(Guillermo Arias / AFP)Migrantes centroamericanos atravesando la frontera mexicana, desde Tijuana a San Diego durante año nuevo.
(Guillermo Arias / AFP)Migrantes centroamericanos atravesando la frontera mexicana, desde Tijuana a San Diego durante año nuevo.

Alrededor de 100 migrantes centroamericanos trataron de cruzar la frontera desde México a los Estados Unidos durante la víspera de Año Nuevo.

Los integrantes del grupo se encontraban entre los 1.5oo migrantes que decidieron permanecer en Tijuana después de que gran parte de los viajeros de la caravana de hondureños se dispersara o se rindiera.

(Guillermo Arias / AFP)
(Guillermo Arias / AFP)

Alrededor de las 08:00 pm del lunes, un periodista de la Agencia France-Press (AFP) observó cómo algunos centroamericanos se reunieron en un área llamada "Playas de Tijuana", en la Costa del Pacífico. Los migrantes a menudo usan esta localización como punto de partida para tratar de escabullirse a través de la frontera.

Allí, el borde fronterizo está marcado por cercas y una gran placa vertical que sobresale en el mar, para evitar que se atraviese a nado el paso. Del otro lado, los agentes se movilizaban y se preparaban para evitar el posible intento de los migrantes de acceder a Estados Unidos de manera ilegal.

(Guillermo Arias / AFP)
(Guillermo Arias / AFP)

Al caer la noche, cuando la gente celebraba a ambos lados de la frontera la víspera de Año Nuevo, los migrantes aprovecharon la oscuridad e intentaron cruzar el paso escalando las vallas. Entonces, las autoridades fronterizas arrojaron dos bombas de humo para dispersar y contener a los centroamericanos.

Entre las personas que intentaron pisar suelo estadounidense se encontraban adultos, mujeres con niños pequeños y adolescentes. Tras la primera acometida frustrada, parte de los migrantes permaneció cerca de la frontera. Otros arribaron al lugar en ese momento y se unieron a ellos.

(Guillermo Arias / AFP)Migrantes centroamericanos atravezando la frontera mexicana, desde Tijuana a San Diego durante año nuevo.
(Guillermo Arias / AFP)Migrantes centroamericanos atravezando la frontera mexicana, desde Tijuana a San Diego durante año nuevo.

Poco después del inicio de 2019, docenas de migrantes se pararon en una colina desde donde podían ver a los agentes estadounidenses, que los vigilaban de cerca. Cuando los individuos que conformaban este grupo trataron de emprender un segundo intento, las autoridades estadounidenses les dispararon gases lacrimógenos, según apuntó un fotógrafo de AFP.

Los migrantes formaron parte de una caravana que salió de América Central en octubre y viajó 4.300 kilómetros a Tijuana, México, con la esperanza de llegar a los Estados Unidos y solicitar asilo. Muchos huían de la violencia de pandillas y de la pobreza que asola a Honduras.

(Guillermo Arias / AFP)
(Guillermo Arias / AFP)

Llegaron a Tijuana a principios de noviembre y hoy todavía quedan unos 1.500. El resto solicitó ser transportado de regreso a casa o se dispersó por otras partes de México.

Su intento por cruzar la frontera ocurrió la misma noche en que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, insistió que México pagará por el muro.  

"México pagará por el muro a través de los muchos miles de millones de dólares que EEUU está ahorrando a través del nuevo Tratado Comercial, el USMCA (T-MEC) que reemplazará al horrendo tratado NAFTA (TLCAN) que tanto ha dañado a nuestro país. México y Canadá también prosperarán. ¡Es bueno para todos!" escribió el mandatario.

Estados Unidos se encuentra en la actualidad sumido en un cierre parcial de gobierno, decretado después de que el pasado 22 de diciembre los legisladores rechazaron financiar los 5 mil millones de dólares que Trump exige para la construcción del muro en la frontera sur.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: