Ciudad de México es un lugar donde cada vez que salimos a la calle encontramos en cada puesto de periódicos las desgracias violentas que les ocurrieron a los "otros".

El amarillismo y el morbo están en todas partes. Pero también está la realidad que muchos prefieren ignorar. Como escribió el periodista Luis Hernández Navarro, "las primeras planas de los periódicos reproducen, lisa y llanamente, lo que acontece en las plazas públicas y en los sótanos del país. No inventan, reflejan."

La realidad es que desde hace tiempo la violencia se convirtió en algo rutinario, quizá hasta aburrido. Incluso cuando se muestra tal cual es, sin censura.

A lo largo del 2018 ocurrieron una infinidad de casos violentos en la capital mexicana que estremecieron a la opinión pública.

Desde accidentes de tránsito en los que un solo descuido provocó la muerte de 10 personas; las salvajes y perturbadoras ejecuciones del narcotráfico; crímenes familiares que conmocionaron por su naturaleza insólita y pocas veces vista; hasta llegar al episodio de una pareja de asesinos en serie que fueron considerados como los más sanguinarios en lo que va del siglo.

Aunque se trataron de considerar los casos que más impacto causaron, hubo muchos otros que no fueron contemplados por razones de espacio.

A continuación, te presentamos algunos de los episodios violentos que hicieron estremecer a la capital mexicana durante 2018:

La tragedia de los niños de Tláhuac

Foto: Especial
Foto: Especial

Un domingo que parecía ser como cualquier otro se convirtió en el escenario de una tragedia de grandes dimensiones. Un vehículo en el que viajaban a toda velocidad 9 niños, casi todos de nivel secundaria, volcó en una carretera de la alcaldía de Tláhuac antes de estrellarse contra un árbol.

El automóvil, un Pontiac negro, era conducido por un niño de 12 años que lo tomó sin permiso de sus padres. Cinco de sus compañeros murieron y otros tres quedaron heridos. Sólo él y otro menor resultaron sin lesiones graves. La noticia escandalizó a la población después de que se filtraron las imágenes perturbadoras del accidente.

Foto: Especial
Foto: Especial

Los padres del niño responsable, quien no fue encarcelado debido a su corta edad, dejaron a su hijo solo con el problema en los días posteriores. La razón fue porque tenían miedo de las represalias. Como consecuencia el niño sufrió estrés postraumático, depresión, ansiedad, tristeza y sentimiento de culpa.

La mayoría de los menores que viajaban en el vehículo vivían en el pueblo de Santa Catarina Yecahuízotl, al sur-oriente de la capital mexicana.

Accidente de Tráiler en Puerta Santa Fe

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial

A las 19:09 horas del martes 7 de noviembre un tráiler que viajaba a 166 kilómetros por hora se estrelló contra una decena de vehículos que estaban detenidos en la autopista México-Toluca. El aparatoso accidente dejó como resultado 10 personas muertas y 17 lesionados.

El camión era conducido por una mujer que al principio dijo que se había quedado sin frenos. Sin embargo, las investigaciones de las autoridades determinaron que el vehículo no tenía ninguna falla mecánica y concluyeron que a la conductora le faltó destreza para controlar la unidad.

En la audiencia inicial una juez de control determinó vincular a proceso a la mujer por los delitos de homicidio y lesiones culposas.

El Ministerio Público informó que la conductora condujo el tractocamión sin el deber de cuidado que le era necesario atender y sin la suficiente capacidad técnica, pues algunas víctimas mencionaron que nunca tocó el claxon ni dio señales con las luces.

Las investigaciones del caso concluirán el 10 de mayo de 2019. Durante ese tiempo, la mujer permanecerá bajo prisión preventiva justificada.

Los desollados de Tlatelolco

Los cuerpos en pedazos aparecieron sobre el asfalto de la avenida Insurgentes (Foto: Especial)
Los cuerpos en pedazos aparecieron sobre el asfalto de la avenida Insurgentes (Foto: Especial)

La mañana del domingo 17 de junio Ciudad de México despertó con una noticia que evidenció la nueva realidad del narcotráfico. Los restos de dos hombres que habían sido torturados y cortados en pedazos fueron tirados sobre el puente vehicular de Nonoalco, al norte de la capital.

Los autores del ataque colgaron una manta en la parte alta del puente. En ella apareció la foto de la persona a la que iban dirigidas las amenazas: Jorge Flores Concha, alias "El Tortas", líder de la Fuerza Anti-Unión.

La manta apareció colgada del puente donde abandonaron los restos
La manta apareció colgada del puente donde abandonaron los restos

Más tarde las víctimas fueron identificadas y se supo que la mitad de los restos humanos pertenecían a Alfonso Delgado Pérez (32), un hombre que había ingresado a prisión en 2009 por el delito de robo de vehículos. Según los medios locales, semanas antes de que fuera arrojado en pedazos había sido reclutado por la organización de "El Tortas".

Así aparecieron los restos al amanecer en la Ciudad de México
Así aparecieron los restos al amanecer en la Ciudad de México

La segunda víctima era José Francisco de Jesús Oropeza, un joven de 19 años que antes de formar parte de la "Fuerza Anti-Unión" se dedicaba a asaltar transeúntes y automovilistas. Sus familiares lo reportaron como desaparecido 48 horas antes de que aparecieran sus restos. Era su cumpleaños cuando desapareció.

El pasado miércoles 19 de diciembre agentes de la Fiscalía de Homicidios detuvieron al dueño de uno de los automóviles que fueron arrojar los cadáveres desmembrados. El detenido fue identificado como Marco "N", quien presuntamente es uno de los líderes de la Unión de "El Betito" y jefe de narcomenudistas en la exclusiva zona de Polanco.

Los mariachis asesinos

Las autoridades revisan los cuerpos en la escena del crimen. (Gentileza Excelsior)
Las autoridades revisan los cuerpos en la escena del crimen. (Gentileza Excelsior)

No se puede olvidar la matanza de Garibaldi. La noche en la que un grupo de sicarios se disfrazaron de mariachis para ejecutar a sus víctimas en la emblemática plaza de la capital mexicana, sin importarles que en el lugar hubiera una multitud de turistas y civiles.

El ataque ocurrió en uno de los tantos bares que hay en el lugar, específicamente una "chelería", en donde murieron 6 personas -incluidas las dueñas del local-y otras 11 resultaron heridas.

Los agresores llevaban estuches para guardar instrumentos, en cuyo interior escondieron las armas de grueso calibre que usaron para asesinar a sus víctimas. La balacera dejó regados más de 50 casquillos.

Las autoridades y expertos en el tema volvieron a poner el ojo en los grupos criminales antagónicos que protagonizaron el episodio de los descuartizados: La Unión y la Fuerza Anti-Unión.

Sin embargo, según informó el diario mexicano El Universal, la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJCDMX) todavía no tiene avances significativos en la investigación. De hecho, se habla de que ni siquiera han establecido el móvil de la agresión.

Los cuerpos de las personas que fallecieron en el lugar (Foto: @alertasurbanas)
Los cuerpos de las personas que fallecieron en el lugar (Foto: @alertasurbanas)

Aunque en teoría ya están identificados los "mariachis asesinos", las autoridades sólo han detenido a uno de los presuntos implicados. El sujeto fue identificado como "El Rata", pero ni siquiera hay certezas de que esa persona haya participado en el ataque de la noche del viernes 14 de septiembre.

Al margen de todo eso, una de las víctimas que sobrevivieron a la matanza de Garibaldi fue ejecutada el pasado 12 de diciembre mientras daba un paseo en su silla de ruedas. Sus enemigos no le dieron chance ni de recuperarse.

Después de 22 años, descubren que su madre nunca se había ido

La barda en la que apareció un esqueleto (Foto: Especial)
La barda en la que apareció un esqueleto (Foto: Especial)

El 4 de agosto de 1996 fue la última vez que Luis Enrique Hernández García y sus hermanas vieron a su madre, la señora Cristina Aguilar.

Estos hermanos que viven en el barrio San Juan, en la delegación Xochimilco, siempre pensaron que su madre los había abandonado para huir con su padrastro Ernesto López.

Los dos desaparecieron aquel día y a pesar de haber dado aviso a la policía, nunca volvieron a saber nada de ellos. Pasó el tiempo y los hermanos siguieron su vida.

La zona en la que desapareció Cristina
La zona en la que desapareció Cristina

Luis Enrique nunca abandonó la casa en la que había visto a su madre por última vez. Ahí se casó y tuvo hijos, pero como una de sus hermanas decidió regresar, fue necesario hacer algunas adecuaciones a la vivienda.

Mientras albañiles realizaban la ampliación de una recámara, encontraron en la barda del patio de la casa un esqueleto que tenía restos de la ropa que vestía la madre la última vez que fue vista por sus hijos. 

Los hermanos Hernández García relataron al Ministerio Público que el día de la desaparición de su madre, el padrastro, entonces de 66 años, les dijo que había ido a una plática religiosa para ver detalles de la primera comunión de los niños.

Pero tres días después, como no aparecía, con ayuda de familiares interpusieron una denuncia por su desaparición. Desde entonces no volvieron a saber nada del hombre y crecieron con la idea de que habían huido juntos.

Caso Nativitas

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

La noche del martes ocurrió un asesinato que estremeció a la capital mexicana. En una casa vieja de la colonia Nativitas, en la alcaldía Benito Juárez, un niño de 12 años aprovechó que todos estaban dormidos para asesinar a su medio hermano. La noticia dejó helado a más de uno cuando la policía reveló el estado del cuerpo: 10 puñaladas y una cortada de 15 centímetros en el cuello.

El único adulto que se encontraba en el domicilio era María de Lourdes (42), una señora que había sido contratada para el cuidado de los 5 niños que habitaban el lugar. En ese momento la mamá estaba en Puebla, a hora y media de la Ciudad de México, y su pareja, un reconocido pintor mexicano, se encontraba en una casa donde sólo dormían él y su esposa.

Extraoficialmente se habló de que en la familia había un hogar para las figuras paternas y otro para los niños. La razón, explicada durante la interpelación en el Ministerio Público, sería porque el artista mexicano necesitaba un espacio de paz y tranquilidad para producir sus pinturas.

El homicidio ocurrió en la colonia Nativitas, delegación Benito Juárez (Foto: Especial)
El homicidio ocurrió en la colonia Nativitas, delegación Benito Juárez (Foto: Especial)

Trascendió que el menor asesinado era el único hijo del reconocido artista visual. El resto de los niños ya habían nacido cuando el señor embarazó a su esposa por primera vez.

Sin ningún perfil psicológico, ni mayor información al respecto, los noticieros decidieron cerrar el caso basándose en la confesión del presunto asesino durante el interrogatorio: habría matado a su medio hermano por "celos".

El Monstruo de Ecatepec

La pareja feminicida de Ecatepec enfrenta hasta ahora cargos por el asesinato de una sola mujer. (Foto: Fiscalía del Estado de México)
La pareja feminicida de Ecatepec enfrenta hasta ahora cargos por el asesinato de una sola mujer. (Foto: Fiscalía del Estado de México)

Aunque este caso no ocurrió exactamente en Ciudad de México, sin duda fue el más mediático y perturbador en todo el 2018.

La pareja conformada por Juan Carlos y Patricia "N", quienes vivían con sus cuatro hijos pequeños, fue acusada de torturar y asesinar a casi una veintena de mujeres durante un período de siete años.

En su confesión, Juan Carlos detalló el asesinato de 11 mujeres, aunque aseguró que fueron más.

La pareja engañó a sus víctimas de muchas formas para que ellas solas decidieran entrar a la casa.

Altar frente al domicilio donde encontraron restos de mujeres víctimas de la pareja feminicida. (Foto: Especial Twitter)
Altar frente al domicilio donde encontraron restos de mujeres víctimas de la pareja feminicida. (Foto: Especial Twitter)

Juan Carlos confesó que tenía un odio especial hacia las mujeres. Un supuesto abuso sexual cuando era niño y una decepción amorosa serían las razones de su rabia, según sus propias explicaciones.

Varios de los asesinatos ocurrieron a la luz del día, en el baño de una vecindad ubicada en uno de los municipios urbanos más pobres de todo el país.

Algunos restos fueron guardados en botes y refrigeradores, otros fueron vendidos en el mercado negro (para santería) y otros, según la declaración de Patricia, fueron cocinados y engullidos por ellos mismos.

"Juan Carlos le cortó un cacho de carne de la pierna derecha, fileteándola, sacando cuatro bisteces y yo hice carne asada y comimos de ahí mi esposo y yo", detalló la mujer cuando las autoridades le preguntaron cómo ocurrió el primer asesinato.

Otros restos de mujeres fueron tirados en un terreno baldío de la colonia Jardines de Morelos, que más tarde se volvió también un altar en honor a todas las víctimas que fueron asesinadas en el municipio más peligroso para ser mujer.

Hacía allí se dirigía la pareja el día que fueron capturados. La policía los tenía en la mira por la desaparición de 3 mujeres en los últimos días. Llevaban una carriola con restos humanos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: