Jack Ryan y un análisis sobre lo que está pasando en Venezuela

Jack Ryan es un personaje del universo de espías creado por el novelista Tom Clancy, que fue llevado al cine en cinco películas protagonizadas por Alec Baldwin, Harrison Ford —en dos oportunidades—, Ben Affleck y Chris Pine. Desde 2018, reapareció en forma de serie a través de Amazon Prime Video, personificado por John Krasinski.

Ryan es un ex marine que se convierte en profesor de historia civil en la Academia Naval de los Estados Unidos, y luego se une a la CIA como analista. Sin embargo, se involucra tanto en los delitos trasnacionales que investiga que termina convirtiéndose en un agente de campo y, consiguientemente, en una figura de acción.

En la primera temporada, que se estrenó el 31 de agosto de 2018, el eje de las investigaciones de Ryan es el terrorismo yihadista. Como la serie tuvo mucho éxito, Amazon decidió hacer dos temporadas más.

Este jueves se estrenó la segunda, que transcurre en gran medida en Venezuela, aunque muchas de las escenas fueron grabadas en Colombia. En el primer episodio, llamado “Cargo”, Ryan está al frente de una clase, contando algunos pormenores de lo que ocurre en Venezuela, con datos que tienen un asombroso parecido con la realidad, aunque el dictador se llama Nicolás Reyes en lugar de Nicolás Maduro.

Jack Ryan
Jack Ryan

Tras contar que tiene las mayores reservas mundiales de petróleo, afirma que atraviesa “una de las peores crisis humanitarias de la historia moderna” por culpa de Reyes, que en seis años de gobierno pulverizó la mitad de la economía venezolana y subió la pobreza un 400 por ciento. Entonces, explica por qué esa situación de inestabilidad extrema puede ser aprovechada por potencias como Rusia y China para aumentar su poder, por ejemplo, armando al país y amenazando a su mayor rival en la escena internacional, Estados Unidos.

“En las noticias, lo llaman crisis. Pero en el escenario mundial, lo llaman un Estado fallido. Si nunca han escuchado ese término, otros ejemplos de un Estado fallido en la historia reciente son Yemen, Irak y Siria”, dice Ryan en la serie.

“Si esa no fuera una noticia lo suficientemente mala, Venezuela es el único de estos lugares a un alance de 30 minutos de los Estados Unidos para misiles nucleares de nueva generación. No oirán nada de esto en las noticias, porque los mayores jugadores en el escenario mundial no quieren que lo hagan. Para ellos, los gobiernos inestables no son más que la mayor de las oportunidades. Rusia y China nunca podrían ser la mayor amenaza hasta que países como Venezuela dejan la puerta abierta a nuestro propio patio trasero”, agrega el analista.

Una red internacional de contrabando de armas lleva luego a Ryan a la jungla venezolana, donde se realiza una importante entrega de armamento. El agente de la CIA intenta resolver la crisis por vías diplomáticas, pero sus intentos no llegan a buen puerto.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: