Vestidos con uniformes de una empresa repartidora, tres hombres engañaron a los guardias de seguridad de un hospital público del municipio de Ixmiquilpan, en el estado de Hidalgo, y robaron una máquina expendedora de refrescos luego de desmontarla a la vista de todo el mundo.

Con la máquina en su poder, los asaltantes huyeron del lugar en una camioneta Mazda tipo pick up, color blanco, con placas del estado de México.

Sin embargo, cámaras de seguridad pública detectaron el vehículo cuando circulaba por el bulevar Santa Catarina, de la ciudad de Pachuca, con rumbo a la carretera a la ciudad de México.

Las cámaras de seguridad detectaron el vehículo en su huida.
Las cámaras de seguridad detectaron el vehículo en su huida.

Policías de la Agencia de Seguridad Estatal alcanzaron el vehículo en el municipio de Tizayuca, a la altura del Club Rotario, donde aseguraron el vehículo y detuvieron a sus ocupantes.

Al lugar acudió un representante de la empresa propietaria de la máquina, quien aseguró que los tres detenidos no trabajan para la firma. Todos fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes para deslindar su responsabilidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: