesas como la principal fuente de divisas para México, por arriba de la venta de petróleo, que significó para ingresos por 30.572 mdd.

Ese es el peso de las remesas para la economía nacional. No obstante, los trabajadores migrantes mexicanos tienen que pagar altas comisiones a los bancos por las transferencia que hacen desde el extranjero.

Por esta razón, el 1 de febrero pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que Bansefi –una banca de desarrollo que convertida ahora en Banco del Bienestar– servirá para el envío de dinero desde el exterior, y no sólo para la dispersión de los recursos de programas sociales.

La medida sin duda afectaría el mercado de la banca comercial, las agencias y tiendas de servicio que cobran comisión por el envío de dinero, pues las transferencias concentran 98.7% del total de las remesas.

Rabindranath Salazar, titular del Banco de Bienestar (o Bansefi), explicó que la intención precisamente es terminar con los abusos que padecen los trabajadores migrantes al enviar dinero a sus familias en México.

"Lo que buscamos es que las tarjetas de Bansefi también puedan utilizarse en el exterior y tenemos ya un plan con la Secretaría de Relaciones Exteriores y con el Instituto de Mexicanos en el Exterior para apoyar a nuestros paisanos", dijo el funcionario al diario Reforma.

Salazar insistió en que las comisiones que las instituciones financieras privadas cobran son excesivas. Por eso, el gobierno federal quiere "generar un plan para ayudar a los paisanos, terminar con el tema de las comisiones y de los abusos".

La medida favorecería a familiares de los migrantes, pues 86.4% de las remesas sirven para la manutención de al menos 1.4 millones de familias mexicanas que utilizan esos recursos para consumo básico.

De manera paralela, el Banco de Bienestar ampliará su cobertura en el país, pues a las 430 sucursales que actualmente opera sumará 200 en municipios que no cuentan con servicios financieros.

La intención, según Salazar, es llegar a 7,000 puntos de atención con la ayuda de infraestructura de instituciones financieras como Banco Azteca, Banorte y hasta Banjército.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: